La excesiva criptoregulación cambiará la relación de poder en este mercado

0
852

Para nadie es un secreto que las regulaciones de las criptomonedas en 2023, están creando algunas situaciones que cambiarán el eje de influencia del mercado en el futuro cercano, pasando de occidente a Asia nuevamente.

Basta recordar que cuando China comenzó con su política de cero tolerancia hacia las criptomonedas, las empresas y los inversores salieron despavoridos del gigante asiático, pero fueron recibidos con los brazos abiertos en occidente y primordialmente en Estados Unidos, el cual se encontraba liderando la innovación y apoyo a este ecosistema a nivel global.

Sin embargo, la carencia de un marco regulatorio claro y las consecuencias de la quiebra del que fuera en sus mejores días, el segundo criptoexchange más grande del mundo, FTX, llevó a un aumento de las regulaciones contra las empresas del sector, algunas sin una claridad objetiva.

Esa presión regulatoria contra el ecosistema de las criptomonedas ha comenzado a aumentar en Estados Unidos, lo mismo que en otros países de occidente, haciendo que muchas criptoempresas comiencen a buscar países con regulaciones y servicios financieros más amigables hacia las criptomonedas, como es el caso de la Región Administrativa Especial de Hong Kong en China.

En un reciente informe de Bloomberg, este medio dio cuenta de cómo el ZA Bank Limited, el mayor banco virtual de la ciudad de Hong Kong por cantidad de activos, ha informado que ofrecerá servicios de cuentas de criptoactivos y facilitará los intercambios de criptomonedas y tokens por dinero fíat.

Básicamente el ZA Bank, actuará como un banco de liquidación que permitirá que los depósitos de tokens en los criptointercambios autorizados, puedan ser retirados en dólares de Hong Kong, así como también en yuanes chinos y dólares estadounidenses.

Asimismo, el ZA Bank, se encuentra ofreciendo servicios de cuenta a las criptoempresas, para facilitar la conexión de las mismas con el sistema financiero tradicional como una forma de alinearse con los objetivos de los reguladores de Hong Kong, que buscan recuperar su liderazgo en el sector de los criptoactivos dentro del mercado global.

Hong Kong desde hace años había sido uno de los centros financieros y de negocios más relevantes del mundo, llegando a estar en el Top 5 de las jurisdicciones más importantes para crear empresas de criptomonedas, sin embargo, un cambio de curso en las políticas de Pekín, dejaron a la ciudad que posee cierto grado de autonomía, bastante vulnerable en ese sentido.

Pero esto parece haber cambiado desde el año pasado, cuando las autoridades reguladoras de Hong Kong comenzaron a emprender acciones para desarrollar una estrategia más amigable con las criptoempresas, para que estas puedan regresar a la ciudad de nuevo.

Es por ello, que el anuncio del ZA Bank es muy importante para los criptointercambios que actualmente sienten inestabilidad regulatoria en países donde actualmente tienen sus sedes, como Estados Unidos y cualquiera de los países de la Comunidad Europea, donde en este momento existe una clara determinación a regular de forma extrema este ecosistema.

La institución financiera virtual ZA Bank se encargará de brindar cuentas para las criptoempresas locales que estén aprobadas por los reguladores hongkoneses. No obstante, Ronald Iu, CEO de ZA Bank, indicó que este servicio dirigido a criptointercambios, no se ofrecería a los clientes de China continental debido a las restricciones de las autoridades regulatorias del gigante asiático.

El CEO del ZA Bank, agregó que las conversiones entre criptoactivos y moneda fiduciaria están siendo ofrecidas actualmente por sólo dos criptointercambios autorizados por las autoridades de esa Región Administrativa Especial, como lo son HashKey y OSL, pero también estará disponible para todos los criptointercambios que obtengan la licencia hongkonesa.

Lu señaló que “Para las docenas de firmas interesadas, grandes o pequeñas, del extranjero y locales, su principal preocupación es tener un camino para que las cosas funcionen” y el ZA Bank, es la institución financiera que ofrece una solución.

Aquellas empresas que quedaron varadas tras la caída de los bancos estadounidenses amigables con las criptomonedas Silvergate Bank, Silicon Valley Bank (SVB) y el Signature Bank, ahora tendrán un socio financiero estable, que estará a tono con la política de los reguladores hongkoneses de convertir esa región en un centro mundial de criptomonedas.

Y es que las autoridades reguladoras hongkonesas han querido adoptar un enfoque de bienvenida a los activos digitales para recuperar su estatus en el mundo de los criptoactivos. Para ello, tienen en la mira, establecer un régimen de licencias obligatorias, con el objetivo de legalizar el comercio minorista de bitcoin (BTC) y otras criptomonedas en esa Región Administrativa Especial.

La creciente hostilidad de los reguladores de EEUU ha sido evidente mediante acciones de ejecución y la apertura de casos judiciales, como ha ocurrido en el caso del aviso de Wells enviado por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, «por sus siglas en inglés»), contra Coinbase, la demanda contra Ripple y la multa de 30 millones de dólares contra el criptointercambio Kraken.

A esto se suma, la demanda de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos (CFTC, «por sus siglas en inglés»), contra Binance y su CEO Changpeng “CZ” Zhao, así como otros casos más, en los que no hay una claridad regulatoria.

Pero también el duro marco regulatorio en Europa, con la entrada en vigencia de las normativas del Europarlamento sobre las nuevas medidas de la UE contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, las modificaciones de distintos reglamentos para controlar los riesgos bancarios y la directiva y el reglamento de los Mercados en los Cripto-activos o ‘Markets in Crypto Assets’, mejor conocido como MiCA.

Bajo este escenario, no cabe duda que mermará el liderazgo de Estados Unidos en el ámbito de las criptomonedas, ya que la propia firma privada de capital de riesgo, Andreessen Horowitz (a16z), así mismo lo ha anticipado en una publicación de su blog, donde explicó que la poca claridad regulatoria obstaculiza el crecimiento de Web3 en ese país.

Prohibir nuevos modelos de negocio o tecnologías socava los valores estadounidenses y traslada la innovación y los empleos a otros lugares, afirma a16z.Las empresas legales y sus clientes merecen acceso a servicios financieros y protecciones legales, desde relaciones bancarias hasta privacidad de datos” dice el informe de la firma privada de capital de riesgo.

Adicionalmente, organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los bancos centrales del mundo, también tienen en la mira al ecosistema de las criptomonedas, y han comenzado a insinuar acciones contra los emisores de stablecoins.

En ese sentido, este martes Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra (BoE, «por sus siglas en inglés»), en un discurso ante el Instituto de Finanzas Internacionales (The Institute of International Finance) en Washington, dijo que las stablecoins deberían estar reguladas como el dinero interno de los bancos, ya que “no tienen un valor asegurado” y el público “espera por un valor asegurado” en el dinero digital.

Aunque es cierto, que parte de esta nueva etapa de caos regulatorio busca atender la necesidad de reforzar la protección al consumidor y las normas de cumplimiento, tras el colapso de algunas criptoempresas en 2022, su impacto en el ecosistema de criptoactivos perjudicará la posición de algunos países que lideran la innovación en el sector.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.