Las criptomonedas están cambiando a Hong Kong

0
1078

Casi todos hemos escuchado hablar de Hong Kong, por ser el quinto centro financiero más importante del mundo. Aunque goza de cierta autonomía, en los últimos años las políticas del gobierno central chino, han limitado de cierta manera esta independencia financiera.

La autonomía de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, está garantizada por el estatuto de la Ley Básica, el cual tiene como fecha límite de vigencia el año 2047. Sin embargo, esta autonomía ha sido erosionada y debilitada mucho antes de eso.

Las políticas del Partido Comunista de China (PCCh), que rigen para China continental interfieren cada vez más en asuntos hongkoneses, limitando las libertades económicas y financieras entre otras, por lo que en los últimos años, esa región ha perdido relevancia en este sector.

El principio de “un país, dos sistemas”, debería garantizar al menos hasta el año 2047, un nivel de independencia política y económica con China continental, que le permita dirigir sus propias reglas, en el sistema financiero y en la economía local.

Sin embargo, las relaciones entre Hong Kong y el gobierno central en Pekín, son extremadamente complejas y cambian constantemente. De allí que, desde hace un año las autoridades financieras hongkonesas, vienen señalando la llegada de una apertura hacia las criptomonedas, en contraste con las políticas de Pekín.

Y es que Hong Kong, ha estado intensificando sus esfuerzos para alcanzar la China continental en lo que respecta al desarrollo de su propia CBDC, pero también para ponerse a la par de otras jurisdicciones con las recientes regulaciones del comercio de criptoactivos.

Cabe recordar, que China continental, lleva más de un año experimentando con el yuan digital (e-CNY), con un número limitado de bancos y ciudadanos. Debido al éxito de la primera etapa, las autoridades chinas decidieron expandir el programa piloto a más ciudades en el país.

Pero Hong Kong, no piensa quedarse atrás. Desde el año pasado, esta región comenzó a explorar también la emisión de su propia CBDC. Y el pasado mes de septiembre, la Autoridad Monetaria de Hong Kong (HKMA) «por sus siglas en inglés» señaló que se estaba preparando para probar una versión digital del dólar de Hong Kong (e-HKD) en los próximos meses.

El estado de su desarrollo, se encuentra tan avanzado, que la autoridad monetaria informó que ya participó en pruebas de transacciones transfronterizas de CBDC, con el Banco Popular de China y los bancos centrales de Tailandia y los Emiratos Árabes Unidos.

La semana pasada, se informó que la HKMA en colaboración con el BIS Innovation Hub Hong Kong Centre y el Hong Kong Applied Science and Technology Research Institute (ASTRI) «por sus siglas en inglés», han producido un prototipo de la próxima moneda digital del banco central de Hong Kong bajo el nombre Proyecto Aurum que funcionará paralelo al Proyecto mBridge.

El proyecto de CBDC Aurum, es un sistema de moneda digital de banco central que comprende un sistema interbancario mayorista y un sistema de monedero electrónico minorista, explica el informe del BIS.

Mientras que el Proyecto mBridge que la HKMA informó, es un sistema diseñado específicamente para pagos transfronterizos de valor real y transacciones de cambio de divisas, que conectan a las economías de los países involucrados a través de una CBDC.

No obstante, todo esto pasaría como algo usual, sino fuera por el hecho que ahora, las autoridades monetarias de Hong Kong, están considerando permitir que los Exchanges de criptomonedas y otros intermediarios vendan directamente a los inversores minoristas sus criptoactivos, de acuerdo a lo informado ayer por Bloomberg.

Y es que las autoridades hongkonesas, están dando los pasos necesarios para mostrar a las empresas locales, que la ciudad posee una postura oficial independiente a la China continental sobre los criptoactivos en general.

Desde 2018, Hong Kong comenzó a ser testigo de cómo las rígidas políticas del gobierno central chino que fueron impuestas en esa región, abrieron un camino para el éxodo de profesionales y empresas Fintech de la ciudad, por lo que ahora busca recuperarlos y traerlos de vuelta.

Este cambio de postura comenzó a ser notorio en 2021, cuando días antes del evento, The 2021 Hong Kong FinTech Week, que se celebró del 1 al 5 de noviembre de ese año, la Comisión de valores y Futuros (SFC) «por sus siglas en inglés», dijo que “estaban revisando las reglas que rigen las transacciones de criptomonedas”.

Además la SFC señaló que también estaban revisando su postura con respecto “a si los inversores minoristas individuales pueden incursionar en fondos cotizados en bolsa (ETF) con exposición a activos virtuales” sin las limitaciones que hizo imponer Pekín desde 2018.

Estas limitaciones, exigían que las transacciones de criptomonedas a través de fondos o plataformas comerciales estuvieran restringidas sólo para inversores profesionales con al menos ocho millones de dólares de Hong Kong para invertir, equivalentes a un millón de dólares estadounidenses.

En el discurso de la Semana Fintech de Hong Kong, titulado Fintech: Metamorfosis de la industria financiera” pronunciado por la directora ejecutiva adjunta de la SFC, Julia Leung Fung-yee, dijo que “La revisión se lleva a cabo porque ‘los activos virtuales’ se están acercando a las finanzas convencionales”.

Ahora, de acuerdo a Bloomberg, los reguladores financieros de la ciudad de Hong Kong, buscarán establecer un régimen de licencias obligatorias que podría aplicarse a partir de marzo del próximo año, con el objetivo de legalizar el comercio minorista de bitcoin (BTC) y otras criptomonedas.

Aunque la ciudad, no respaldará ningún activo en particular, buscará permitir la inclusión en la lista de criptoactivos permitidos a bitcoin, junto con algunas criptomonedas. Según el sitio de noticias, sugiere que esta apertura del comercio minorista de criptomonedas es solo el comienzo de Hong Kong para tratar de limpiar su ecosistema digital.

Es posible que en el futuro, se agregue el comercio de acciones tokenizadas y otros instrumentos financieros DeFi, a medida que otros países siguen permitiendo que los fondos negociados en bolsa ofrezcan acceso indirecto a activos digitales para instituciones y personas de mayor patrimonio neto.

 “La declaración de política hará que nuestra postura política sobre los activos virtuales sea clara para los mercados globales. También demostrará nuestro compromiso y determinación para explorar innovaciones financieras junto con la comunidad global de activos virtuales”, dijo el secretario de Servicios Financieros y del Tesoro de Hong Kong, Christoper Hui Ching-yu, a un periódico local de Hong Kong.

Pero esos no son los únicos movimientos en el espacio criptográfico en Hong Kong que han llamado la atención, pues Leon Li Lin, el fundador accionista mayoritario del Exchange con sede en Seychelles, Huobi Global, vendió hace unos días atrás, su participación mayoritaria a una firma de inversiones de Hong Kong, según lo informó la misma Huobi en una nota de su blog oficial.

La firma About Capital Management (HK) Co., Limited, adquirió la totalidad de la participación accionaria en Huobi Global que era propiedad de Lin, lo cual es una señal que en la región de Hong Kong, se están preparando para una transformación radical de la política que han mantenido sobre las criptomonedas en los últimos años.

Los inversionistas, llevaban meses expresando sus preocupaciones acerca de las incertidumbres regulatorias y su impacto en el estatus de la ciudad como centro de la industria de las criptomonedas.

Ahora, es posible que con estos anuncios y los cambios por llegar, se estén preparando para una nueva política mucho más amigable que la actual en Hong Kong. En todo caso, habrá que esperar al anuncio de la HKMA en el The 2022 Hong Kong FinTech Week, que se celebrará la próxima semana.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"