Squid Coin la criptoestafa que se montó en una ola de popularidad

0
70

Squid Game ha sido prácticamente una sensación en la plataforma de streaming Netflix, que se convirtió en un fenómeno casi global, por lo que la popularidad de la serie no tiene comparación en este momento.

Aprovechando esta ola de popularidad, un grupo de estafadores lanzó el mes pasado, una nueva criptomoneda de tendencia, que tras alcanzar un precio estratosférico, cayó a cero, luego que sus creadores desaparecieran con $3.38 millones de dólares en fondos de los inversores.

Supuestamente este proyecto llamado Squid Game y su token SQUID, consistía en un videojuego online para ganar criptomonedas, inspirado en la exitosa serie coreana en Netflix, que trata sobre un torneo mortal de juegos para niños de personas en quiebra financiera.

No obstante, aunque Netflix y los productores de la serie en Corea del Sur, desde un principio habían negado cualquier afiliación con los desarrolladores de la criptomoneda, los compradores pensaban que si había alguna afiliación de SQUID, pues en su Web estaba el logo de Netflix.

De hecho, para jugar este videojuego online donde supuestamente podían participar en versiones en línea de los juegos de la serie, se necesitaba el token SQUID para participar o incluso para reiniciarlo después de fallar en alguna etapa.

Luego de varios días cotizándose y siendo un fenómeno en el mundo de las criptomonedas, este lunes, justo cuando el token alcanzó su valor máximo en más de $2.861,80 dólares, sus desarrolladores decidieron pasar a la sombra con el dinero de los inversores.

El token SQUID, se impulsó por el Hype que se creó en torno a la serie de Netflix, apoyándose en campañas de marketing en Twitter y Telegram principalmente.

Por ello, el valor de la moneda aumentó en más del 23.000.000%, pasando de alrededor de $0,01 centavos a $2.861,80 dólares.

Los estafadores detrás de SQUID, abandonaron las cuentas de Twitter y Telegram y desconectaran el sitio Web (cuyo archivo se puede ver aquí), no sin antes hacer una maniobra conocida como “pulled the rug” o ‘tirar de la alfombra’, convirtiendo todo el valor ganado para limpiar.

Este ‘tirón de alfombra’, consiste en que los creadores de tokens de criptomonedas abandonan el proyecto e intercambian monedas virtuales por efectivo real o una “anoncoin” para evitar ser rastreados mientras realizan el intercambio de fondos.

Una vez que los desarrolladores de un proyecto, hacen esta maniobra, se drena la liquidez del mercado. Una vez drenado el Market Cap se lleva el valor de la moneda a cero, dejando a otros inversores a la espera.

El proyecto SQUID fue desarrollado en la Smart Chain de Binance (BSC BEP-20), con el Contrato: 0xF19F21AAF29167EfbbBb514d309A5BA4b501B4e6, emitiéndose un total de: 7,000,000,000,000,000 EATS.

Vale destacar que en este caso, las señales y banderas rojas de que era un timo, estaban por todas partes. En primer lugar, los desarrolladores que figuran en el sitio Web son claramente nombres falsos e imágenes falsas.

De hecho, al realizar una simple búsqueda en Google de cada persona no revela ninguna presencia en la Web. En segundo lugar, las asociaciones enumeradas son demasiado buenas para ser verdad y no se pueden verificar en ningún otro lugar de la Web.

En tercer lugar el sitio Web tenía muchos errores ortográficos y gramaticales, los cuales también se podían observar en sus post de las redes sociales. Igualmente, algunos post en las redes sociales no admitían respuestas o comentarios, lo que a todas luces era una mala señal.

Y por último, quienes se dedicaron a investigar al SQUID desde el comienzo, lograron verificar que más del 90% de los seguidores en Telegram y Discord eran bots comprados, que sólo daban un saludo y un mensaje de aprobación del proyecto, pero no mantenían conversaciones reales.

A pesar de estas señales, hay que destacar que fue una estafa muy bien diseñada y ejecutada. Sin embargo, antes de invertir en proyectos nuevos o desconocidos, e incluso en proyectos establecidos, siempre debe hacer su propia investigación.

En el mundo anglo, posee un principio básico antes de invertir dinero fiduciario o criptográfico en cualquier negocio o proyecto, DO YOUR OWN RESEARCH (DYOR), “Haga su propia investigación”, de esa forma no perderá ni dinero ni tiempo.

Llama la atención que, más allá de que al parecer unas 36.000 personas resultaron afectadas por esta nueva estafa (aunque en el blockchain dice que posee 75,212 holders) y se está haciendo lo posible para seguir el rastro a los estafadores, todavía hay personas que siguen realizando transacciones con SQUID como se puede ver aquí.

Basta con dar una mirada a las últimas transacciones en un explorador blockchain para constatar, que todavía se registran operaciones con SQUID que van desde SWAPS o intercambios a Ether y otros Tokens, hasta transferencias a Wallets.

Sólo el tiempo dirá si será posible dar con los que urdieron esta criptoestafa y si será posible que las personas recuperen parte de su inversión.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.