¿Se podría reemplazar el peso argentino con el bitcoin?

0
1199

La comparación entre el peso argentino y bitcoin es compleja y depende de varios factores. Históricamente, el peso argentino ha experimentado altos niveles de inflación y ha perdido valor frente a otras monedas. Bitcoin, por otro lado, es conocido por su volatilidad, lo que significa que su valor puede fluctuar significativamente en períodos cortos. En términos de estabilidad, ninguna de las dos opciones es ideal. 

El peso argentino es la moneda de curso legal en Argentina y es ampliamente aceptado dentro del país para transacciones de la vida diaria.

Pero es sabido que, para operaciones de grandes sumas de dinero como la compra venta de inmuebles esta moneda local no funciona. Bitcoin, por otro lado, es una criptomoneda descentralizada que no está respaldada por ningún gobierno y su aceptación puede variar según la ubicación y las políticas de los comerciantes. 

Entonces, el bitcoin o el Peso argentino, es dinero? Desde BAG -compañía de tecnología blockchain que ofrece herramientas diseñadas especialmente para el arte y la cultura-, el CEO Martín González, remarca que este debate no tiene demasiada relevancia.

“La concepción tradicional considera que el dinero debe servir como medio de cambio, unidad de cuenta y depósito de valor. La volatilidad de bitcoin genera dudas y debates sobre el cumplimiento de estos requisitos»

«Personalmente creo que no tiene mucho sentido cuestionarnos si bitcoin es dinero o no porque su principal atributo es el de resguardo de valor y los incentivos del protocolo van en ese sentido y no en el de usarlo de forma transaccional cotidiana. De hecho creo que es mucho más poderoso como activo de crédito que como dinero”, opina.

Y al momento de hablar del peso argentino, expresa: Si nos referimos a la definición estricta, es claro que el peso argentino no cumple con el requisito de ser un depósito de valor (desde 1992 redujo su valor en un 99,7%). Al ser la moneda de curso legal en el país, su uso es forzoso para la celebración de contratos e intercambio de bienes y servicios, por lo que sí es dinero o no es una discusión sin mucha importancia desde el punto de vista semántico”.

Pero entonces, ¿se podría reemplazar el peso con el bitcoin? La respuesta no está clara. Pero algunos expertos nos brindan puntos de vista que pueden servir para aclarar el panorama.

Desde Koibanx -compañía líder en tokenización financiera utilizando tecnología blockchain-, el CEO Leo Elduayén explica: Aunque puede ser considerado como medio de intercambio, es importante tener en cuenta las diferencias significativas de bitcoin con las monedas fiduciarias. Los bitcoiners nos autodefinimos como ´holders´, es decir que no vendemos nuestros bitcoins«

«Tenemos una tendencia muy grande a refugiarnos en el bitcoin y a que cada vez más gente lo haga. Desde esa conceptualización, sumado a la evolución de otras tecnologías que han sido superadoras a bitcoin a la hora escalar y programar transacciones, el bitcoin ocupará por muchos más años este espacio de ´Fly to quality´ en el mundo financiero no solo crypto, sino tradicional. Esto es particularmente cierto y útil para el mercado argentino, pero igual de válido para el mercado mundial”.

¿Cuáles son las principales diferencias entre ambas?

El peso argentino está sujeto al control y regulación del gobierno argentino, lo que puede tener ventajas y desventajas en términos de estabilidad y control económico. Bitcoin, por otro lado, es una moneda digital descentralizada que opera independientemente de los gobiernos y las instituciones financieras, lo que puede proporcionar cierta protección contra la intervención gubernamental, pero también puede presentar desafíos regulatorios.

Por otra parte, la moneda argentina es más líquida en el contexto de su territorio, ya que se utiliza ampliamente para transacciones cotidianas y tiene una infraestructura financiera establecida. Bitcoin es menos líquido en términos de su aceptación generalizada y la disponibilidad de lugares donde se puede utilizar directamente, pero permite transacciones internacionales que el peso no lograría.

Con respecto al primer punto, Elduayén reflexiona, “Aunque la ideología que impulsó el inicio del mundo crypto tuvo un sesgo marcadamente anti bancario, en la actualidad se ve que cada vez hay más sinergias entre los participantes de los dos sectores. Por ello, se empieza a notar la integración de lo mejor de los dos mundos con bancos y empresas tecnológicas operando bajo las garantías del marco regulatorio del sector bancario tradicional y aplicando la innovación que trae esta fusión. Un ejemplo son las stablecoins que muestran la unión de lo que son el mundo financiero tradicional y el ecosistema crypto”.

Koibanx fue una de las compañías que estuvo presente en la implementación del bitcoin y la infraestructura blockchain para el Gobierno de El Salvador. Eso nos ha dejado muchos aprendizajes sobre cuáles son las ventajas y desventajas de que un país adopte las criptomonedas y nos ha abierto la puerta a entender las distintas formas y matices para adoptarlo, subrayó el CEO de la firma.

“Salvando las particularidades de El Salvador, que es un país que tiene el dólar como moneda de curso legal y por ende un costo de oportunidad relativamente bajo (al menos en comparación a países cuya emisión monetaria depende de ellos mismos), sí creemos que todos los países y economías se beneficiarían de la inclusión de las criptomonedas y la tecnología Blockchain en el seno de su infraestructura financiera”, dice Elduayén.

Sin embargo, dice que, probablemente no para todos los países convertir el bitcoin en moneda de curso legal sea el mejor camino, pero se puede que crear una CBDC (Central Bank Digital Currency) o bien promover la infraestructura para que la moneda nacional se digitalice y se convierta en interoperable con las criptomonedas”. 

“O tal vez no venga por el lado de la moneda, sino por el lado de tokenizar (representar digitalmente activos del mundo real en la Blockchain) para que su intercambio y dinamismo sea la mejor opción (ej: “Blockchainizar” la bolsa de valores)”, piensa.

Guillermo Escudero, gerente Regional de Argentina y Alianzas Estratégicas de Cryptomarket -plataforma de exchange de criptomonedas-, piensa que es difícil considerar “dinero” a bitcoin y también al peso argentino, dado que no cumplen con un requisito: “ser reserva de valor”.

Luego añade: “Podemos discutir acerca del concepto de bitcoin como valor, dado que es importante diferenciar entre precio y valor. Lo que podemos encontrar en esta nueva tecnología como bitcoin es que posee valor, no solo por su caso de uso global y aceptado, sino también por su disrupción respecto de su gobernanza y forma de emisión -conocida como minería- lo cual implica la participación de varias computadoras que disputan por resolver un acertijo en orden de ganarse una determinada cantidad de bitcoin a cambio de escribir un bloque que contiene las transacciones de los últimos 10 minutos, y lo comparte con el resto de los participantes quedando escrito en la blockchain dichos movimientos y haciendo que automáticamente esto se refleje en toda la comunidad de participantes y existiendo un consenso en el sistema global de Bitcoin”.

Desde Bitwage -la plataforma pionera en pago de honorarios en criptomonedas y dólares digitales más elegida por los trabajadores, freelancers y exportadores de servicios-, Ramiro Raposo, que se desempeña como VP of Growth, pone énfasis en su perspectiva: “Bitcoin ya es considerado una especie de dinero por mucha gente, y utilizado como medio de cambio y una forma de conservar el valor de nuestro dinero. No sé si llegará a ser aceptado mundialmente como hoy lo es el dólar, de eso no estoy seguro ya que el problema de bitcoin es la volatilidad, que hace difícil utilizarse como un medio de intercambio estable”.

“Si bien el peso argentino es más volátil y por momentos nos hace pensar que en cualquier momento esta moneda ya no nos servirá, la realidad es que sigue siendo utilizada como medio de intercambio de bienes. Es un concepto muy complicado, ya que esta moneda está inculcada por un gobierno hacia el pueblo y no al revés, como en el caso de bitcoin”.

Y luego finaliza: Hoy en día se utilizan mucho las stablecoins como forma de dinero. Se está viendo mucha demanda de éstas como el DAI o el USDT, por lo que ya muchos gobiernos están investigando para crear sus propias monedas digitales. Lo que no me cabe dudas, es que las criptomonedas están acá para quedarse”.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.