El Ministerio de Hacienda ruso propone obligar a los exchanges y a los inversores criptográficos a informar de las transferencias de divisas digitales a la autoridad fiscal, según lo reportado por medios de comunicación locales, cómo Kommersant.

Rusia vive desde hace unos años una crisis económica, que pone presión sobre el capital y los ahorros de los ciudadanos y residentes de ese país. Esta crisis económica, derivada de las sanciones impuestas por occidente luego de la invasión de a Ukrania y la toma de una parte de su territorio, como lo fue la anexión de Crimea.

Hace unos meses atrás, la Duma Estatal de Rusia había sancionado una regulación que entraría en vigor en enero de 2021, la cual abriría espacio al uso y a la inversión en criptomonedas, por lo que muchos esperaban una mayor apertura en un país con enorme potencial para Bitcoin y las criptomonedas.

Sobre todo se esperaba más, en Rusia, ya que está en el Top 5 a nivel mundial, de los países que más transacciones realizan con Bitcoin y en el Top 10 de los países que más transacciones realizan con criptoactivos alternativos en el mundo.

Nada más ver las cifras divulgadas recientemente por mercado P2P de Paxful, se evidencia que ha habido un creciente interés entre los ciudadanos por el uso de Bitcoin y otras criptomonedas en Rusia.

Este informe dio pie a que luego en los medios de comunicación rusos se describiera a Bitcoin y las criptomonedas como el «nuevo oro», dado que los ciudadanos están tomando préstamos en moneda fiduciaria para obtener criptoactivos y ahorrar en estos activos financieros.

Aun cuando, la propia ley de activos digitales, clasifica a los tokens y las criptomonedas como una propiedad y no como una moneda de curso legal, prohibiendo con ello su uso para pagar bienes y servicios dentro del país.

Sin embargo, aun cuando esta regulación es algo restrictiva, ahora el Ministerio de Finanzas a cargo de Anton Siluanov, propone más regulaciones a través de una actualización de la Ley, que desde ya muchos ven como una amenaza al libre uso en el país.

Como primer paso para comenzar a poner más restricciones, Rusia decidió esta semana bloquear el acceso a Binance, Localbitcoins así como a otras más de 40 plataformas de intercambio de Bitcoin a las que acceden los ciudadanos rusos.

Los exchanges están restringidos en todo el Internet de Rusia, ya que el Servicio Federal de Supervisión de Comunicaciones Roskomnadzor, determinó que son dominios prohibidos, una medida que supuestamente había sido aprobada desde el mes de junio pero fue impuesta recientemente.

Por otra parte, el Ministerio de Hacienda que está en plena sintonía con una mayor regulación y esta nueva actualización, ahora exige que «cualquier persona (natural o legal) que haya recibido moneda digital o derechos digitales por más de 100 mil rublos en un año fiscal» debe notificarlos ante el ente gubernamental.

Esto quiere decir, que cada persona que haya realizado operaciones de compra de criptomonedas en este año, debe informarlo a las autoridades fiscales y presentar un informe anual sobre las transacciones con dichos activos digitales, así como los saldos de estos activos.

También, con esta actualización de la norma, se propone obligar a las casas de cambio y exchanges a informar las transferencias de moneda digital a la autoridad fiscal y a entregar datos de las personas que comercian con estos activos.

Ahora, en esta actualización de la Ley, también se incluye una sanción definida que contempla una condena penal, y una multa del 30% de los activos criptográficos que tenga en propiedad el imputado, que en ningún caso será menor a 50 mil rublos “poco más de 500EUR al cambio”.

La condena a nivel pena, establece para los que caigan en mora con la nueva norma propuesta, una pena de cárcel de hasta tres años lo cual termina de endurecer aún más el mover dinero criptográfico en Rusia.

Sin embargo, si una persona, no declara que posee una billetera criptográfica, en donde ha movilizado más de 1 millón de rublos al año “poco más de 11000EUR al cambio”, de acuerdo a esta actualización, se convierte en un acto criminal con una pena de hasta tres años de prisión con trabajo forzoso.

Obviamente, esta nueva actualización de la norma, así como las sanciones que las acompañan han sido descritas como «irrazonables», según Dmitry Zakharov, director general de la Escuela Digital de Moscú.

Dmitry señaló que el texto de esta propuesta de actualización fue redactado a toda prisa sin tener en cuenta que la introducción de responsabilidad penal para las personas jurídicas involucradas en transacciones de criptomonedas no existe en las leyes rusas.

Rusia está cambiando de postura rápidamente con respecto a las transacciones de criptomonedas en el país y sus regiones clave, debido a que desde lo más alto del gobierno apuestan por unas políticas hacia las mismas más duras y con más regulaciones dentro de la sociedad.

De hecho, en vista que ha habido reportes de funcionarios gubernamentales que han recibido sobornos y han cometido actos de corrupción con criptomonedas, el panorama para el mundo cripto se ensombrecerá en ese país.

El año pasado, Alexei Kolbov, el ex investigador del Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa conocido por sus siglas FSB, fue detenido en abril de 2019, bajo sospechas relacionadas con la extorsión de $1 millón en Bitcoins.

Según las investigaciones, Kolbov y otros agentes del FSB exigieron dinero a Alexander Galumov, un hombre de negocios de bajo nivel, pero hijo del analista político ruso, ph.D. en política, profesor, y el ex-CEO de uno de los principales medios de comunicación Izvestia, Erast Galumov.

Por lo que ahora las autoridades financieras están considerando abordar casos de soborno asociados con criptomonedas con una política aún más restrictiva y regulada con sanciones y penas de cárcel.

Si bien todo parecía que Rusia estaba encaminada a adoptar al Bitcoin y las criptomonedas “a su manera”, todos sabían que desde las altas esferas del gobierno este tipo de activos financieros no son considerados en los mejores términos dentro del Kremlin.

Ahora mismo, muchos inversores, empresarios y personas involucradas en el mundo criptográfico, están pensando seriamente si los criptoactivos tendrán un futuro en Rusia, ya que con esta actualización a la Ley, la posición del país con respecto a la promoción de las transacciones con criptoactivos se ha vuelto hostil.

Esto se puede confirmar, cuando Anatoly Aksakov, miembro de la Duma Estatal y jefe del Comité de Mercado Financiero, ha denunciado las criptomonedas, diciendo que son difíciles y casi imposibles de regular, por lo que está más a favor de las nuevas regulaciones propuestas.

Por lo pronto, el Ministerio de Hacienda ha sido enfático en señalar que todavía no hay decisiones definitivas sobre la regulación de las criptomonedas, ya que se está discutiendo aún si se pasa a un régimen de control y supervisión del volumen de negocios o se establece una prohibición total, por lo que ambas opciones se discuten.

Artículo cortesía de:

Blockctrendy, Últimas Noticias e Historias Destacadas, Últimas noticias mundiales, Historias virales, Tecnología, Blockchain y más!

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.