La Reserva Federal ve oportunidades potenciales en los criptoactivos

0
966

Este martes, la Junta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, publicó nueva información para las organizaciones financieras en ese país, que deseen participar en actividades relacionadas con el ecosistema de los criptoactivos, a través de una Carta de Supervisión y Regulación.

Al día siguiente, la Gobernadora de la Junta de la Fed, Michelle W. Bowman, durante una conferencia en Arkansas titulada Tecnología, Innovación y Servicios Financieros, señaló que desde la Fed, están trabajando para articular las expectativas de “supervisión para los bancos en una variedad de actividades relacionadas con activos digitales”.

Esto marca una gran diferencia con las tibias reacciones anteriores de la Fed y sus miembros, frente al ecosistema de criptoactivos, lo cual es señal, que el foco de atención está sobre este tipo de activos digitales, por las grandes expectativas que hay sobre su crecimiento cercano.

Destaca que la propia Fed señaló en su comunicado de prensa del día martes, que: “El sector emergente de criptoactivos presenta oportunidades potenciales para las organizaciones bancarias, sus clientes y el sistema financiero en general”.

“Sin embargo, las actividades relacionadas con los criptoactivos pueden presentar riesgos relacionados con la seguridad y la solidez, la protección del consumidor y la estabilidad financiera”, agrega el comunicado.

La Junta señaló, que los bancos supervisados por esta instancia de la Fed, deben notificar antes de participar en cualquier actividad relacionada con los criptoactivos, previa evaluación si estas actividades están legalmente permitidas.

Además, los bancos supervisados por la Junta, deben determinar si se requieren presentaciones regulatorias, según la Carta de Supervisión y Regulación. Asimismo, agregó que las organizaciones bancarias también deben contar con sistemas y controles para realizar actividades relacionadas con las criptomonedas.

Para ello, en la Carta de Supervisión y Regulación emitida este miércoles, se describen los pasos que deben tomar los bancos supervisados por la Junta antes de participar en actividades relacionadas con criptoactivos.

Como advertencia el texto indica que, las actividades relacionadas con los criptoactivos podrían presentar riesgos relacionados con la tecnología y las operaciones, junto con el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, la protección del consumidor, el cumplimiento legal y la estabilidad financiera.

Pero esa no ha sido la última demostración que esta semana ha presentado la Fed y sus miembros, del cambio de orientación con respecto a las criptomonedas, ya que la Gobernadora Bowman, en la Conferencia VenCent Fintech, Little Rock, Arkansas, dijo: “Gran parte de la innovación en los servicios financieros está ocurriendo en el sector no bancario, pero la tecnología también está cambiando el negocio de la banca de manera profunda”.

La Gobernadora Bowman, enfatizó que “Parece razonable que debido a que los clientes de los bancos conocen las criptomonedas y han discutido estos activos con sus bancos, los bancos quieran comprender mejor este tipo de compromiso y potencialmente brindar esos servicios a sus clientes”.

Y añadió el punto más apremiante para la banca, que explica el por qué quieren involucrarse en este sector: “En segundo lugar, también nos han dicho que los bancos han observado que sus depósitos fluyen hacia empresas de criptoactivos no bancarias y, comprensiblemente, les gustaría detener esa salida ofreciendo los servicios ellos mismos”.

Esta es la verdadera razón de fondo de este cambio de orientación, pues la banca entiende que una enorme cantidad de fondos han salido de su control y resguardo, para ser introducidos en el criptoespacio, donde no generan rentabilidad para las instituciones financieras.

Aunque algunos analistas, se enfocan más en el hecho que, se prevé un gran crecimiento explosivo de las criptomonedas en cualquier momento de los próximos meses, el cual junto a una inflación en proceso de control, auguran buenas expectativas económicas en el mediano plazo.

También la Gobernadora Bowman en su discurso explicó que la Fed, está trabajando para articular las expectativas de supervisión para los bancos en una variedad de actividades relacionadas con activos digitales.

Según la Gobernadora de la Fed, estas expectativas, incluyen custodia de criptoactivos, facilitación de las compras y ventas de criptoactivos por parte de los clientes, préstamos garantizados por criptomonedas, así como también la emisión y distribución de monedas estables por parte de organizaciones bancarias.

En este punto, parece que se puede abrir la puerta a que el sector bancario lance sus propias monedas estables, en algún momento del futuro para satisfacer la demanda de sus clientes interesados en el sector.

Bowman, se refirió a la Carta de Supervisión y Regulación, que fue dirigida a los bancos que participan o buscan participar en actividades relacionadas con criptoactivos, señalando que la misma, debe ser la guía que proporcione información adicional a los bancos, sobre los riesgos de las criptoactividades.

Estos movimientos de la Fed, parecen estar enfocados en facilitar a los bancos estadounidenses la entrada en el sector de las criptomonedas, al cual estuvieron renuentes desde hace años, pero que, ante el tamaño del negocio que genera, ya no pueden seguir siendo indiferentes.

En todo caso, una vez más parece que BlackRock, el administrador de activos más grande del mundo, estaba consciente del cambio que venía, por lo que la semana pasada dio pasos agigantados para posicionarse en este sector con su asociación con el Exchange Coinbase.

Esta asociación conmocionó a la industria de las criptomonedas, tras conocerse el acuerdo, que busca proporcionar a los clientes institucionales de BlackRock, acceso a Bitcoin y potencialmente a otras criptomonedas en el futuro con ayuda de Coinbase.

Este movimiento fue descrito como “un hito importante para toda la industria de las criptomonedas” y dio un giro al sentimiento de los inversores del mercado de los criptoactivos, que se vio reflejado en la cotización de Bitcoin, casi de inmediato.

Ahora queda por observar, que resolución tomarán en otros bancos centrales alrededor del mundo, que en muchos casos, siguen de cerca los pasos del regulador estadounidense, para luego tomar sus propias determinaciones sobre la materia financiera en sus propios países.

No cabe duda que este criptoinvierno, pudiera estar próximo a finalizar como algunos se han adelantado a vaticinar. Aunque siempre es bueno ser escépticos sobre algunos pasos dados por los reguladores, en este caso, estamos siendo testigos de un cambio que muchos apenas habían soñado, la unión de la banca tradicional con los criptoactivos.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"