La OSTP de la Casa Blanca advierte sobre el consumo energético de la minería PoW

0
409

Este jueves, la Oficina de Ciencia y Tecnología (OSTP, por sus siglas en inglés) de la Casa Blanca, remitió un informe al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que afirma que la minería basada en el protocolo de consenso, Proof-of-Work (PoW) o -prueba de trabajo-, utilizada en bitcoin (BTC) y en ethereum (ETH) -hasta el 15 de este mes-, tiene un impacto negativo en el medio ambiente, por lo que sugiere la prohibición de este tipo de tecnología.

Como se recordará, en el pasado mes de marzo, el presidente Biden, emitió la Orden Ejecutiva 14067, la cual se denomina: Garantizar el desarrollo responsable de los activos digitales, en la cual se solicita el desarrollo responsable de estos e incluye la reducción de los impactos climáticos negativos y la contaminación ambiental.

Esta Orden Ejecutiva del presidente Biden, fue la que ordenó a la OSTP, en coordinación con otras agencias federales, producir el citado informe sobre las implicaciones climáticas y energéticas de los criptoactivos en los Estados Unidos.

De allí que, la OSTP se encargó de reunir a un equipo interdisciplinario de expertos para evaluar y ampliar los estudios existentes con nuevos análisis, basados en estudios revisados por pares y los mejores datos disponibles, de acuerdo a la Casa Blanca.

Según el informe de la OSTP, la mayor parte del uso de electricidad en el ecosistema de los criptoactivos, está destinado a impulsar los mecanismos de consenso, que se emplean para extraer y verificar las transacciones de estos activos digitales.

También este informe, señala que “Estados Unidos alberga actualmente la industria minera de bitcoin más grande del mundo, con un total de más del 38% de la actividad mundial de Bitcoin, frente al 3,5% en 2020”.

El informe señala que, el “mecanismo de consenso dominante” es PoW, que es utilizado por las cadenas de bloques de BTC y ETH. Sólo estas dos criptomonedas, combinadas representan más del 60% de la capitalización total del mercado de criptoactivos.

La OSTP, señala que el mecanismo PoW está diseñado para requerir más poder de cómputo y de energía a medida que más entidades intentan validar transacciones para obtener recompensas en monedas, cuya función ayuda a desincentivar a los actores malintencionados para que no ataquen la red.

Por ello, el informe enfatiza que “a partir de agosto de 2022, se estima que bitcoin representa del 60% al 77% del uso total de electricidad de criptoactivos a nivel mundial, y se estima que ethereum representa del 20% al 39%”.

“El uso de electricidad de los activos digitales está contribuyendo a [las emisiones de gases de efecto invernadero], la contaminación adicional, el ruido y otros impactos locales, según los mercados, las políticas y las fuentes de electricidad locales”, según el informe de la OSTP.

Este informe tras explicar el uso de la energía, sugiere la prohibición de la minería de PoW, que se utiliza principalmente para extraer bitcoin, en caso que, una acción regulatoria no logre influir en los objetivos climáticos que se ha propuesto el país.

“Si estas medidas resultaran ineficaces para reducir los impactos, la Administración debería explorar acciones ejecutivas, y el Congreso podría considerar la legislación, para limitar o eliminar el uso de mecanismos de consenso de alta intensidad de energía para la minería de criptoactivos”, indica el informe.

De hecho, la tabla A.3 del informe, señala que había un estimado de 2.900.000 Bitcoin Asic Miner operando bajo el algoritmo PoW hasta el 14/05/2021, por lo que dicho se indica que hay un consumo promedio entre 1.975 y 3.472 Watts por unidad.

De acuerdo a la investigación de la OSTP, las instalaciones de minería de bitcoin crean una tensión adicional en la red eléctrica que provoca apagones, riesgos de incendio y deterioro del equipo. El informe también afirma que los mineros de bitcoin aumentarán el costo promedio de electricidad para los consumidores locales.

“Dependiendo de la intensidad energética de la tecnología utilizada, los criptoactivos podrían obstaculizar esfuerzos más amplios para lograr una contaminación neta de carbono cero consistente con los compromisos y objetivos climáticos de EEUU”, dice el informe de la OSTP.

Sin embargo, en un giro de lo señalado en el texto del informe, también la OSTP se indica que hay formas en las que la minería de bitcoin, puede beneficiar los objetivos climáticos de EEUU, aunque esta conclusión es minimizada.

“Existe potencial para blockchain y DLT para facilitar el desarrollo de soluciones ambientales y mercados energéticos, incluidos los mercados de carbono, coordinación de recursos energéticos distribuidos, y gestión general de la cadena de suministro”, indica la OSTP de la Casa Blanca.

“Es más probable que la minería [PoW] que instala equipos para usar metano ventilado para generar electricidad para las operaciones ayude a los objetivos climáticos de EEUU en lugar de obstaculizarlos”, se añade en el texto.

No obstante, algunos analistas han criticado algunos recursos citados utilizados en este informe, ya que están siendo debatidos por el sesgo extremo o información errónea, que concluyen sin tomar en cuenta otras posibilidades.

Debido a este informe elaborado por la OSTP, la Casa Blanca emitió una nota de prensa, donde se explican los alcances en detalle y las conclusiones del mismo, así como las recomendaciones finales en varios puntos en concreto:

  1. Minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero, los impactos de justicia ambiental y otros impactos locales de los criptoactivos.
  2. Garantizar la confiabilidad energética.
  3. Obtener datos para comprender, monitorear y mitigar los impactos.
  4. Estándares avanzados de eficiencia energética.
  5. Fomentar la transparencia y las mejoras en el desempeño ambiental.
  6. Más investigación para mejorar la comprensión y la innovación.

Tras esta nota de prensa, ha habido preocupación sobre las decisiones que en el fondo pueda tomar la Casa Blanca, en cuanto a la minería de bitcoin, que es el principal y más grande criptoactivo por capitalización de mercado que existe, pero también sobre el resto de las criptomonedas basadas en PoW.

Sin duda este informe está siendo tomado como una advertencia tanto por los usuarios, los inversores, como por los desarrolladores de bitcoin, sobre las regulaciones que pueden llegar en el futuro a EEUU y el resto de países por el protocolo de consenso PoW. 

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.