Fondos de Inversión vs SICAV

Fondos de Inversión vs SICAV

 

La SICAV es un instrumento financiero para rentabilizar el ahorro, y tiene por objeto la adquisición y gestión de activos financieros como acciones o bonos entre otros.
Por su parte, los fondos de inversión, con el capital invertido por personas físicas o jurídicas también compran diferentes instrumentos financieros, pero delegan su gestión a un banco o institución financiera.

 

Fondos-de-inversión-vs-sicavs

La diferencia más destacable entre fondos de inversión y las SICAVs se encuentra en su forma jurídica. Los primeros son entidades sin personalidad jurídica, lo que implica que deban ser representadas por gestoras en el país donde desean abrir el fondo y en estos casos, a sus miembros se les denomina participes, mientras que los segundos, si cuentan con dicha personalidad jurídica y se habla de accionistas.

También podemos encontrar una diferencia en el importe mínimo para su constitución, en el caso de la SICAV es de 2.400.000, y requieren de 500 accionistas para poder ser traspasados mientras que los fondos de inversión necesitan 3.000.000 euros para su constitución y solo 100 participes para su traspaso. Además las SICAV cuenta con un techo de capital establecido, de tal forma que no pueden crecer más del diez veces el capital inicial. Esto no ocurre con los fondos de inversión, que puede crecer todo lo que pueda y los cuales cuentas con unos costes de constitución y comisiones inferiores a las primeras.

No obstante ambas son instituciones de inversión colectiva y están supervisados por la CNMV. Así mismo, se encuentran obligados por ley a no concentrar la cartera en un mismo activo, sino que se encuentre significativamente diversificada.

Ventajas de las sociedades de inversión de capital variable

Una de las ventajas de las SICAVs (sociedades de inversión de capital variable) se relaciona con la política de inversión, ya que suelen tener una gran flexibilidad además de ser muy amplia y genérica, mientras que en el caso de los fondos de inversión tienen una política más restringida y estricta.

Otras de las ventajas es sin duda su fiscalidad (igual a la de los fondos de inversión) y el diferimiento de intereses dónde el inversor tributa si vende las participaciones de la SICAV y tiene plusvalías. Su gran flexibilidad a la hora de compra de acciones,es otra de las ventajas, ya que puede hacerlo desde cualquier entidad financiera .

Por último cabe hacer referencia a que las SICAVs pueden establecer una estrategia de inversión personalizada que se ajuste a los intereses del inversor debido al control político y estratégico de los promotores.

Accede a la página de Feelcapital y benefíciate del descuento de 50 € utilizando el código de la imagen:

 

Sientete libre de compartir

No se admiten más comentarios