Préstamos para PYMES: El plan de negocio

Préstamos para PYMES: El plan de negocio

 

Cuando un emprendedor se enfrenta a la ardua tarea de conseguir financiación para afrontar la inversión inicial que todo negocio requiere, en muchas ocasiones se encuentra con el rechazo de los prestamistas porque estos no entienden bien la idea del emprendedor y no lo ven como un negocio viable.

 

préstamos-para-pymes

Está claro que a la hora de conseguir préstamos para PYMES saber presentar el proyecto y demostrar que este va a ser rentable y, en consecuencia, va a permitir al prestatario devolver su préstamos, es algo absolutamente fundamental.

En teoría, prácticamente todos los negocios son rentables, por eso el emprendedor está dispuesto a empezar su proyecto, pero en la práctica, como saben muy bien quienes se dedican a conceder préstamos para PYMES, son muchos los proyectos que fracasan.

Para conseguir que la teoría se acerque a la práctica, es necesario desarrollar un plan de negocio.

De este modo, el emprendedor se asegura el haberse tomado el tiempo necesario para reflexionar sobre su negocio, futuros ingresos y gastos y todo lo que pueda influir en él.

Cómo hacer un plan de negocio para facilitar el acceso a los préstamos para PYMES

Hacer un plan de negocio tiene su metodología.

Aquí nos ocupa lo que va a influir principalmente en la decisión de los prestamistas, por lo que no vamos a tocar absolutamente todos los puntos.

En todo caso no está de más conocerlos:

1.- Resumen ejecutivo: Descripción general de la empresa. Explica brevemente cuál es la misión, visión y objetivos de la misma.

2.- Equipo promotor: ¿Por qué estás capacitado para emprender este negocio? Explica tus capacidades y conocimientos, así como tu situación financiera para afrontar la inversión.

3.- Análisis del mercado: Principales competidores, situación del mercado, análisis de la demanda

4.- Descripción del proceso productivo de la empresa: ¿Cómo va a ser la actividad de la empresa?

5.- Análisis DAFO

6.- Balances provisionales

Lógicamente, todos los puntos son importantes, pero en los que se fijan más los prestamistas de préstamos para PYMES son los puntos 2, 5 y 6.

El punto dos, lógicamente es trascendental porque finalmente cuando se da un préstamo a una PYME, se está dando un préstamo al equipo promotor. Su situación personal y financiera es fundamental.

En cuanto al análisis DAFO, bien es sabido que hace referencia a Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

En el primer apartado analizaremos nuestros puntos débiles, es decir los problemas que dependen solo de nosotros, mientras que en el segundo, analizaremos los problemas que provienen del exterior y sobre los que no tenemos control (crisis económicas, legislaciones, competencia, etc.).

Las fortalezas serán nuestras ventajas, ¿qué es lo que te diferencia del resto del mercado? ¿En qué vas a ser mejor?

Finalmente las oportunidades son los cambios externos, sobre los que no tenemos control, pero que nos benefician (por ejemplo, si nuestro producto se pone de moda).

El análisis DAFO debe ser serio, alguien que quiere invertir en préstamos para PYMES sabe que las pequeñas empresas que están empezando tienen debilidades y amenazas, por eso no debemos encubrirlas.

Al contrario, tenemos que demostrar que conocemos bien los problemas que van a surgir y que tenemos un plan para superarlos. Del DAFO es especialmente relevante el análisis de la competencia que podamos hacer en la parte de Amenazas y Oportunidades.

¿Cómo se reparte la cuota de mercado? ¿Hay sitio para más competidores? ¿Tienen beneficios las otras empresas? ¿Están creciendo?

Tener grandes competidores, puede no ser un problema si el crecimiento del mercado es tan importante que tiene capacidad para absorber también nuestra oferta.

Finalmente los Balances provisionales deben mostrar una imagen fiel de lo que creemos que será la situación de la empresa en sus inicios.

A la hora de acudir a pedir préstamos para PYMES, puede ser una buena idea tener tres balances, uno representando la visión más optimista, otro la más probable y otro la más pesimista.

Explica seriamente cómo podrías devolver el préstamo en el caso de que se diese esta última situación.

Dónde conseguir préstamos para PYMES

Una vez tienes elaborado tu plan de negocio, tendrás toda la información necesaria para responder a las preguntas fundamentales sobre lo que debes saber antes de solicitar un préstamo.

Con la respuesta a estas preguntas bien reflexionada, llega el momento de acudir a buscar y comprobar qué es lo que te puede ofrecer el mercado de préstamos para PYMES.

El primer lugar que debes comprobar son los préstamos ICO para emprendedores.

Sus ventajas son las buenas condiciones propias de las ofertas del sector público que difícilmente encontrarás en empresas privadas.

Su inconveniente es que tienes que cumplir una serie de requisitos que no siempre son fáciles (incluía la contratación de un seguro en caso de impago) y cumplir con sus plazos.

Cuando los préstamos ICO no son una opción, es el momento de analizar la oferta privada de préstamos para PYMES.

Dentro de estas posibilidades encontrarás la opción de financiarte por crowdfunding.

Esta práctica no es otra que aprovecharte de la capacidad de difusión que tiene internet, para evitar pasar por el banco, y de paso pagar sus comisiones.

Con los préstamos de crowdfunding serán inversores particulares los que te presten el dinero.

Conclusión

En todos los proyectos de emprendimiento, los préstamos para PYMES juegan un papel esencial en las etapas iniciales.

Para conseguir que la solicitud de préstamo tenga éxito el plan de negocio debe ser tu principal arma.

En él debes demostrar a los prestamistas:

1,. El potencial de tu negocio

2.- Tu solvencia como prestatario

3.- Que conoces los problemas futuros que pueden surgir

4.- Que tienes un plan para superar estos problemas

Con tu plan de negocio bajo el brazo, es el momento de buscar la financiación.

Si no tienes acceso a la financiación pública, aquí te hemos propuesto que evites a los bancos y sus altas comisiones y optes por el crowdfunding, en el que quienes te prestan el dinero son personas individuales como tú.

Bitbond, te ofrece sus servicios como plataforma para encontrar inversores.

Además, podrás elegir entre un préstamo en bitcoins o un préstamo en bitcoins referenciado al dólar, lo que supone una mayor flexibilidad.

En solo 14 días, sabrás si los inversores han confiado en ti y han decidido respaldar tu proyecto.

Sientete libre de compartir

No se admiten más comentarios