Posible prohibición de USDT, USDC y BUSD en Europa preocupa a todos

0
582

Este miércoles, la jornada transcurrió sin cambios en el mercado criptográfico, en espera que el día de hoy jueves, se dé inicio al Simposio Económico de Jackson Hole, durante el cual los analistas e inversores esperan obtener pistas sobre las determinaciones en la política monetaria de EEUU, Europa y de otros países occidentales.

Sin embargo, este compás de espera, ha servido para que en varios foros se siga analizando en profundidad el impacto de la Ley Markets in Crypto Assets (MiCA)Ley de Mercados de Criptoactivos”, adoptada por la UE, la cual está generando preocupaciones a ambos lados de planeta.

Si bien es cierto que el ecosistema de criptomonedas, requiere desde hace años una regulación que permita reglas claras para todos, hay aspectos en el texto de la ley aprobada de forma parcial y provisoria por el Parlamento Europeo a finales de junio, que pudieran afectar el normal desempeño de los activos estables en los 27 países de la Unión Europea.

El paquete de medidas establecido en la Ley MiCA, que busca regular los criptoactivos con el objetivo de preparar la economía europea para el futuro de las finanzas digitales, pudiera ser tan amplio, como restrictivo para ciertos activos digitales, que impediría el acceso y su uso en esa zona del mundo.

El nuevo marco regulatorio europeo, de acuerdo a la organización Blockchain for Europe, con sede en Bruselas, podría derivar en la prohibición total del uso de stablecoins referenciadas en dólares en la UE a partir de 2024.

Esta organización que se encarga de promover la innovación basada en blockchain en la UE, a través del trabajo conjunto con legisladores, académicos y empresas del sector, para el desarrollo de una regulación sostenible que apoye el objetivo principal, ve con preocupación el tope de transacciones diarias para stablecoins que afectaría a estos criptoactivos.

La organización Blockchain for Europe, ha puesto el foco en una laguna de la Ley MiCA, que fija un límite de 200 millones de euros en transacciones diarias para aquellas stablecoins que se negocien dentro de la UE con paridad en otras monedas diferentes al euro.

La Ley MiCA, contempla este nuevo límite cuantitativo a partir de 2024, sobre la emisión y el uso de las EMT o EMoney Tokens (EMT), que estén referenciados en monedas extranjeras, introduciendo fuertes restricciones a estos.

En consecuencia, esta regulación europea de servicios financieros digitales, podría terminar prohibiendo tajantemente el uso y comercio de USDT, USDC y BUSD entre otras monedas estables, que están referenciadas en dólares estadounidenses y no en euros como lo exige la ley.

De allí que, la preocupación para los inversores comenzó al analizar que esta severa prohibición afectará al 90% del total de la capitalización de las stablecoins, las cuales prácticamente registran el mayor volumen de transacciones negociadas diariamente en los mercados globales y por supuesto en Europa.

Ello supone que la ley MICA europea, se ha convertido de facto en un desafío que deberá enfrentar el mercado de las stablecoins, por lo que la Blockchain for Europe, remitió un documento al Consejo de la Unión Europea para abordar la laguna de MiCA, a fin de mitigar los riesgos que representan para los usuarios e inversores.

Dicho documento, fue elaborado y firmado en conjunto con la Digital Euro Association (D€A), una organización integrada por un grupo de expertos especializados en monedas digitales de bancos centrales o (CBDC) “por sus siglas en inglés”, de stablecoins, criptoactivos, así como otras formas de dinero digital y de forma más específica en el euro digital público y privado.

El documento firmado por ambas organizaciones, expresa que el concepto de uso “medios de intercambio” de la Ley MiCA, podría terminar prohibiendo cualquier moneda estable que no tenga paridad con el euro.

Y es que de acuerdo con la ley MiCA, se establece expresamente en su artículo 19, restricciones de uso para criptoactivos que se utilicen como “medio de intercambio” cuando superen un millón de transacciones al día y un valor negociado de 200 millones de euros dentro de una misma zona horaria.

“Cuando se superan los umbrales, los emisores tienen que dejar de emitir e introducir un plan para reducir el uso de su criptoactivo”, señala el texto de MiCA, por lo que las tres principales stablecoins denominadas en dólares (USDT, USDC y BUSD), de plano quedarán excluidas porque superan ampliamente este umbral.

De hecho, con tan sólo analizar los datos de CoinMarketCap, para este grupo de stablecoins, en conjunto comercian un volumen diario de $63.360 millones en transacciones, que en ningún caso, podrían ser alcanzadas por las stablecoins referenciadas en el euro.

Ello finalmente, en opinión de los expertos de Blockchain for Europe y la D€A, prohibiría las stablecoins en monedas extranjeras, generando en consecuencia la volatilidad en el mercado, que afectaría al ecosistema DeFi, que funciona de forma subyacente con estas stablecoins para muchos intercambios.

Básicamente, todas las stablecoins tienen como función, mitigar los efectos de la volatilidad de las criptomonedas y Tokens variables, para ofrecer la posibilidad de generar rendimientos con el comercio de criptoactivos.

Por ello, Blockchain for Europe subraya que la ley MiCA debe enfocarse en proteger el papel de las stablecoins referenciadas en dólares u otras monedas extranjeras, de manera que se permita el comercio fluido de criptomonedas, garantizando la provisión de liquidez a los ecosistemas DeFi.

Aunque la ley MiCA, es la primera regulación integral diseñada para el ecosistema de las criptomonedas en general, y que muchos esperaban que se constituyera en una tendencia en cuanto a la regulación de las criptomonedas a nivel mundial, al final puede traer consecuencias negativas para el mercado.

No obstante, hay que comprender que el objetivo primordial de los legisladores europeos con esta ley, pareciera que fue sólo abordar el blanqueo de dinero, proteger a los consumidores e inversores, establecer responsabilidades de las empresas del sector, regular estrictamente las stablecoins y limitar la huella medioambiental de la minería de criptomonedas.

Pero esta ley, no prevé que su impacto directo en la actividad de las criptomonedas puede tener consecuencias negativas en el ecosistema, así como tampoco los legisladores comprendieron que las criptomonedas fueron diseñadas para no poder ser reguladas.

Si las personas de una determinada región donde se prohíban ciertas criptomonedas, se ponen de acuerdo para usar transacciones peer-to-peer (p2p) “entre personas” de esos criptoactivos, sin convertirlas a sus pares en divisas nacionales, ni pasarlas a mercados regulados, entonces ni este instrumento legal ni ningún otro, tendrá efectos prácticos.

Por lo tanto, los legisladores que aborden el diseño de este tipo de leyes, deben entender que una cosa es regular para establecer reglas claras con obligaciones y derechos para todas las partes, en un ambiente de libertad y otra diferente es prohibir de facto o penalizar el uso de un activo digital diseñado para no ser prohibido.

Ahora, sólo queda esperar que los legisladores consideren los argumentos presentados, y decidan modificar estos aspectos de MiCA, para que su implementación no tenga consecuencias no deseadas en el mercado europeo primordialmente.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.