¿Por qué Elon Musk ofrece $100 millones al que elimine el Carbono?

0
364

Desde que en enero, el magnate de Tesla, Elon Musk, decidió hacer el reto público, de regalar $100 millones de dólares a las personas, empresas u organizaciones que desarrollen un sistema o método para eliminar el Carbono, muchos se han estado haciendo la misma pregunta ¿Por qué?.

Además, los ganadores del primer lugar además de salvar la vida en la Tierra, porque reducirá el carbono que generamos los humanos en el planeta, tendrá la oportunidad de tener a Musk de socio para llevar a cabo este proyecto y ponerlo en marcha.

Por muy atractivos que sean los beneficios, realizar esta hazaña no será cualquier cosa, ya que habrá que deben demostrar que estas soluciones funcionan, todas ellas deberán ser capaces de extraer una tonelada de CO2 al día.

Será una tarea realmente titánica, porque además deben ser sistemas escalables, validados en su presentación y que además se pueden explotar comercialmente de forma masiva. Además, deberán pasar la aprobación de la comunidad científica.

Por ello, el reto de Musk pasó a ser una iniciativa gestionada por la fundación Xprize, a través de la cual, se otorgará un millón de dólares a los 15 finalistas del concurso, luego se darán premios de $50 millones de dólares al primer lugar, $20 millones al segundo y $10 millones al tercero.

Igualmente, habrá unas 25 becas académicas de 250.000 dólares para estudiantes que trabajen en este objetivo.

Quien logre crear un sistema capaz de «capturar el dióxido de carbono directamente del aire o los océanos y encerrarlo de forma permanente de forma benigna para el medioambiente» pero además también debería ser a bajo costo.

Actualmente, hay algunos sistemas que pueden capturar el CO2, pero a un costo muy alto, por lo que parte del reto es hacerlo mejor. Sin embargo, muchos siguen preguntándose que llevó a Musk a realizar este reto de los $100 millones de dólares.

Algunos inversores, están especulando que debido a que todo lo relacionado con el Carbono, es uno de los sectores que más valor ha ido adquiriendo año tras año, piensan que Musk, como visionario está viendo una gran oportunidad de negocio a largo plazo.

Pero otros piensan que Musk, está pensando más en cómo redimirse ante las voces críticas por apoyar a Bitcoin y las criptomonedas. Estas mismas voces mes a mes, publican noticias en medios importantes, donde cuestionan el consumo de energía que se destina sólo en Bitcoin.

Y es que de acuerdo con la Cambridge Centre for Alternative Finance (CCAF), un instituto de investigación establecido en 2015 como parte de Cambridge Judge Business School de Reino Unido, la electricidad usada en generar nuevos bloques de Bitcoin, es más que la usada por Finlandia, Argentina o Suiza.

Para ello, publicaron el Cambridge Bitcoin Electricity Consumption Index donde se estima el consumo promedio del ecosistema de la criptomoneda de Satoshi Nakamoto, en comparación con la producción de energía y el consumo global.

Basta con observar las gráficas para establecer un paralelismo entre el precio y el consumo, a más precio, más consumo. Es decir, mientras el precio siga subiendo, el consumo energético también aumentará porque más personas querrán tener acceso a las recompensas por minado de bloques.

Este índice desde hace años ha llamado la atención de los más críticos de las criptomonedas, así como de los defensores del medioambiente, quienes han señalado que Bitcoin está poniendo en peligro la producción de energía en el planeta y el medioambiente.

De entre esas voces críticas, la de Bill Gates, cofundador de Microsoft y presidente del fondo de inversión Breakthrough Energy Ventures, ha resonado con mucha fuerza. La semana pasada, Gates, expresó su preocupación sobre el consumo de energía de Bitcoin en una conversación en Clubhouse que fue transmitida en vivo.

«Bitcoin usa más electricidad por transacción que cualquier otro método conocido por la humanidad, por lo que no es una gran cosa climática», dijo el propio Gates a Andrew Ross Sorkin de CNBC.

Obvio que este comentario, así como muchos otros están generando más presión en la opinión pública sobre el uso y minado de Bitcoin, llevados también de la mano de muchos medios de comunicación que todavía critican los criptoactivos.

En esos medios, se acusa prácticamente que el ecosistema Bitcoin, de ser en gran medida responsable por la huella de carbono que está dejando el hombre a través del consumo de electricidad y los medios empleados para generarla.

No obstante, hay que comprender que hay una gran diferencia entre el consumo de energía y la huella de carbono, porque si bien es cierto que la mayor parte de la electricidad se produce a partir de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas, (altamente contaminantes) por otro lado también se utilizan energías renovables o la energía nuclear.

Entre las fuentes de energías renovables más empleadas, están la hidroeléctrica, la eólica, la geotérmica, la hidroeléctrica, la mareomotriz, la solar, la undimotriz, la biomasa y la generada de los biocarburantes. Por lo tanto, no toda la energía proviene de fuentes contaminantes.

Esto es parte de la argumentación de Nic Carter, socio fundador de la firma de capital de riesgo Castle Island Ventures, especializada en proyecto blockchain y cofundador de Coinmetrics.io, quien sostiene que no se debe mirar el consumo de energía per sé.

Carter, afirma que también hay que tomar en cuenta cómo se genera la electricidad utilizada. Hay mineros en China, Rusia e Islandia que aprovechan no sólo la energía hidroeléctrica excedente en las represas para encender los equipos, sino también para su refrigeración.

Pero todavía se insiste en que estos casos pueden representar una pequeña parte del consumo de los mineros de Bitcoin, por lo que siguen señalando que ecosistema Bitcoin tiene una gran responsabilidad en el impacto ambiental de esa industria.

Ahora, ¿Qué tiene que ver esto con Musk?, Muy sencillo, el dueño de Tesla, conoce las preocupaciones de los medioambientalistas sobre el consumo de energía del ecosistema de Bitcoin. Y al convertirse en un promotor de Bitcoin, Dogecoin y los criptoactivos, se coloca en el ojo del huracán.

Una forma de acallar estas voces estas voces que cada vez más critican a Bitcoin y al estilo de vida de miles de personas en el mundo que se dedican a minar criptomonedas, es promover este reto para encontrar una solución a la problemática de la acumulación del Carbono en la atmósfera.

Si se logra en los próximos cuatro años encontrar una solución eficaz, sostenible y de bajo costo, para la eliminación del Carbono del planeta, no sólo mitigará los efectos del cambio climático, que está generando la actividad humana en la Tierra.

También quizás se resuelva en gran medida los efectos que ocasiona el aumento del consumo de energía que ocasiona el ecosistema de Bitcoin y las criptomonedas en general. Por lo pronto tendremos que esperar hasta el 2025 para conocer a los ganadores.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.