Las ofertas de productos financieros en Internet son muy amplias y variadas. De todas ellas, las opciones binarias son unas de las más populares ya que son una alternativa para los traders o comerciantes que no se consideran expertos en instrumentos financieros más complejos.

Aunque Bitcoin y las criptomonedas han ganado cada vez más adeptos, las opciones binarias siguen siendo bastante interesantes. De hecho, las opciones binarias han permitido a muchos obtener importantes ganancias, con una mínima inversión.

Pero no todo lo que brilla es oro, pues las opciones binarias son productos financieros de alto riesgo ya que se especula sobre el movimiento de los distintos activos (divisas, commodities, índices y acciones) y en cualquier momento, un comerciante puede perder lo ganado.

Básicamente, las opciones binarias son un derivado financiero y como tal dependen del activo subyacente en él; del que sólo hay dos resultados posibles, de ahí la razón de su nombre de binarios.

La idea es que el trader realice una predicción sobre si un activo aumentará o disminuirá en su valor cuando la posición expire.

En caso de acertar, toma las ganancias y si en caso contrario, se equivoca, se pierde la inversión, menos un pequeño porcentaje que generalmente se mantiene en la cuenta. Para acertar correctamente, se debe tener en cuenta variables como el tipo de activo y el tiempo.

Obviamente con esta sencillez de funcionamiento, el trading se hace mucho más simple y más sencillo que cualquier otro tipo de instrumento financiero. Además, las opciones binarias, son bastante flexibles, ya que se puede elegir entre una amplia gama de activos.

Cada trader puede seleccionar considerando sus habilidades, experiencia y gustos un activo que pueda operar cómodamente para comenzar a generar ganancias. Dependiendo de cómo se maneje con los activos seleccionados, hay un gran potencial para generosas ganancias.

Sólo basta con decidir si el precio subirá o bajará, durante una operación poniéndose en largo o corto por un periodo muy breve de tiempo (5 minutos, 1 hora, etc). Por ejemplo, supongamos que un trader ha decidido invertir USD 200 en una opción “call” (subida) del commodity del Oro.

Supongamos, que en esos momentos cotizaba a USD 1.894,65 y ofrece un retorno del 70%. Si la opción binaria elegida por el trader expira tan unos pocos centavos por encima del precio de compra, es decir USD 1.894,90, el trader tomará el 70% de retorno.

En esta operación binaria, el resultado es ganar de la nada USD 140, más la inversión inicial de los USD 200, que en total regresan a la cuenta del trader USD 340. Allí radica la simpleza, habiendo empezado con sólo USD 200 y termina con más cantidad.

No obstante, si en caso contrario, la opción cierra por debajo del precio de compra el trader pierde todo. Si cualquier persona desea comenzar a operar con operaciones binarias para ganar dinero de esta forma, la recomendación es que consiga acceso en algún bróker.

Aunque parece muy fácil, en realidad no lo es tanto, pues, el precio en ocasiones se comporta de maneras imprevistas, haciendo muchas veces lo contrario de lo que un trader puede pensar durante un movimiento. Allí radica la dificultad de este producto.

Si comparamos las opciones binarias con otros productos financieros, como por ejemplo con el mercado de futuros, acciones, ETF, CFD, Bitcoin y Criptomonedas o cualquier otro producto, las opciones son desde un punto de vista técnico más difíciles.

Pero su popularidad radica que la promesa de generar dinero de forma fácil y sencilla con tan sólo elegir la opción correcta y no porque sean el mejor producto financiero. Mucha gente opera las opciones binarias con la idea de que es un casino.

Si bien es cierto, que las opciones binarias, ofrecen una experiencia fácil y divertida, en realidad si no se posee la suficiente preparación, los traders pueden perder mucho dinero. Por lo que siempre es ideal comenzar con activos que se conozca muy bien.

Dada la simplicidad de este instrumento financiero, lo convierte en algo muy atractivo para ganar dinero, con sólo anticipar si el valor de un activo subirá o caerá en un momento determinado. Si se piensa que disminuirá, se selecciona la opción de abajo y fija su precio.

Luego, sólo se deben observar los movimientos en tiempo real, que realiza el activo, hasta que expira finalmente la posición, tras lo cual en caso de acertar, sólo se toma el dinero.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.