Las criptomonedas explotan tras intervención del Signature Bank

0
802

Este lunes el mercado continuó la tendencia alcista que inició la tarde del pasado domingo, haciendo que la capitalización de mercado cripto superara de nuevo el billón de dólares, luego que se conociera en un comunicado conjunto emitido por los reguladores financieros estadounidenses, que también se decidía el cierre el Signature Bank de Nueva York.

Los orígenes de esta crisis para casi todos están claros. El principal causante, no pudo ser otro que FTX. La caída del segundo criptointercambio más grande del mundo el año pasado, dirigido por Sam Bankman-Fried, fue lo que generó esta crisis que vemos hoy día.

Cómo se recordará, todo comenzó con la caída del Silvergate Bank, la semana pasada. El banco con sede en La Jolla, California, que contaba con poco más de 11 mil millones de dólares en activos, entró en una espiral de la que no pudo escapar, cuando comenzó atravesar un alto volumen de retiros a fines del año pasado tras el colapso de FTX.

Es así como el Silvergate Bank, vio caer los depósitos de los clientes en un 68% hasta los 3.800 millones de dólares, poniendo en jaque al banco, el cual vio como “inviable” seguir manteniendo su negocio.

Posteriormente, la misma semana pasada, llegó el cierre del Silicon Valley Bank (SVB), el gran banco que servía de apoyo al sector tecnológico y emprendedor en EEUU así como también en otros varios países.

El SVB fue cerrado y tanto sus depósitos como sus activos pasaron al Silicon Valley Bridge Bank, N.A., un banco puente que opera bajo una junta designada por la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, «por sus siglas en inglés»).

El comunicado señala que “la estructura del banco puente está diseñada para «cerrar» la brecha entre la quiebra de un banco y el momento en que la FDIC puede estabilizar la institución e implementar una resolución ordenada”.

La caída del SVB llegó luego de una ola de rumores que terminó con un tsunami de retiros, que tan sólo en un día drenó 42 mil millones de dólares de los depósitos del banco californiano, por lo que las autoridades financieras decidieron tomar su control el pasado viernes. 

Luego de esto, comenzaron los rumores que apuntaban a Circle y a su stablecoin USD Coin (USDC), la segunda criptomoneda por capitalización de mercado y también una de las más utilizadas del mundo, porque parte de sus activos de respaldo en efectivo, estaban depositados en ese banco.

Por razones más que obvias, esto provocó la pérdida del Peg del USDC con el dólar estadounidense (USD) generando una fuerte turbulencia en el mercado cripto este fin de semana, haciendo que casi todas las criptomonedas experimentaran grandes caídas.

En medio de la crisis de estos dos bancos, las autoridades financieras del Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (DFS, «por sus siglas en inglés») junto a las autoridades federales, tomaron la decisión de cerrar el Signature Bank bajo el argumento de una posible propagación del riesgo sistémico a la banca estadounidense.

El Signature Bank era un banco amigable con las criptomonedas, los HODLERS y la industria cripto, el cual contaba con unos 88 mil millones de dólares en depósitos, de los cuales supuestamente unos 22 mil millones de dólares provenían del sector criptográfico, debido a que había forjado su propio nicho de mercado como la principal banca de activos digitales.

No obstante, en una declaración conjunta de la Reserva Federal (Fed), el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y la FDIC informaron que todos los depositantes del SVB y el Signature Bank, podrían retirar sus fondos este lunes.

Este anuncio, sirvió de impulso a los mercados cripto, que comenzaron un rally alcista que pintó de verde todas las gráficas desde la tarde del domingo y durante todo este lunes. En todo caso, no toda la culpa es de FTX, pues muchos analistas sostienen que otro de los causantes de esta crisis del sistema bancario centralizado ha sido la propia Fed.

Y es que la postura dura de la Fed, con el aumento de las tasas de interés para contener la inflación en Estados Unidos desde hace un año, cuando comenzó la subida de los tipos de interés desde un valor de casi cero el pasado mes de marzo 2022 hasta el rango objetivo actual que se sitúa entre el 4,50% al 4,75%, es a juicio de algunos analistas, una de las causas de esta crisis.

Esto se debe a que ya el sector bancario estadounidense está mostrando signos de estrés debido a que el volumen de depósitos en general está disminuyendo, en medio del aumento del costo de la vida en Estados Unidos y un mayor uso del dinero propio, para no pagar las tasas por los créditos al consumo.  

Es por ello, que los reguladores financieros estadounidenses no han dudado en tomar acciones casi de inmediato, ideando un programa de emergencia que permitiera contener cualquier otra posible quiebra dentro del sistema bancario y también, disminuyendo las posibilidades de otra fuerte subida de los tipos.

Este fin de semana, la Fed y el Departamento del Tesoro decidieron crear un programa de emergencia para respaldar los depósitos de los clientes, empleando la autoridad de préstamos de emergencia del banco central, lo que sin duda trajo recuerdos de la crisis bancaria que se desató en 2008.

Sin embargo, las acciones tomadas por la Fed y el Departamento del Tesoro, que además fueron respaldadas por el gobierno federal, a través de la FDIC, se basan en la creación de bancos “puente”, para apuntalar los depósitos de los millones de clientes del sistema financiero.

Es por ello que la FDIC, también creó un banco puente para el Signature Bank, al crear el Signature Brigde Bank, N. A., para proteger a los clientes, transfiriendo todos los depósitos y sustancialmente todos los activos del Signature Bank al Signature Bridge Bank, N.A.

Este nuevo banco, funcionará como “un banco de servicio completo que será operado por la FDIC mientras comercializa la institución entre posibles postores”, según indica el comunicado. “La transferencia de todos los depósitos se completó bajo la excepción de riesgo sistémico aprobada el día de hoy. Todos los depositantes de la institución quedarán íntegros. No habrá pérdidas a cargo de los contribuyentes”.

Es por ello, que luego de la noticia de que el gobierno de Estados Unidos y sus organismos acudieron al rescate del sector, se pudo observar cómo bitcoin (BTC) aumentó hasta un 15% a más de 23.000 dólares en poco tiempo y luego siguió su camino alcista, hasta llegar al nivel de los 24.000 dólares este lunes.

Ahora mismo, BTC se cotiza en 24.443,79 dólares según CoinMarketCap, gracias a la intervención del gobierno de EEUU en la banca. Pero, no todos son buenas noticias, pues el sector financiero de ese país todavía no está al 100%.

Luego de la intervención, las acciones de los bancos regionales se desplomaron en la bolsa, durante la caótica mañana de este lunes. Tan sólo el First Republic, con sede en San Francisco, vio como sus acciones cayeron en un 61,83% al cierre del mercado.

Este banco, que reportó un aproximado de 213 mil millones de dólares en activos a fines de 2022, está en medio de una tormenta. Los rumores apuntan a que es posible que de continuar en caída sus acciones, al final de la semana sus depósitos también sean drenados.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.