Las cosas van a peor para Do Kwon y ahora es buscado por Interpol

0
1057

La historia de Terraform Labs, empresa matriz detrás del ecosistema TerraUSD (UST), y Luna (LUNA), así como de su CEO y fundador Do Kwon, ha dado un giro en los acontecimientos en los últimos días, al pasar a ser requerido por Interpol, tras haberse evadido de Singapur.

Cómo se recordará, todo inició con el ambicioso y popular proyecto DeFi de Terraform Labs integrado por una stablecoin algorítmica UST, “que tenía paridad con el dólar estadounidense”, y de su token nativo LUNA.

Terraform Labs, fue fundada en 2018, por Kwon y el empresario emprendedor Daniel Shin, con el objetivo de crear una plataforma capaz de desafiar a los gigantes de los pagos como PayPal, lo que les llevó a recaudar casi 100 millones de dólares, de importantes firmas de capital de riesgo en todo el mundo, como Lightspeed Venture Partners.

Este proyecto DeFi de Terra, fue creado en Singapur ya que las estrictas regulaciones financieras en otros países como Estados Unidos, Corea del Sur, Europa, Japón o China, hubiesen hecho imposible que este experimento financiero pudiera haber sido desarrollado.

LUNA y UST, se convirtieron en dos de los criptoactivos favoritos de los pequeños y medianos inversores durante 2020, 2021 e inicios de 2022, los cuales colocaron miles de millones de dólares a la capitalización de mercado de este proyecto DeFi para colocarlo en el Top 10.

Luego de alcanzar su ATH “All Time High” durante el mes de abril, cuando cotizó a 120 dólares, según datos de CoinMarketCap, una falla de diseño de la stablecoin UST ocasionó que a principios de mayo, perdiera el Peg (paridad) contra el dólar, desmoronándose estrepitosamente hasta perder el 70% de su valor y arrastrando consigo a LUNA.

Esto ocasionó que LUNA, se desplomara hasta los 0,83 dólares, para rebotar hasta un máximo de $5 pocas horas después, hasta que finalmente volvió a caer por debajo de 1 dólar, terminando en una elevada pérdida de confianza en la criptomoneda y en el blockchain de Terra.

La masiva ola de liquidaciones de los inversores en búsqueda de salvar sus capitales invertidos en el ecosistema, acrecentó el colapso de Terra, cuyos temores se extendieron a todo el mercado de criptoactivos originando lo que se conoce como el “criptocrash”.

Esto llevó a que un grupo de inversores de Terraform Labs en Corea del Sur, interpusieran una queja ante la justicia de ese país por la pérdida de miles de millones de wones, acusando a Kwon y su empresa, de ser los responsables de la pérdida masiva de valor de mercado y de la evaporación de sus inversiones.

La Fiscalía del Distrito Sur de Seúl, decidió investigar los hechos y el pasado mes de julio, los fiscales comisionados del caso, practicaron un allanamiento a la sede de Terraform Labs en ese país, que funciona como una sucursal, ya que la sede principal se encuentra en Singapur.

Igualmente, fueron allanadas las casas de Kwon y Shin, así como las oficinas de otras dos empresas afiliadas a la aplicación Chai, propiedad de Shin. Aunque no son empresas relacionadas, pues Shin había renunciado a su cargo de CEO en Terraform Labs en marzo de 2020, reduciendo su participación en esa empresa para centrarse en la construcción de su nuevo proyecto Chai.

Estos allanamientos, fueron ordenados como parte de una investigación cada vez más amplia sobre el colapso masivo de las criptomonedas Luna y TerraUSD, que buscaba pruebas del presunto fraude y evasión de impuestos por parte de Kwon y su empresa.

En las entrevistas a los empleados de Terraform Labs, las autoridades determinaron que el equipo desarrollador, tenía dudas sobre el diseño de la stablecoin UST. Pero siempre Kwon, ignoró las advertencias sobre un posible fracaso del proyecto, decidiendo continuar con el mismo.

En consecuencia, la Fiscalía del Distrito Sur de Seúl, acusó a Kwon, a Shin y al resto de involucrados, de implementar un esquema de Ponzi (un tipo de estafa piramidal) utilizando los criptoactivos de UST y LUNA.

Los esquemas Ponzi, son mecanismos de recolección de fondos, que requieren para su funcionamiento, que entren continuamente nuevos inversores para que su capital pague bonos y entregue supuestas ganancias a los inversores con más tiempo, a fin de sostener el esquema.

Este “criptocrash”, llevó a las autoridades financieras surcoreanas a desarrollar una nueva normativa del país asiático, con la aprobación de una ley específica para regular los exchanges de criptomonedas en ese país.

Incluso, en un informe del Banco Central de Corea del Sur, se concluyó que el colapso de LUNA y el UST, fue el factor más relevante para la caída del mercado mundial de criptoactivos, el cual tras el colapso, se redujo de golpe en más del 40% en comparación con finales de 2021, cuando su valor de mercado superó los 2,3 billones de dólares.

Por ello, la Fiscalía del Distrito Sur de Seúl emitió órdenes de arresto contra Kwon y otras cinco personas y se le solicitó al Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, la anulación de los pasaportes para evitar que éstos pudieran movilizarse internacionalmente.

Kwon, que está siendo requerido por la justicia de su país, no ha sido ubicado por las autoridades de Singapur, lugar donde ha estado su última residencia conocida, por lo que los fiscales surcoreanos solicitaron ante la Interpol, que emita una alerta de fugitivo para Kwon.

¿Quién es Do Kwon?

Kwon, es un informático surcoreano, que desarrolló uno de los experimentos más redituables de la industria de las criptomonedas que colapsó por fallas de diseño, borrando billones de dólares de valor en segundos. No obstante, antes lo convirtió en una persona influyente y con mucho poder económico.

Nació en 1991 en Seúl, capital de Corea del Sur, el seno de una típica familia surcoreana acomodada, cuyo padre se dedicaba a la distribución de productos farmacéuticos y equipos médicos, por lo que Kwon obtuvo una amplia educación al mejor estilo occidental.

Aunque Kwon, cuidó mucho su privacidad, es conocido que gracias a su afición por la lectura, comenzó a leer decenas obras teóricas desde temprana edad, por lo que al llegar a la adolescencia, se autoproclamó un “nerd”.

El haber sido un niño prodigio, en parte sirvió para modelar su personalidad, que a decir de muchos no es la más afable. De hecho, algunos lo acusan de ser alguien que puede tratar peyorativamente a cualquier persona que no esté a la altura de la conversación.

Kwon, desde pequeño se interesó bastante por la informática y la computación en general. De allí que, con ese interés en mente, en 2010 se matriculó en la prestigiosa Universidad de Standford, en los Estados Unidos, para cursar estudios superiores.

Tras 5 años de estudios, en 2015 recibió la Licenciatura en Ciencias de la Computación o (BS Computer Science) como se denomina en EEUU. Luego, Kwon comenzó a trabajar como “socio comercial” de Microsoft y Apple vendiendo sus productos, hasta que fundó su primera empresa Anyfi.

Anyfi, fue creada como una solución tecnológica que facilitó que las personas puedan crear redes Peer-to-Peer (P2P) usando redes mesh, con la finalidad de brindar acceso a redes y servicios para la misma, incluso ofreciendo acceso a Internet, dentro de comunidades.

Kwon, también es conocido por su temperamento particular. Sus constantes descalificaciones a otras personas y las respuestas que ha sido capaz de ofrecer en las redes sociales son muestra de ello. Basta con recordar la frase “No discuto con gente pobre” para entender.

De hecho, Kwon era conocido por haber creado en la práctica un culto de fanáticos de su token LUNA, a los que él mismo llamaba “LUNAtics”, los cuales a diario publicaban cientos de mensajes en las redes con la frase “LUNA to the Moon

Nadie sabe dónde se encuentra Do Kwon

Aunque Kwon en un tweet enviado el pasado domingo, dijo que no estaba huyendo de ninguna “agencia gubernamental que haya mostrado interés en comunicarse”. “Cooperamos plenamente y no tenemos nada que ocultar”.

Y añadió: “Estamos en el proceso de defendernos en múltiples jurisdicciones: nos hemos mantenido en un listón de integridad extremadamente alto y esperamos aclarar la verdad en los próximos meses”. Frases que contrastan con la rápida evolución de los hechos de las últimas horas.

De acuerdo con el Financial Times, Interpol emitió este martes una “notificación roja, que todavía no ha sido publicada en el sitio Web de esta agencia. Esta circular de notificación, solicita a las autoridades policiales en 195 países miembros, localizar y arrestar provisionalmente a los fugitivos de la justicia de cualquier jurisdicción asociada.

Asimismo, hasta el momento de redactar esta nota, las autoridades surcoreanas desconocen el paradero de Kwon. Interpol por su parte, tampoco no tiene conocimiento de que haya sido ubicado por alguna de sus oficinas a nivel global.

Sin duda, Kwon está viendo cómo se reducen sus posibilidades de continuar libre, tras el descalabro del ecosistema Terra y el resto de los criptoactivos.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.