Genesis Global Capital pagará 2 mil millones de dólares a las víctimas defraudadas

0
169

La semana pasada, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, apodada como Tish James, en los medios neoyorkinos, a través de un comunicado informó que había logrado un acuerdo por valor de 2.000 millones de dólares con Genesis Global Capital, LLC, la criptoempresa declarada en quiebra el año pasado, destinado a resarcir daños a las víctimas defraudadas de dicha empresa.

El acuerdo firmado con la empresa antes citada y otras del mismo grupo, como Genesis Asia Pacific PTE, LTD. y Genesis Global Holdco, LLC, ayudará a maximizar las recuperaciones para los inversores que fueron defraudados en Nueva York.

 

El acuerdo al que llegó la fiscal general de Nueva York con el grupo de empresas de Genesis Global y sus acreedores, así como activos, requirió obviamente la revisión y aprobación por parte del tribunal de quiebras debido a la declaración de quiebra anterior de Genesis.

Dicho acuerdo contempla, la creación de un “Fondo de Víctimas” para ayudar a los inversionistas defraudados, incluidos al menos 29.000 neoyorquinos, que contribuyeron con más de 1.100 millones de dólares a la caja registradora de Genesis a través del programa de inversión “Gemini Earn”.

El acuerdo aprobado por todas las partes, también contempla la prohibición a Genesis y sus empresas afiliadas operar en el estado de Nueva York. La fiscal general James destacó que este ha sido el acuerdo más grande que se haya logrado contra una empresa de criptomonedas en la historia del estado.

En ese sentido, la fiscal general de Nueva York, dijo que continúan trabajando “para aumentar la supervisión y regulación en esta industria y proteger a los inversionistas de Nueva York, que hasta la fecha han obtenido más de 2.5 mil millones de plataformas depredadoras de criptomonedas” en acuerdos negociados con la fiscalía de ese estado.

Vale recordar, que en octubre de 2023, la fiscalía general de Nueva York, a cargo de James, había presentado una demanda alegando que Genesis, junto con otros acusados, habría defraudado a más de 230.000 usuarios y ocultado más de 1.100 millones de dólares en pérdidas de inversores que proporcionaron activos digitales a través de un programa de inversión llamado “Gemini Earn”.

El responsable de este programa, fue la criptoempresa Gemini, de los hermanos Cameron y Tyler Winklevoss, cuyo programa llamado Gemini Earn, se ofrecía a los clientes como una forma segura de ganar intereses (hasta el 8%) sobre las tenencias de criptomonedas, ya que Gemini Earn era supuestamente “una inversión de bajo riesgo”.

Evidentemente, no era cierto y también pasaron a ser demandados por la fiscalía de Nueva York, debido a que Gemini sabía que los criptopréstamos de Genesis no estaban garantizados y que en un momento dado, se encontraban “muy concentrados” en una sola entidad, Alameda Research de Sam Bankman-Fried, lo que nunca fue revelado a los inversores del programa Gemini Earn.

 

Posteriormente, tal y como lo había anunciado la fiscal general James, en febrero de este año, se amplió la demanda para incluir a nuevas figuras clave, como Digital Currency Group, Inc. (DCG), su CEO, Barry Silbert, y el ex CEO de Genesis, Soichiro Moro, por defraudar a personas e instituciones llevando el monto de la demanda a unos 3.000 millones de dólares, tras añadir otros 2 mil millones adicionales a la demanda inicial.

Sin embargo, los demandados alcanzaron un acuerdo con la fiscal general de Nueva York, por un monto de 2.000 millones de dólares, que pasarán al Fondo de Víctimas establecido a través de este acuerdo entre la Oficina del Procurador General (OAG, «por sus siglas en inglés) y Génesis.

De acuerdo con el comunicado, dicho Fondo de Víctimas “recibirá las distribuciones de los activos que queden en el patrimonio de Génesis después de las distribuciones iniciales de la quiebra a los acreedores”.

Si esos acreedores no son indemnizados en función de los valores actuales de los activos digitales, el Fondo de Víctimas recibirá hasta 2 mil millones de dólares de los activos restantes de Génesis. Luego, el Fondo para las Víctimas hará distribuciones para compensar a los acreedores de Génesis por los montos completos y justos de sus pérdidas reales hasta que se agote el Fondo para las Víctimas”, señala el comunicado de la fiscal general James.

AJames, manifestó sobre el acuerdo: “Cuando los inversores sufren pérdidas debido al fraude y la manipulación, merecen ser indemnizados”. Y agregó: “Este acuerdo histórico es un paso importante para garantizar que las víctimas que invirtieron en Génesis tengan una apariencia de justicia”.

Una vez más, vemos las consecuencias en el mundo real y las pérdidas perjudiciales que pueden ocurrir debido a la falta de supervisión y regulación dentro de la industria de las criptomonedas. Los inversionistas de Nueva York merecen la tranquilidad que brinda un mercado adecuadamente regulado, y eso es algo que mi oficina siempre procurará lograr”, añadió la fiscal general de Nueva York.

Tras el acuerdo, la fiscal general James, instó a “los neoyorquinos que se han visto afectados por conductas engañosas en los mercados de activos virtuales a informar estos problemas a la OAG” y adicionalmente, alentó “a los trabajadores de la industria de las criptomonedas que puedan haber presenciado malas conductas o fraudes a presentar una denuncia en línea ante su oficina, lo que se puede hacer de forma anónima”.

La fiscal general James, posee un gran historial de investigaciones judiciales y demandas contra criptoempresas y actores de la industria de las criptomonedas que no cumplen las reglas del estado y defraudan a sus usuarios.

Ha prometido enfrentar las “prácticas engañosas” en el sector de las criptomonedas y ha pedido que “las empresas de criptomonedas deben jugar con las mismas reglas que todos los demás”, enfatizando que desde la oficina del fiscal general de Nueva York, se perseguirá “a los que no lo hagan”.

Sin embargo, aún le critican a Tish James que no haya presionado a los gemelos Winklevoss (conocidos en Estados Unidos por ser los antagonistas de Mark Zuckerberg), y responsables detrás de la criptoempresa Gemini, como ha presionado y perseguido a otros actores de la criptoindustria.

Hasta ahora, los gemelos Winklevoss solo han enfrentado sanciones civiles, como acuerdos anteriores con el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (NYDFS, «por sus siglas en inglés) y sanciones de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, «por sus siglas en inglés»).

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.