Estafador de Bitcoin sentenciado a 15 años de prisión

0
514

Roger Nils-Jonas Karlsson, de 47 años y de nacionalidad sueca, ha sido condenado a 15 años de prisión por blanqueo de capitales y fraude de valores, luego de haberse declarado culpable por escrito el pasado 4 de marzo de los cargos a los que fue imputado.

Karlsson estafó a unas 3.575 personas, un monto estimado en la actualidad en más de 16 millones de dólares. Fue arrestado en 2019 en la ciudad de Koh Chang, una de las islas más grandes del golfo de Tailandia, cerca de la frontera con Camboya.

La policía tailandesa estaba actuando a pedido de una notificación roja de Interpol contra Karlsson. En el procedimiento la policía confiscó dispositivos electrónicos y computadoras, supuestamente utilizados en las actividades fraudulentas relacionadas con su arresto.

Karlsson admitió ante los oficiales en el momento de su arresto, que originalmente creó un sitio web legítimo de inversión en criptomonedas, pero se vio obligado a cerrar el sitio después de que la empresa comenzó a acumular enormes pérdidas, según su versión.

Pero, la conclusión a la que llegaron en el Departamento de Justicia de Estados Unidos, luego de las investigaciones es muy diferente. Karlsson se estaba representando a sí mismo de manera fraudulenta, con varias identidades ante sus víctimas en un plan para estafar a posibles inversores.

El Departamento de Justicia estadounidense, señaló que el sitio web de Karlsson, easternmetalsecurities.com, a nombre de Eastern Metal Securities había sido registrado con una identificación falsa.

Karlsson usó dicho sitio desde el 2011 al 2019, para defraudar a las víctimas que cayeron en su esquema fraudulento, creado para impulsar la compra de acciones en un producto llamado “Plan de pensiones reversible pre-financiado”, que tenía la promesa de un eventual pago en oro.

El modus operandi de Karlsson, consistía en promover la supuesta compra de acciones en la empresa, a través de la cual prometía “retornos astronómicos” tras “invertir” los fondos obtenidos en criptomonedas en el mercado del oro físico.

A través de su sitio Web, invitaba a las víctimas a comprar participaciones de su supuesto “plan de pensiones” a menos de $100 dólares por acción, prometiendo devolver a cambio 1,15 kilos de oro por cada acción (que equivalía a unos 45.000 dólares aproximadamente en 2019).

Karlsson incluso llegó a garantizar que, “en el improbable caso de que no se produjese el pago en oro”, se les devolvería el 97% de la cantidad invertida. Aunque al final, su empresa no cumplió ninguna de las dos promesas a ninguno de los inversores.

«Los fondos aportados por las víctimas se transfirieron a las cuentas bancarias personales de Karlsson, quien utilizó los ingresos para comprar casas caras, un caballo de carreras y un complejo turístico en Tailandia», explicó el Departamento de Justicia estadounidense.

Karlsson, prácticamente se dedicó a usar los fondos proporcionados por las víctimas de su esquema fraudulento, transfiriéndose directamente a su cuenta bancaria personal, para realizar compras de bienes raíces en Tailandia y vivir una vida de lujos en ese país.

De hecho Karlsson, había realizado una serie de inversiones con el dinero obtenido fraudulentamente de las víctimas, como comprar varias propiedades, entre las que se incluían casas y un centro turístico tipo resort en Tailandia.

Prácticamente Karlsson, había estado viviendo cómodamente durante ocho años con su esposa tailandesa, hasta que fue arrestado por la policía y extraditado a Estados Unidos para enfrentarse a los cargos de fraude, a pesar que hizo todo lo posible para encubrir sus actividades fraudulentas.

Karlsson fue señalado de emplear varios alias y empresas fantasmas, ya que era conocido cómo Steve Heyden, Euclid Deodoris, Joshua Millard, Lars Georgsson, Paramon Larasoft y Kenth Westerberg, entre otros más. Además, usó cuentas en el extranjero para esconder los fondos.

El estafador sueco, también fue acusado de hacer ofertas de actualizaciones a sus inversores y cuando se atrasaba en el pago del dinero adeudado, ofrecía explicaciones a las víctimas, llegando incluso a cambiar la marca para esconder sus actividades ilícitas.

Incluso, uno de los cargos criminales por los cuales fue ubicado por la justicia de Estados Unidos, fue que engañó a sus víctimas diciendo que trabajaba en conjunto con la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU, mejor conocida como la SEC, lo cual es un crimen federal.

La fiscal federal interina Stephanie Hinds dijo que Karlsson dirigió un “plan terriblemente cruel que duró más de una década durante el cual Karlsson apuntó a miles de víctimas, incluidas personas mayores financieramente vulnerables, para robarles cruelmente sus activos”.

Hinds agregó que todas las estafas de Karlsson se hicieron para financiar su extravagante estilo de vida. Pero ahora, el tribunal del Distrito norte de California, también le ordena a Karlsson que pierda varias de sus propiedades ubicadas en Tailandia, incluyendo el resort.

Además de la pena de prisión, tendrá que devolver los $16 millones estafados más una indemnización aún por determinar.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.