El nuevo furor cripto son las memecoins

0
181

¿Qué son las memecoins? ¿Tienen un valor real? ¿Conviene invertir en ellas? ¿Por qué han generado tanto interés en el último tiempo? Algunos líderes de opinión y especialistas responden estas dudas.

En cada ciclo alcista del ecosistema cripto ha venido aparejado con un boom en popularidad que terminaron siendo solo modas pasajeras. En 2016, fueron las ICO (oferta inicial de monedas), en el  2021 fueron NFT (los token no fungibles). Esta vez, parece que la nueva vedette son las memecoins, incluso hay celebridades que tienen la suya propia.

Pero ¿Qué son las memecoins?

Son criptomonedas que no se crean con ningún fin financiero, ecológico, social, cultural, político, u organizativo. Sencillamente son creadas con el propósito del uso recreativo o como una broma.

En general, suelen ser generadas por comunidades online que, respaldan el valor de la moneda y se intercambia dentro de las mismas por lo que, tienen un suministro ilimitado -mientras que las monedas digitales clásicas tienen un suministro finito- y por lo tanto, su valor puede subir o bajar de manera muy rápida.

“La memecoin más popular y de mayor fuerza es Dogecoin. Que, desde su inicio se ha dejado muy en claro que no tiene ningún plan financiero para hacer crecer el valor del activo digital sino que se creó como una burla de la especulación de las criptomonedas en aquel momento».

«También es importante recalcar que es la primera criptomonedas que se creó con este fin”, afirma Tania Lea, directora de Latam de Azteco

Otra memecoin conocida es, Shiba Inu asociada a la raza de perro japonesa que se la reconoce como una “prima hermana” de Dogecoin. Incluso Argentina tiene la suya propia llamada Megaiba creada por dos argentinos a modo de broma pero que supo aumentar su valor en 300 veces en pocos días de su creación.

¿Pero por qué han surgido tantas memecoins en los últimos tiempos?  ¿Tienen valor real?

“Hay personas que también desean crear memecoins con el propósito especulativo-financiero de poder vendérselo a otras personas. Cada proyecto individual tiene sus motivos y varían en cómo o qué “valor” le están proveyendo al mercado”, Tania Lea.

Para María Fernanda Juppet, CEO de CryptoMKT, las memecoins, inspiradas por el auge de las criptomonedas y basadas en memes populares, han generado un debate sobre su utilidad y viabilidad a largo plazo:

“Aunque inicialmente podrían parecer una moda pasajera o incluso una forma de especulación, algunas memecoins han logrado crear comunidades activas y generar interés genuino».

«Sin embargo, su valor y estabilidad aún son cuestionables, y su utilidad práctica puede ser limitada en comparación con otras criptomonedas más establecidas. En última instancia, su futuro depende de la capacidad de estas monedas para evolucionar más allá de su naturaleza meme y ofrecer casos de uso significativos y sostenibles”.

Por todo ello, hay que tener cuidado antes de invertir en una memecoin. Juppet sugiere que, “al invertir en una memecoin, es crucial ejercer extrema precaución debido a su volatilidad y falta de fundamentos sólidos”.

“Estas criptomonedas suelen ser impulsadas por tendencias virales y especulación, lo que puede resultar en fluctuaciones extremas de precios en cortos períodos de tiempo. Es esencial investigar a fondo la memecoin en cuestión, entender su comunidad y el propósito detrás de ella, así como establecer límites claros de inversión para evitar riesgos financieros excesivos”, agrega.

Ramiro Raposo, VP de Growth de Bitwage, considera que, “al invertir en una criptomoneda meme, es esencial investigar a fondo, estar preparado para la volatilidad extrema, utilizar plataformas y billeteras seguras, evitar decisiones impulsivas y diversificar la cartera para gestionar riesgos de manera efectiva. Incluso en los últimos tiempos, celebridades han sacado sus propios tokens, que no tienen ningún sostén, a menos que ofrezcan una usabilidad o innovación puntual”.

En Bitwage, freelancers y trabajadores remotos pueden recibir parte de su sueldo en criptomonedas y stablecoins. Pero no ofrecemos estos llamados memecoins para proteger el dinero de nuestros usuarios”, asegura, mostrando de esta forma la postura de la compañía sobre cuáles son criptomonedas consideradas seguras y cuáles no.

Del mismo modo, Bruno Drobeta, CEO de Rext, empresa que democratiza las inversiones inmobiliarias a través de la tokenización, dice que invertir en memecoins implica un alto grado de riesgo y especulación.

“Es fundamental entender que el valor puede ser extremadamente volátil y que la inversión puede perderse completamente. En caso de querer avanzar con la inversión es importante limitar el monto a un valor que se esté dispuesto a perder en su totalidad”

Martín González, CEO beyong art group, sin embargo, muestra otra posibilidad y cree que hay memecoins para rato: “Muchas valen poco y la mayoría van a valer nada, pero quizás son mercancías pasajeras inaugurando nuevas formas de experimentar las finanzas online”.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"