Desde la llegada del Bitcoin en 2009, una moneda virtual creada por el asiático Satoshi Nakamoto, determinar su precio ha sido considerado uno de los mayores retos, como una tarea prácticamente imposible. Esto se debe a que en la dinámica de los mercados cripto se han de revisar decenas de gráficos y su valor preciso cuesta de obtener. No obstante, se sabe que su precio aumentará en un futuro en relación con su valor actual.

Cada vez más la sociedad es más consciente de que el dinero físico tiene los días contados. Los adultos más jóvenes reconocen salir de casa sin dinero en la cartera pues tienen otras vías para pagar como tarjetas de crédito o debito, o desde la aplicación del teléfono móvil o del reloj inteligente. Y, a su vez, las compras online se han incrementado un 75% durante este 2020.

Y, por tanto, cada vez son más comercios los que se anuncian a través de internet y venden sus productos mediante este canal envíos a particulares. Así pues no es de extrañar que el dinero físico desaparezca en los próximos años y las compras y cobros se realicen con dinero virtual.

Por eso, las criptomonedas cada vez se están convirtiendo en una forma de pago en muchos sectores. Ejemplo de ello se puede encontrar en el banco de Rusia, que aprobó el primer préstamo con Bitcoins. Otro sector sería los salones y web de entretenimiento. Por ejemplo, grandes proveedores de casas de apuestas permiten las apuestas con este tipo de monedas virtuales. Quién sabe si en un futuro estará regulado por un gobierno y se podrá utilizar bonos sin depósito de las casas de apuestas de está moneda.

Hoy en día, en el mundo real y en los mercados se considera que el valor del Bitcoin es muy inestable y esto es debido a muchos factores. La incertidumbre política de cada país y de todo el planeta en general es uno de los que marcan su valor así como la agitación de los mercados financieros y las políticas monetarias, entre otros.

Por otra parte, la oferta y la demanda es uno de los detonantes decisivos para conseguir ser más precisos en el valor de estas monedas virtuales, los Bitcoins. Cabe destacar que en estos momentos el suministro de bitcoin es de alrededor de 18 millones y medio y este aumenta cada diez minutos con 6.75 BTC.

El Bitcoin está muy demandado por compradores virtuales y personas que tratan de hacer uso de sus capacidades dándoles su precio de mercado.

Cada cuatro años se realizan reducciones de recompensa por bloque minado a la mitad. Además, hay un factor muy importante que afecta de forma directa al suministro el cual no está integrado en la tecnología, sino que este es impulsado por los humanos y por los comportamientos de los mercados. Pues si las personas pierden la confianza en esta moneda, la demanda descenderá y el precio del Bitcoin descenderá hasta que encentre de nuevo su equilibrio.

Los inversores y especuladores del mercado digital son los principales impulsores de esta moneda. No obstante, existen países con economías fallidas y políticas monetarias que no han tenido más remedio que recurrir a Bitcoin para realizar compras, transacciones o para asegurar sus ahorros. ¿Y por qué se realizan este tipo de acciones? Pues porque saben que su moneda devaluada no les puede asegurar lo que Bitcoin sí, pues su valor es más elevado y, además, suele incrementarse.

Si comparamos Bitcoin con otras criptomonedas se conoce que la mayoría utiliza el mismo paradigma de blockchain y su rígido protocolo, aunque cabe destacar que la principal diferencia es que Bitcoin no está vinculada a ninguna empresa, ni ninguna jurisdicción o CEO. No obstante, únicamente existen en la red y ahí permanecerán mientras hayan usuarios que traten de minarlas o manipularlas para comercializar. Además, con respecto a otras criptomonedas, se conoce que esta es la cadena de bloques más segura, la más difícil de atacar y, a su vez, contiene mayor poder minero.

Pero esta moneda no ha sido siempre igual. Desde su inicio, hace poco más de una década, la propuesta que se tenía pensada para esta moneda ha cambiado. En un primer momento se creía que su valor era el equivalente al efectivo digital aunque con el paso de los meses, los expertos lo comparaban con el llamado oro digital debido a su escasez y a la forma en que se crea.

Además, muchos usuarios comentan que Bitcoin no presenta un valor intrínseco pero, bien es cierto que minar esta moneda tiene un coste y, consecuentemente, los mineros no están por la labor de vender por debajo del coste operacional. Por tanto puede decirse que los Bitcoins tienen un valor mínimo y su alteración hacia arriba o hacia abajo se debe a la volatilidad del mercado en cada momento y, por supuesto, al comportamiento de los usuarios.

Por eso cada vez son más las personas que se preguntan si deberían invertir en Bitcoin para obtener mayores ingresos económicos antes que en otras sociedades. En este caso, se conoce que esta moneda se un activo volátil y lo va a seguir siendo durante los próximos años.

Así pues, Bitcoin es el activo con mejores resultados de rendimiento de la última década y su capitalización de mercado continua siendo 35 veces menor que la del mercado del oro y mucho más reducida que los mercados de bolsa financieros. Además, se espera que continúe su ritmo durante su segunda década y siga incrementándose su valor.

No es de extrañar que los bancos centrales y los estados de gobierno estén llevando a cabo diversas jurisdicciones obteniendo dinero de la nada. Este hecho tendrá una repercusión en el futuro, ya que se reflejará como una inflación y devaluación de las monedas fiduciarias. No obstante, Bitcoin es una de las maneras más seguras para protegerse en estos casos, ya que no se pueden falsificar y su suministro es totalmente limitado.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.