EEUU quiere evitar la evasión de impuestos con criptoactivos

0
819

El pasado viernes, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, propuso una serie de nuevas reglas dirigidas a los intermediarios de criptomonedas, como bolsas y procesadores de pagos, que los obligarían a comunicar al Servicio de Impuestos Internos (IRS, «por sus siglas en inglés»), nueva información sobre ventas y transacciones de activos digitales de usuarios.

En un comunicado, publicado en el sitio Web del Departamento del Tesoro, se indica que estas “regulaciones propuestas sobre la venta y el intercambio de activos digitales por parte de corredores, en un esfuerzo por tomar medidas enérgicas contra las evasivas fiscales y al mismo tiempo ayudar a los contribuyentes respetuosos de la ley a saber cuánto deben por la venta o el intercambio de activos digitales”.

Además, reitera que este “es parte de un esfuerzo más amplio del Tesoro para cerrar la brecha fiscal, abordar los riesgos de evasión fiscal que plantean los activos digitales y ayudar a garantizar que todos sigan el mismo conjunto de reglas”.

El documento con las propuestas denominado “Ingresos brutos e informes básicos de los corredores y determinación del monto realizado y base para las transacciones de activos digitales”, ha sido colocado para su análisis en el sitio Web de la Oficina del Registro Federal (OFR, «por sus siglas en inglés») y programado para recibir comentarios desde este martes 29 de agosto de 2023.

En el texto de la propuesta se explica que los “intermediarios” son aquellas plataformas de negociación de activos digitales centralizadas y descentralizadas, los procesadores de pagos de criptomonedas y determinadas carteras en línea en las que los usuarios almacenan activos digitales, los cuales estarán obligados a presentar la información al IRS y a enviar el formulario a los titulares de activos digitales para ayudarles en la preparación de sus impuestos.

Según el propio documento, define a los activos digitales como una “representación digital de valor que utiliza criptografía para asegurar transacciones que se registran digitalmente utilizando tecnología de contabilidad distribuida en un libro de contabilidad distribuido, como una cadena de bloques o tecnología similar”.

Y explica que “la moneda virtual se define en el Aviso 2014-21, 2014-16 I.R.B. 938 (14 de abril de 2014) (Aviso 2014-21 o Aviso), para fines del impuesto federal sobre la renta como una representación digital de valor que funciona como medio de cambio, unidad de cuenta o depósito de valor distinto del dólar estadounidense o una moneda extranjera (moneda fiduciaria)”.

“El Aviso establece que la moneda virtual convertible (es decir, la moneda virtual que tiene un valor equivalente en moneda real o que actúa como sustituto de la moneda real) se trata como propiedad a efectos del impuesto federal sobre la renta”.

Aunque estas referencias para explicar las diferencias entre “activo digital” y “monedas virtuales” en el texto de la propuesta, pareciera crear una diferenciación en el trato, lo cierto es que ambos tipos de activos, estarán sujetos a la propuesta que está haciendo el Departamento del Tesoro.

Es decir, todos los tipos de activos digitales, como bitcoin (BTC) y el ether (ETH) de Ethereum, los tokens fungibles, incluyendo los tokens no fungibles (NFT), estarán considerados por el IRS para el cálculo de los impuestos en ese país y forman parte de esta propuesta.

Sólo quedarán excluidos a los fines tributarios, aquellos activos virtuales, que “existen sólo en un sistema cerrado (como los tokens de videojuegos que se pueden comprar con dólares estadounidenses u otra moneda fiduciaria, pero solo se puede usar en el juego y no se puede vender ni cambiar fuera del juego ni venderse por moneda fiduciaria)”.

También quedarán excluidos, aquellos “activos comerciales ordinarios que no creen nuevos activos transferibles, como el seguimiento de inventario o el procesamiento de órdenes para transacciones de compra y venta, que probablemente no den lugar a las ventas según se definen para efectos de las regulaciones”.

Aunque en este caso, el Departamento del Tesoro y el IRS, “solicitan comentarios sobre si la definición propuesta de activos digitales define de manera precisa y adecuada el tipo de activos a los que deberían aplicarse estas regulaciones”.

El IRS dice que dado que “los contribuyentes pueden comprar y vender activos digitales directamente o invertir en activos digitales a través de fondos de inversión, y por supuesto también pueden negociar derivados, incluidos futuros y contratos de opciones, sobre activos digitales”, este tipo de criptoactivos estarán en la regulación.

Y debido a que “según la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO, «por sus siglas en inglés»), los límites a la presentación de información de terceros al IRS son un factor importante que contribuye a la brecha fiscal, que es la diferencia entre los impuestos legalmente adeudados y los impuestos realmente pagados”, y se necesitan múltiples estrategias para reducir el incumplimiento con el objeto de cerrar la brecha fiscal, es que se proponen estos cambios.

Todos los comentarios se revisarán en una audiencia pública programada para el 7 de noviembre de 2023, con una segunda fecha pautada para el 8 de noviembre de 2023, si el aforo es superado en la primera audiencia.

Las regulaciones propuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, están diseñadas para aclarar y ajustar “las reglas relativas a la presentación de informes fiscales de información por parte de los corredores, de modo que los corredores de activos digitales estén sujetos a las mismas reglas de presentación de información que los corredores de valores y otros instrumentos financieros”.

Asimismo, el comunicado aclara que conforme a la ley actual, “los contribuyentes deben impuestos sobre las ganancias y pueden tener derecho a deducir las pérdidas de los activos digitales cuando se venden, pero para muchos contribuyentes es difícil y costoso calcular sus ganancias”.

Para cambiar esto, se han presentado nuevas reglas que “requieren que los corredores proporcionen un nuevo Formulario 1099-DA para ayudar a los contribuyentes a determinar si deben impuestos”.

Esto según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, “ayudaría a los contribuyentes a evitar tener que hacer cálculos complicados o pagar servicios de preparación de impuestos sobre activos digitales para poder presentar sus declaraciones de impuestos”.

En consecuencia, supuestamente “estas regulaciones alinean la declaración de impuestos sobre activos digitales con la declaración de impuestos sobre otros activos y, como resultado, evitan el trato preferencial entre diferentes tipos de activos”.

El comunicado también indica que de acuerdo a las nuevas reglas propuestas, el primer año en el que los corredores deberían informar cualquier información sobre ventas e intercambios de activos digitales, comenzarían a partir de 2026, para las ventas e intercambios en 2025, es decir, que no aplicará retroactivamente para este año que correspondería informarlo en 2024.

De igual manera, el Departamento del Tesoro en su comunicado, señala que en el momento de la aprobación, el Comité Conjunto de Impuestos (JCT, «por sus siglas en inglés») no partidista, indicó “que el uso de una verificación de ingresos confiable y objetiva de terceros reduce la evasión fiscal y conduce a informes más precisos de los ingresos en las declaraciones de impuestos”.

Ese mismo Comité, calculó que las disposiciones del IIJA, que están contempladas en esta propuesta recaudarían casi 28 mil millones de dólares en 10 años. El Departamento del Tesoro y el IRS, señalan que “considerarán cuidadosamente todos los comentarios públicos antes de emitir regulaciones finales”.

Dichas regulaciones propuestas, estarán abiertas a comentarios escritos de las partes involucradas y del público en general hasta el 30 de octubre, sobre todo aquellas que requerirían que los corredores de activos digitales informen sobre ciertas ventas e intercambios.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"