Reino Unido hace una consulta para prohibir llamadas en frío sobre criptoactivos

0
631

Esta semana, en Reino Unido se comenzó a considerar establecer la prohibición de las llamadas en frío para ofrecer productos financieros que tiene como finalidad, reducir el fraude financiero que ocurre en productos de inversión incluyendo las criptomonedas.

De allí que, el gobierno británico haya introducido una nueva consulta pública para revisar el impacto potencial de dicha prohibición en empresas legítimas, pero también en los consumidores una vez que se establezca la prohibición de llamadas en frío.

A través de un cuestionario que consta de 19 preguntas, el gobierno británico evaluará las acciones a tomar en Reino Unido con las llamadas en frío para los servicios financieros. Además, evaluará a consumidores y empresas que podrían verse afectados por la prohibición total.

El gobierno de Reino Unido, explorará la mejor manera de diseñar e implementar la prohibición de este tipo de métodos de marketing, para poner a raya a los actores ilegales que aprovechan las llamadas en frío para cometer fraudes contra los consumidores en esa nación.

Andrew Griffith, diputado y Secretario Económico del Tesoro de Reino Unido, ofreció una breve introducción en la consulta, donde explicó: “Los rivales a menudo apuntan deliberadamente a los más vulnerables miembros de nuestra sociedad y utilizan una variedad de tácticas engañosas para aprovecharse de cualquier forma que puedan”.

“El gobierno no tolerará este comportamiento. Es por eso que anunciamos en la Estrategia contra el Fraude que el gobierno prohibirá las llamadas en frío para todos los productos y servicios financieros de consumo”.

De acuerdo con Griffith, esta prohibición que está estudiando el gobierno británico, “concienciará al público de que nunca será llamado por una empresa legítima que intente comercializar un producto financiero sin su consentimiento”.

Cualquier llamada no solicitada de este tipo debe considerarse una estafa y el público debe sentirse capacitado para colgar el teléfono y denunciar estas llamadas. Esto detendrá a los estafadores en seco y evitará el daño emocional y financiero que pueden causar las llamadas en frío”, añadió el miembro del parlamento y Secretario Económico del Tesoro de Reino Unido.

“Podemos trabajar juntos para hacer frente a los estafadores cortando su capacidad para desplegar tácticas de alta presión como las llamadas en frío. Queremos que el público sepa que cualquier llamada no solicitada para comercializar productos financieros, como un criptoactivo o un seguro, es una estafa, y que no sea víctima de estafadores”.

Para tal fin, el gobierno del Reino Unido explicó con detalle varios tipos de fraudes comunes, que están relacionados con la pérdida de fondos por parte de consumidores e inversores. Entre estos tipos de fraude, se encuentra un caso específico relacionado con la inversión en criptomonedas.

Y es que, en este caso de estudio basado en criptoactivos que se utilizó como ejemplo, una persona supuestamente denominada como Stephen (aunque se indica más abajo que el nombre ha sido cambiado) “recibió una llamada en frío para invertir en criptoactivos y decidió invertir £250”, cantidad que es unos 314,52 dólares al cambio que está al momento de escribir esta nota.

Sin embargo, debido a que esta “era la primera vez que Stephen operaba, estaba ansioso por recuperar su dinero alguna vez, por lo que el sospechoso inicialmente devolvió el dinero para las primeras inversiones”. De acuerdo al texto, al parecer esto aumentó la confianza de Stephen, por lo que decidió arriesgarse y en total invirtió una suma de 65.000 libras esterlinas.

Obviamente, “con el tiempo, Stephen quiso retirar algunos de sus fondos pero no pudo hacerlo. Intentó ponerse en contacto con el sospechoso pero no pudo localizarlo y ahora tiene una pérdida de 65.000 libras esterlinas”, una suma que equivale a 81.776,43 dólares al tipo de cambio actual.

Con este y otros ejemplos con productos financieros diferentes, queda claro que las víctimas caen en esquemas elaborados para tomar su dinero y desaparecer con el mismo, afectando a los consumidores e inversores británicos que caen en estas estafas.

Por esta razón, el gobierno británico está considerando prohibir las llamadas en frío que promocionan productos financieros de cualquier tipo, incluyendo la inversión en criptomonedas para reducir los fraudes financieros a los que son expuestos los consumidores e inversores, que se han convertido en un quebradero de cabeza para las autoridades en ese país.

Estas llamadas en frío, son efectuadas por personas o empresas que realizan llamadas telefónicas no solicitadas a posibles consumidores o inversores, con la finalidad de ofrecerles productos o servicios, que en el caso de la prohibición, están destinados al sector financiero y criptográfico.

Esta prohibición aplicará de manera amplia a toda la gama de servicios y productos financieros, para garantizar que el público pueda identificar que cualquier llamada en frío sobre productos financieros es una estafa.

No obstante, también se estudia que el alcance de la prohibición que está evaluando el gobierno británico, probablemente pueda extenderse más allá de los servicios y productos financieros regulados por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, «por sus siglas en inglés»), para incluir incluso otra gama de servicios y productos no regulados y de esta manera atacar el fraude, de acuerdo a su estrategia contra este delito.

Es así, como en el texto de la consulta se explica que cualquier producto o servicio de naturaleza bancaria o de pago, incluido el dinero electrónico y los criptoactivos, estarán bajo el alcance de esta prohibición de llamadas en frío.

Pero, también se agregarán, las hipotecas y seguros, así como garantías y planes de protección de electrodomésticos, las inversiones, incluidos artículos tangibles cuando se comercializan a modo de inversión, por ejemplo, whisky y vino, así como también, los acuerdos de crédito y deuda, incluidos acuerdos voluntarios individuales entre personas.

Y es que de acuerdo a una investigación del gobierno británico, de la cual no se informaron datos oficiales, se indicó que más de la mitad de todas las líneas fijas en Reino Unido, recibieron algún tipo de llamada sospechosa durante el año 2022, con una pérdida total de fondos por fraude estimada en aproximadamente 6,8 mil millones de libras esterlinas, unos 8,56 mil millones de dólares al cambio actual.

Esta investigación, basó una parte en los datos de una encuesta realizada por Oficina de Comunicaciones (Ofcom, «por sus siglas en inglés»), el regulador de comunicaciones del Reino Unido, que realizó una encuesta sobre estafas entre el 5 y el 7 de agosto de 2022. En todo caso, esta consulta a los consumidores y empresas en Reino Unido, durará hasta el próximo 27 de septiembre, tras lo cual el gobierno tomará algunos días para las conclusiones y el diseño del alcance de esta prohibición, que seguramente abarcará las criptomonedas.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.