Recientemente, la corporación Avanti Financial Group, Inc., con sede en la ciudad de Cheyenne, Wyoming, Estados Unidos, fue creada para operar como el “Avanti Bank & Trust”, el cual tiene como objetivo funcionar cómo un puente compatible entre el sistema de pagos en dólares estadounidenses y un custodio de activos digitales que pueda cumplir con el nivel más estricto de estándares de custodia institucional.

Será un banco digital que funcionará con un activo tokenizado propio, que está desarrollado sobre una cadena lateral de Bitcoin, en lugar de valores fiduciarios como dólares.

Avanti Bank & Trust, que por ahora está en espera de cumplir con las leyes y regulaciones estadales y federales aplicables, cómo la KYC o Know Your Client, «conozca a su cliente», y otras relacionadas cómo la AML o Anti-Money Laundering, “contra el lavado de dinero”, para abrir operaciones.

Hasta el momento, se sabe que el target principal de este banco digital está apuntado hacia comerciantes institucionales y tesoreros corporativos, para lo cual ha estado trabajando en cumplir con las leyes de activos digitales y SPDI de Wyoming, que incluyen requisitos adicionales cómo exigir que los depósitos fiduciarios estén respaldados al 100%, así como otras leyes de protección al consumidor relativas a la industria de los activos digitales.

Este banco digital, nace para resolver los problemas de liquidación demorada en las operaciones de dinero fiduciario, así como la devolución de cargo de los sistemas de pago tradicionales, los cuales ahora serán cosa del pasado según sus voceros. En virtud de los avances en materia legal, esta institución financiera anunció que está preparada para comenzar a funcionar en octubre.

El Avanti Bank & Trust, operará con directamente con Avit, su propio activo digital desarrollado sobre una “Sidechain” o una cadena lateral de Bitcoin denominada Liquid, la cual fue creada por Blockstream. Aunque, por ahora la patente de este token Avit se encuentra pendiente, se mantiene mucha reserva por parte de la institución financiera para dar a conocer algunas de sus características.

Igualmente, se conoció que aunque el token Avit, será respaldado con activos estadounidenses tradicionales, esta institución no custodiará dólares. Tampoco se conoce entonces, cual será el respaldo financiero de los Avit en el mercado.

De acuerdo con las declaraciones del director de tokenización de la empresa eFractio, Stefan Loesch, no necesariamente 1 Avit equivaldría a $1 USD, ya que sus desarrolladores se han negado a considerarlo una stablecoin como, y mucho menos una criptomoneda. En este sentido, para la organización Avanti, lo más correcto es definirlo como un nuevo activo digital.

De hecho, sus desarrolladores mantienen que Avit no tendrá los problemas legales, contables y fiscales de las stablecoins, las cuales en este momento están en el centro del debate acerca de su correcta clasificación legal y financiera, luego que se supiera en octubre del año pasado, que existe un borrador de Ley en el Congreso de los EE.UU., que define a todas las monedas estables administradas o “Stablecoins”, como simples contratos de inversión, siendo consideradas entonces en la práctica, valores, para que al final sean reguladas conforme a la Ley de Valores de los Estados Unidos de 1933.

Según Avanti Bank & Trust, este activo digital tokenizado no tendría que ser regulado bajo esta Ley federal.

Por lo que el Avit, puede ser empleado como un equivalente en dólares, en caso tal que el banco lo use como medio de intercambio, en cuyo caso Avit funcionaría sin problemas, como un certificado de depósito a la vista que se podría cambiar en cualquier momento por dólares, lo que al final es una herramienta de ahorros de bajo riesgo.

No obstante, el Avanti Bank & Trust, por los momentos, considera que su misión institucional principal es “servir de puente compatible con el sistema de pagos en dólares estadounidenses y un custodio de activos digitales que pueda cumplir con los estándares más estrictos de custodia institucional”.

Para Caitling Long, fundadora y CEO de Avanti Bank & Trust, Avit podrá ser considerado como dinero de un banco comercial o efectivo electrónico programable, y expresón que “es dinero bancario que se emite en una blockchain”. Además, Long, señaló que es muy probable que el Internal Revenue Service IRS o «Servicio de Impuestos Internos» de los Estados Unidos, trate al Avit, como un “equivalente de efectivo” lo que al final brindará facilidades a sus usuarios, por ser un activo líquido tangible, lo cual no ocurre con otros criptoactivos, incluidas las Stablecoins, que son consideradas un bien intangible por el servicio IRS.

También, Long adelantó que consideran la posibilidad de lanzar una versión de Avit en Ethereum para, así, usar otros protocolos de respaldo, sólo si éstos son solicitados por sus clientes, por lo que por ahora no es definitivo que ocurra.

Quedará por ver si en octubre comenzará operaciones esta nueva institución digital y cuál es la acogida que recibe entre los clientes institucionales que aspira atender.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.