El gobierno chino, ha arrestado 109 personas sospechosas de estar involucradas en la estafa de criptomonedas más grande de los últimos tiempos, denominada PlusToken.

Esta criptoestafa, está señalada de haber captado, casi $3 mil millones de dólares estadounidenses en depósitos, pero hace pocos días atrás, un medio de comunicación chino, sugirió que esta cifra podría estar más cercana a los $6 mil millones de dólares estadounidenses porque se sugiere que hay una mayor cantidad de personas que cayeron en el esquema.

Aunque se ha podido detener a más de un centenar de personas, es posible que gran parte de los asociados principales de la estafa piramidal hayan huido de China y Corea del Sur hacia destinos desconocidos.

PlusToken, era vendido como una oportunidad de inversión única en Bitcoin y criptoactivos, ofreciendo excepcionales rendimientos mensuales entre un 9% y un 18%, que luego se almacenaban en Wallets de Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH) y EOS (EOS) dentro de la plataforma. Los principales inversores de PlusToken, eran captados principalmente en China y Corea del Sur, aunque se conoce que había inversores Taiwan, Hong Kong, Japón y Malasia, así como de otros países del mundo.

A pesar que PlusToken, se publicitó siempre como un sistema de inversión exclusivo en criptomonedas que brindaba altos rendimientos de retorno, siempre solicitaba a los miembros que consiguieran nuevos inversores a cambio de una comisión, lo cual a todas luces, denotaba que detrás de este supuesto sistema mágico, estaba un esquema Ponzi en toda regla.

No obstante, esto no desalentaba a sus miembros que confiando en la supuesta seguridad que los miembros fundadores de PlusToken les daban, les llevaban a captar más personas para el esquema piramidal. Según la información que se entregaba a los nuevos inversores PlusToken, fue desarrollado por personas del equipo técnico original de Google y Samsung, con muchos años de experiencia, y con un laboratorio de I+D (investigación y desarrollo) supuestamente situado en Seúl.

Todos escuchaban las historias de “LEO”, fundador principal del negocio, supuestamente investigador de algoritmos de Google Alpha Dog, y que junto a su socio cofundador Kim Jong-in, quien formaba parte del equipo central de tecnología de Samsung, crearon una empresa ganadora capaz de brindar altos rendimientos con el mercado de criptomonedas. Igualmente, les decían a los nuevos inversores, que había capital de Google y Samsung, el cual representaba el 17% de sus acciones, lo cual a todas luces parecía un negocio legal y bastante seguro.

Gracias a este discurso de entrada, desde el último trimestre de 2018, esta estafa piramidal comenzó a manejar grandes volúmenes de capital, calculados en miles de millones de dólares en inversión de personas de que cayeron en su buena fe, en tan sólo unos pocos meses amasó una fortuna de más de más de $2.900.000 millones de dólares según cifras oficiales hasta el momento.

No obstante, cuando el año pasado Whale Alert, un servicio que rastrea transacciones en criptomonedas de ballenas que manejan grandes volúmenes, publicó en su cuenta en Twitter el sábado 17 de agosto de 2019, movimientos de Bitcoin que estaban posiblemente relacionadas con el esquema criptográfico PlusToken, el pánico comenzó apoderarse de los inversionistas.

En esa oportunidad, se realizaron cuatro transacciones de 7,000 BTC, 6,000 BTC, 5,000 BTC y 4,923 BTC, para un total en Bitcoin de 22,923 BTC. Esto representó un valor total estimado que superaba en ese momento los $240 millones de dólares estadounidenses. A partir de allí el miedo se comenzó apoderar de todos los que habían invertido dinero PlusToken, por lo que algunas unidades de investigación de fraude financiero en China y Corea del Sur comenzaron trabajar en el caso.

Para cuando la burbuja de la pirámide reventó, los operadores principales de PlusToken habían realizado varios retiros de los Wallet de la empresa, en la que se apropiaron de aproximadamente $3 mil millones de dólares estadounidenses en depósitos repartidos entre (BTC), (ETH), (OMG), (EOS) y (USDT) de más de tres millones de usuarios que de un momento para otro, se encontraron imposibilitados de acceder a sus fondos dentro de la plataforma.

Obviamente, la pérdida de fondos llevó a la disolución de PlusToken por lo que se dio inicio a una búsqueda internacional de los responsables, que llevó primero al arresto de seis sospechosos por parte de la policía china y luego de otras 27 personas. Sin embargo, ahora mismo el Ministerio de Seguridad Pública y la policía china han detenido a otros 82 miembros «clave» de PlusToken, por estar involucrados en la configuración de un esquema de piramidal masivo.

No obstante, la policía ha señalado que se han rastreado al menos unas 3.000 «relaciones jerárquicas» en toda la red PlusToken para determinar responsabilidades. Y si bien es cierto que muchos de los involucrados están en manos de las autoridades y pesa sobre otros órdenes de captura, los fondos no han sido recuperados y continúan moviéndose de cartera en cartera.

Hasta la fecha los fondos de la red PlusToken, se mantienen en movimiento y se sabe que han utilizado más de 6.000 direcciones de billeteras separadas para dividir, mover y tratar de ofuscar el destino final de las criptomonedas. Aunque debido a lo importante del monto estafado, muchas unidades investigación así como empresas de seguridad especializadas en análisis de Blockchain, le siguen la pista de cerca por ahora.

Para ocultar el rastro, muchas de transacciones se realizaron a través de “mixers” o mezcladores como Wasabi Wallet, que emplea el protocolo CoinJoin de manera que sea más difícil hacer seguimiento del origen y destino de los fondos, así como otros métodos sofisticados que al final han terminado en operaciones por las que poco a poco, han podido realizar retiros de pequeñas y medianas sumas en efectivo.

Estas operaciones han sido realizadas a través de brokers OTC (Over The Counter) situados en algunos en Singapur, los cuales operan fuera de los mercados organizados de manera institucional y reglamentados por estados.

Estos movimientos han sido monitorizados y descubiertos por empresas como Chainalysis, que dedicándose a analizar la volatilidad del precio de Bitcoin en 2019, determinó la relación entre las liquidaciones masivas de BTC a dinero fiat o fiduciario, procedentes de la estafa piramidal PlusToken y algunas caídas del precio de esta criptomoneda durante el año pasado.

La historia de PlusToken, da para escribir casi un libro, con todo el caudal de información que han generado. Sin embargo, se invita a los lectores a no tomar a la ligera cualquier negocio de inversión que le invite a traer más personas para que participen, obsequien premios en eventos impresionantes o que ofrezcan beneficios increíbles en corto tiempo, sea tratado con sumo cuidado -como si de una estafa piramidal se tratase- ya que el riesgo a perder la totalidad de su capital invertido es excesivamente alto.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.