Tribunal Superior de Singapur valoró a las criptomonedas como una propiedad

0
1122

Este lunes, en medio de una demanda del criptointercambio ByBit Fintech Ltd. contra una ex empleada de nombre Ho Kai Xin, por el desvío de pagos de criptomonedas a su monedero personal, el Tribunal Superior de Singapur emitió una sentencia, donde declara como propiedad personal a las criptomonedas, equiparándolas con dinero fiduciario.

La Sra. Ho “como fue llamada en el texto de la sentencia”, estando empleada en el criptointercambio, transfirió unos 4,2 millones de USDTequivalentes a 5,6 millones de dólares singapurenses”, propiedad de ByBit a direcciones en un monedero personal.

La demandada, trabajaba en WeChain Fintech Pte Ltd., una empresa constituida en Singapur, que es encargada de proporcionar los servicios de nómina para ByBit y otras entidades relacionadas. La Sra. Ho, era la responsable del procesamiento de la nómina de los empleados de ByBit.

Su trabajo exigía que mantuviera hojas de cálculo de Microsoft Excel que rastreaban los pagos en efectivo y en criptomonedas adeudados a los empleados de ByBit mes tras mes. Pero en algún momento entre el 31 de mayo y el 31 de agosto de 2022, realizó cambios en las direcciones de estos monederos de los empleados, que terminaron con el desvío de fondos.

Tras realizar este desvío de criptomonedas, se dedicó a realizar grandes compras personales e incluso adquirió un Penthouse valorado en 3,7 millones de dólares estadounidenses después de cancelar el pedido de su vivienda en construcción bajo HDB Flat, un sistema de vivienda pública en Singapur, administrado por la Junta de Vivienda y Desarrollo de ese país.

En la sentencia, el Tribunal Superior ordenó a la Sra. Ho, que devolviera lo robado a ByBit, más el pago de las costas del juicio a través de un veredicto que fue publicado este martes, por el juez Philip Jeyaretnam J., en el cual se otorgó un reconocimiento general a las criptomonedas como propiedad en las Reglas de la Corte.

Es por ello, que la sentencia ha llamado la atención fuera de las fronteras de Singapur, no tanto por el importe monetario que estaba en disputa sino por haber reconocido a las criptomonedas como una propiedad de manera que fueron equiparadas con dinero fiduciario.

Según el texto de la sentencia, “en la Orden 22 de las Reglas de la Corte 2021, que trata sobre la ejecución de sentencias y órdenes, O 22 r 1 (1) define «bienes muebles» para incluir «efectivo, deuda, depósitos de dinero, bonos, acciones u otros valores, membresía en clubes o sociedades, y criptomoneda u otra moneda digital«”.

Y continúa diciendo: “De este modo, las criptomonedas han sido reconocidas expresamente como una forma de propiedad susceptible de ser objeto de un título ejecutivo. Aunque los redactores de las Reglas de la Corte 2021 no especificaron un método preciso para llevar a cabo tal orden de ejecución…

Asimismo, la sentencia del juez Jeyaretnam, explicó que aunque “los criptoactivos no se clasifican como activos físicos”, si “se manifiestan en el mundo físico. Un concepto avanzado, que busca dar claridad sobre la intangibilidad de los criptoactivos.

Según el texto de la sentencia, “Los criptoactivos no se clasifican como activos físicos porque no podemos poseerlos de la forma en que podemos poseer objetos como automóviles o joyas. No tienen una identidad física fija. Sin embargo, los activos criptográficos se manifiestan en el mundo físico, aunque de una manera que los humanos no pueden percibir”.

Y agrega: “Esta manifestación física a nivel de bits y bytes digitales no es permanente y cambia con cada transacción. No obstante, identificamos lo que está sucediendo como un token digital particular, algo así como le damos un nombre a un río a pesar de que el agua contenida en sus orillas cambia constantemente”.

Del mismo modo, el propio juez Jeyaretnam, siguió razonando su decisión indicando que “si bien algunas personas se muestran escépticas sobre el valor de los criptoactivos, vale la pena tener en cuenta que el valor no es inherente a un objeto”.

Añadiendo que, “Si bien hablamos de materiales costosos, siendo el oro más valioso que la madera, este es un juicio hecho por un conjunto de mentes humanas. También es un juicio que varía según las circunstancias. Una silla de madera que puede flotar es más valiosa en un barco que se hunde que un trono de oro”.

Además, el juez Jeyaretnam dictaminó que el titular de un criptoactivo tiene un derecho de propiedad reconocido en el derecho consuetudinario (Common law) como una cosa en acción, a pesar de la naturaleza intangible de estos activos digitales.

“Por lo tanto, mi conclusión es que el titular de un criptoactivo tiene, en principio, un derecho de propiedad incorpóreo reconocible por el common law como una cosa en acción y, por lo tanto, exigible en los tribunales”, dictaminó el juez Jeyaretnam.

Y es que, una cosa en acción es básicamente el derecho que se tiene sobre una propiedad intangible el cual solo puede hacerse valer por acción legal y no mediante la posesión física del bien digital.

De allí que, “…también podría decirse que el derecho a hacer cumplir en los tribunales es lo que lo convierte en una cosa en acción, este tipo de razonamiento no es muy diferente de cómo la ley aborda otros construcciones sociales, como el dinero” dice la sentencia.

Y es que el juez Jeyaretnam, dice en la sentencia “…la gente generalmente acepta el valor de cambio de conchas o cuentas o billetes de papel impresos de manera diferente que se convierten en moneda. El dinero se acepta en virtud de un acto colectivo de fe mutua”.

Posteriormente, el juez Jeyaretnam, también hizo referencia a un documento de consulta de la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS, «por sus siglas en inglés»), “sobre las enmiendas propuestas a las regulaciones de servicios de pago que implementarán requisitos de segregación y custodia para tokens de pago digital”.

Por ese motivo, el juez señaló que declaraba un fideicomiso constructivo sobre el Activo Cripto y el Activo Fiat, con ByBit como propietario legal y beneficiario de los activos criptográficos que están almacenados en dicho fideicomiso, incluso si la Sra. Ho, mezcló estos activos.

Los fideicomisos constructivos en el ámbito legal, son generalmente ordenados cuando un acusado ha obtenido un interés o título de propiedad de otra persona a través de fraude, influencia indebida u otros medios engañosos. 

Esta sentencia por su conclusión, quizás funcione como jurisprudencia, en futuros casos de criptomonedas no sólo en Singapur, sino también en el mundo.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.