Stablecoins respaldadas en oro alcanzan nueva marca

0
445

El mundo se enfrenta actualmente a uno de los escenarios más problemáticos en décadas. Con la invasión de Rusia a su vecino Ucrania, se ha desatado una ola de sanciones contra el gigante euroasiático que está afectando casi todos los órdenes de la economía mundial.

Años de un gran desenvolvimiento del comercio internacional amparados bajo un esquema de globalización, así como una enorme cadena logística de importaciones y exportaciones, permitieron que Rusia y Ucrania distribuyeran sus productos a casi todos los países del planeta.

Los productos basados en los sectores del petróleo y gas, así como los agroquímicos, el sector de los minerales, la agricultura, entre otros de estas dos naciones llegan directamente a Europa, Asia y el continente Americano, para impulsar industrias de todo tipo.

Ello derivó en que es muy probable que algún panadero artesanal en España, Italia, Reino Unido así como alguno que otro en Chipre e incluso en África, utilice el trigo proveniente de Rusia o de Ucrania, la que había sido considerada el granero de Europa.

Las sanciones contra Rusia, unidas a las consecuencias de la invasión en Ucrania, han afectado la economía en todo el mundo ocasionando que, ahora mismo, muchos analistas estimen que la inflación global y la carencia de recursos será lo que marcará este 2022, más allá de la pandemia.

Tan solo la semana pasada la inflación en Estados Unidos, tocó un nuevo máximo que no se había visto en 40 años. De acuerdo a los expertos es una suma de varios factores residuales de la pandemia, la emisión de dinero en el país, así como el alza del petróleo y minerales por la invasión en Ucrania.

Es por ello que ante una situación global tan delicada como esta, los inversores recurran a la reserva de valor que siempre se ha utilizado, el oro. Eso es prácticamente lo que explica que el precio del metal precioso, haya subido casi un 14% en lo que va de año.

El precio del oro la semana pasada superó la marca de los $2.045 dólares la onza, el nivel más alto alcanzado desde agosto de 2020. En consecuencia, la capitalización de mercado de las stablecoins respaldadas en oro aumentó en un 60% durante este año.

De hecho, las stablecoins respaldadas en oro lograron un hito al superar en su capitalización los mil millones de dólares por primera vez en la historia, de acuerdo al más reciente informe semanal de Arcane Research.

Obviamente, el sentimiento del mercado ahora mismo está en búsqueda de protección contra la inflación y los vaivenes geopolíticos. En ese caso, las stablecoins como Tether Gold (XAUT), PAX Gold (PAXG), entre otras están siendo vistas como una muy buena opción de resguardo, incluso por encima del USDT.

Eso explica el por qué cualquier stablecoin respaldada en oro, comenzó a subir su precio a medida que los inversores comenzaron a realizar sus colocaciones en criptoactivos haciendo una “diversificación a las apuestas de inflación”, según explicó Arcane Research en su informe.

A medida que se acercaba el fin de semana, el precio de estas stablecoins bajó ligeramente. Al cierre del domingo, el XAUT marcó un precio promedio por encima de los $1.981,01 dólares, mientras que el PAXG cerró en $1.986,01 dólares de acuerdo a los datos del CoinMarketCap.

En cuanto al Bitcoin (BTC), la semana pasada no despuntó a pesar de haber tenido noticias de impacto. La orden ejecutiva firmada por el presidente de EEUU, Joe Biden, para investigar la adopción de las criptomonedas y una CBDC propia en ese país, fue por mucho la más importante.

Sin embargo, aunque esta noticia generó que el precio aumentara en un 10%, mostrando una tendencia hacia la recuperación, el impulso solo se mantuvo un par de días. Las preocupaciones sobre la caída en las estimaciones del crecimiento y la inflación global pasaron factura a los mercados.

Lo que muchos analistas han venido mencionando, cada día se confirma más. Con la mayor colocación de inversionistas tradicionales en el mercado de las criptomonedas, se ha creado una estrecha correlación de bitcoin con los principales índices bursátiles de Estados Unidos.

Esta tendencia en la correlación entre ambos mercados, se ha estado observado desde hace unos años hasta la fecha, por lo que cuando los indicadores van mal en los principales índices bursátiles, se puede observar una distorsión en el marcador de los criptoactivos.

Apenas como mucho el BTC, tuvo un limitado impulso que lo llevó a superar el nivel de los $40.000 dólares en dos ocasiones. Sin embargo, no fue suficiente para mantenerse y tras ello, su precio se vio presionado a la baja, por una gran acumulación de posiciones en corto.

Básicamente, el BTC terminó la semana casi al mismo precio como comenzó, por lo que no hubo variaciones con la principal criptomoneda. Y es que para muchos, las tensiones de la guerra y su impacto en los precios de las materias primas, aunado a una gran cantidad de cortos, estancaron su ascenso. El domingo el BTC cerró en $37.849,66 según CoinMarketCap.

Con el comienzo de la tercera semana de marzo, crece la expectativa hacia el logro de una solución negociada que resuelva la invasión de Rusia a Ucrania, para permitir que se vuelva a encausar los precios de las materias primas hacia unos niveles más moderados.

De no ocurrir esto, es posible que el precio del BTC se siga comportando del mismo modo, moviéndose en unas bandas de precios limitadas. Además, algunos analistas prevén que de seguirse acumulando esta cantidad de cortos, el precio se puede derrumbar hasta por debajo de los $35.000 dólares o menos.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.