Seguridad Bitcoin – Introducción 1

Seguridad Bitcoin – Introducción 1

 

Por Jose Felip Daras

 

El uso de Bitcoin, aunque fácil, conlleva algunas responsabilidades. Tenemos que asumir y concienciarnos de que somos “nuestro propio Banco”, y por ello, debemos tomar y asumir nosotros mismos las medidas de seguridad.

 

La primera recomendación es, no salir de casa con todo el dinero encima. Normalmente no cogemos todo el dinero para salir de casa cuando vamos de compras, cogemos algo en efectivo o tarjeta de pago, en muchos casos restringida a cierta cantidad en compras diarias.

 

En Bitcoin debemos hacer lo mismo, tener varias wallets, o direcciones, a las cuales “mover” las cantidades que creamos conveniente para un uso del día a día. De este modo crearíamos unas wallets (o direcciones) Hot (Calientes, de uso habitual) y otras Cold (Frías, de uso menos habitual, o como una cuenta de plazo fijo o ahorro).

 

carteras

 

¿Dónde guardamos estas wallets?

Hot Wallets: en el ordenador de uso habitual, en el Smartphone, online, en la nube.

Cold Wallets: en papel, en dispositivos hardware especiales (Trezor), en un USB Pen o disco duro externo.

Para cada caso, se deben de aplicar diferentes tipos de seguridad:

Hot Wallets: Cortafuegos, antivirus, claves de acceso largas y complejas, conexiones seguras, etc…

Cold Wallets: cajas fuertes, escondrijos.

Todo esto implica que debemos aplicar estas medidas de seguridad y todas aquellas de más que creamos convenientes, ya que el único responsable de tus Bitcoin eres tú y solo tú.

 

intercambio-p2p

 

Pero la seguridad no se queda solo en lo físico, internet y sitios locales de uso del Bitcoin también conllevan riesgos:

– intercambios locales entre personas de fiar (localbitcoin): como en la vida real, se puede encontrar algún que otro estafador.

– Exchange online: el famoso caso de MtGox, o la reciente investigación a Cryptsy, puede hacer que pierda todos los Bitcoin depositados en estos sitios.

– Sitios de compras fraudulentos: casinos y páginas de apuestas dudosas, páginas que duplican tus Bitcoin o te ofrecen altos rendimientos…

Parece que pintemos el uso de Bitcoin como algo complicado, pero todo lo contrario, intentamos concienciar de que la gestión de tú seguridad es un factor al que debes dedicar más tiempo del esperado, el cual, con el tiempo te convertirá en tu propio banco.

Tampoco terminamos aquí, la propia seguridad del protocolo Bitcoin, la red de nodos, el software que gestiona la blockchain (cadena de bloques), etc… están sometidos todos los días a pruebas de fortaleza en seguridad. Iniciamos con este artículo una serie de X artículos en los que revisaremos en próximas entregas fallos de seguridad ocurridos y ya solucionados, ejemplos, metodologías, y por supuesto, mejoras de seguridad y usabilidad, como por ejemplo:

– Deep web y Bitcoin. ¿Estafas de Navidad?

– El 51% y el minero tramposo

– Ataques DDoS a nodos

– el fichero wallet.dat

– Colisiones

– fallos de software (fallo de generación de número aleatorio)

– Fuerza Bruta: vanitygen y otro software

– La búsqueda de semillas

– … y mucho más

Contenido extra:

¿Qué es Bitcoin? Por Jose Felip Daras

 

Direcciones de vanidad y hashes de vanidad

 

Claves privadas de vanidad

Sientete libre de compartir

No se admiten más comentarios