Tras conocerse la noticia sobre Robin Zhu, quién fuese el director de operaciones (COO) del exchange basado en China, Huobi, el cual estaba desaparecido desde el 2 de noviembre, se registraron movimientos en los wallets del exchange chino hacia el exchange Binance.

La empresa que advirtió este movimiento, CryptoQuant, mostró cómo este flujo de salida de BTC habría disparado desde el 2 de noviembre y se mantuvo varias horas activo ese mismo día.

Sin embargo, aunque para el 11 de noviembre, ya se habían movido un total de 18.652 BTC, con un valor de casi $300 millones de dólares estadounidenses, cuyo flujo de salida de Bitcoins incluso continuó el fin de semana.

Hasta ahora el paradero de Zhu, sigue siendo desconocido, aunque de acuerdo a algunas versiones, este habría sido arrestado en China. Lo que hasta ahora se especula es que su desaparición tiene que ver las medidas del gobierno chino contra los exchanges.

El gobierno Chino, está tomando medidas contra los exchanges que atienden traders que residen en China, ya que está prohibido comerciar Bitcoins y cambiarnos por la moneda de curso legal que es el Yuan, por lo que muchos de estos traders han mudado sus fondos a Binance.

China prohibió en 2017 que las plataformas de trading y financiación de tokens participen en intercambios entre la moneda de curso legal y la moneda virtual o tokens, ya que las criptomonedas son reconocidas sólo como un “commodity virtual”.

Aunque en realidad, esto vaya más allá, porque el gobierno chino considera que algunos usos de las criptomonedas, son desviados a financiar actividades fraudulentas o incluso se pueden emplear para esconder fondos provenientes del blanqueo de dinero.

En todo caso, estos flujos en BTC desde Huobi a Binance alcanzaron un máximo histórico desde la desaparición del COO de Huobi. Binance, por su parte se ha negado a comentar al respecto sobre el asunto, quizás porque no desean atraer la atención de las autoridades de ese país.

Ahora muchos analistas han abordado el tema de las visitas de las autoridades financieras chinas a estos exchanges, y por ahora no hay nada claro, pues antes se especulaba que todos parecían tener relaciones estrechas muy estrechas con miembros del partido de gobierno.

Pero desde hace varios meses, el asedio a estos exchanges en China, por parte de las autoridades chinas, está causando cierto FUD en los traders que se mueven en los mercados de intercambio de ese país y por ahora no se tiene una explicación clara del destino de estas empresas.

Basta ver el ejemplo, cómo esta situación de la desaparición de Zhu, impactó en el precio de Huobi Token (HT) que venía registrando una leva caída desde octubre, pero que bajó de golpe desde los $4.15 a $3.41 el día 3 de noviembre, según CoinmarketCap, aunque desde entonces ha vuelto a subir.

Esta situación de asedio, ha obligado a estos exchanges chinos, a mudar sus sedes a jurisdicciones donde tienen cierto grado de protección lejos del alcance de las autoridades chinas, como Seychelles o Malta.

El principal rival de Huobi en el mercado chino, OKEx, también está bajo investigaciones del gobierno chino, por lo que todavía mantiene todos los retiros suspendidos desde mediados de octubre.

Por los momentos los portavoces del exchange Huobi se han limitado a decir a la prensa, que no se confíen en rumores que no salgan de la misma empresa, pues sus operaciones están funcionando con absoluta normalidad, aunque se han negado a comentar sobre Zhu.

No obstante, para algunos analistas estas investigaciones y constante presión de las autoridades chinas sobre estos exchanges, se debe a que el gobierno de ese país, no desea competencia para el yuan digital dentro de China.

El yuan digital, es una Moneda Digital para el Pago Electrónico (DCEP), que el Banco Popular de China (PBOC) ha desarrollado exclusivamente para el mercado de este país y que en principio fue pensada como una Criptomoneda del Banco Central o (CBDC).

Esta criptomoneda creada por el PBOC sólo puede ser distribuida por los bancos comerciales autorizados a sus clientes, que lo almacenan en un wallet en el Smartphone y que se utiliza sólo para realizar micropagos en comercios de todo tipo a través de los teléfonos móviles.

En consecuencia, esta criptomoneda DCEP no está sujeta a mecanismos de especulación, así como tampoco está abierta a la minería por parte de mineros particulares, pero aunque su uso se encuentra en un periodo de expansión, no desean competencia del Bitcoin dentro de China.

Artículo cortesía de:

Blockctrendy, Últimas Noticias e Historias Destacadas, Últimas noticias mundiales, Historias virales, Tecnología, Blockchain y más!

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.