Los fondos incautados de Silk Road por el DOJ fueron movidos a Coinbase

0
155

Este martes, varios analistas investigadores blockchain, advirtieron que los fondos incautados de Silk Road, por valor de más de 2.000 millones de dólares que se encontraban en poder del Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, «por sus siglas en inglés»), fueron movidos de su billetera fría de custodia a otra que pertenece al criptointercambio Coinbase.

Cómo se recordará, Silk Road (que en inglés significa ruta de la seda) era un mercado negro en línea que operaba en la Dark Web, el cual fue lanzado en 2011 por Ross Ulbricht, su fundador, quien bajo el seudónimo de “Dread Pirate Roberts”, creó por sí mismo, el que sería el primer mercado moderno de la red oscura.

Dicho mercado en línea, operaba como un servicio oculto en la red Tor, permitiendo a los usuarios comprar y vender productos y servicios entre sí de forma absolutamente anónima. Además, la plataforma Silk Road permitía recibir y realizar pagos con Bitcoin (BTC), para proteger las identidades de los usuarios.

Obviamente, este mercado negro, que operó entre febrero de 2011 y julio de 2013, era conocido por su extenso catálogo de drogas ilegales, así como también tener en línea, otros listados de productos y servicios legales e ilegales en cualquier país del mundo. Durante ese tiempo, llegó a facilitar ventas por valor de 9.519.664 BTC.

Tras meses de seguimiento de las autoridades estadounidenses, en octubre de 2013, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, «por sus siglas en inglés») cerró el sitio Web Silk Road, dando como resultado, el arresto de Ulbricht.

Aunque, trascurrido un mes desde su detención, entró en funcionamiento de nuevo, otra versión de Silk Road, denominada Silk Road 2.0, dirigida por otros administradores del sitio anterior, el cual también fue cerrado al año siguiente como parte de la Operación Onymous por el FBI.

Luego de un juicio, en 2015, Ulbricht fue declarado culpable en un tribunal federal por múltiples cargos relacionados con la operación de Silk Road y en principio fue condenado a un mínimo de 30 años de prisión por los cargos delictivos por un tribunal de Manhattan.

Sin embargo, esta sentencia cambió al finalizar el juicio, por lo que fue declarado culpable de forma unánime por un jurado de todos los cargos, lo que lo llevó a que finalmente fuera sentenciado a doble cadena perpetua en prisión sin posibilidad de libertad condicional.

Debido a que Ulbricht, utilizó pagos en BTC para escapar del control del aparato estadal en Estados Unidos, las autoridades de ese país comenzaron a cambiar su perspectiva sobre los potenciales usos de las criptomonedas en Internet y su facilidad para efectuar el blanqueo de fondos.

Silk Road, tenía miles de visitas a diario y movía miles de transacciones P2P o entre pares, situados en puntos geográficos equidistantes. Sin embargo, estos operadores a su vez empleaban a otras personas para transportar productos entre ciudades y países que llegaban a sus compradores mediante una complicada cadena logística en las sombras.

Con Ulbricht detenido cumpliendo una pena de prisión, en 2021 se conoció la importante noticia, que el DOJ había logrado dar con un hacker llamado, James Zhong, de 32 años durante una redada no anunciada en su residencia, logrando incautar 3.360 millones en BTC. Zhong, confesó a las autoridades del DOJ “haber robado activos digitales del mercado ilegal de Silk Road”.

Ahora bien, según datos obtenidos de la blockchain de Bitcoin, que se pueden observar en el sitio de Mempool, este martes por la mañana, una billetera perteneciente presuntamente al DOJ, comenzó a mover parte de los más de 2.000 millones de BTC retenidos a una dirección que de acuerdo a los investigadores pertenece al criptointercambio Coinbase.

 

A través de su cuenta oficial en la red social X, (anteriormente Twitter), el analista e investigador blockchain, ZachXBT dijo: “30,1 mil BTC (2,1 mil millones de dólares) de fondos de hackeo de Silk Road controlados por el gobierno de EEUU están en movimiento en este momento. 0.001 BTC ($69) transferidos a una dirección de depósito de Coinbase, por lo que posiblemente sea una transferencia de prueba”.

“hash txn 9c3af4b48e66565f1da1da8278036fa1dbb09f2beaaca99c3504475390ba4590 Dirección de depósito de Coinbase 3KrZVU9Jz4UKHpKUtuvkEMX1tY8zeiTvX2” y luego añadió en otra publicación: Actualización: 1999 BTC ($139M) transferido a la misma dirección de depósito de Coinbase Prime txn hash b614dd2e0fa06d776ee4d45973fab5ceb6e2dfebfb84e5f7bd45ef0975455240”

Por su parte, la firma Arkham Intelligence, una plataforma de análisis de blockchain que rastrea datos dentro de las cadenas, también confirma que estos fondos fueron enviados a la dirección de Coinbase Prime.

Vale destacar, que del mismo modo, la firma Arkham Intelligence también posee identificada la dirección desde donde se enviaron los fondos, como una dirección que pertenece al “gobierno de Estados Unidos: Fondos confiscados por el Departamento de Justicia de Silk Road (bc1qk)” en su plataforma.

Aunque la operación tomó por sorpresa a muchos, por lo general los traders de BTC mantienen una vigilancia detallada de las billeteras conocidas que poseen gran tamaño (las cuales son denominadas ballenas), para prever cuando estas mueven grandes cantidades de fondos, por su posible impacto en los mercados.

Y es que el impacto de las ballenas en el mercado, puede provocar caídas en el precio del criptoactivo, lo que genera a su vez, ventas masivas que se convierten en oportunidades de compra barata, pero también en oportunidades para hacer HOLDL.

No obstante, hay que destacar, que a pesar de este masivo movimiento, el DOJ a principios de año, había notificado que dispondría de una cantidad importante de BTC incautados, que si bien no es la totalidad de los fondos movidos, ya había hecho una advertencia.

Y es que, tras la sentencia contra Ryan Farace, de 38 años, alias “Xanaxman”, y su padre Joseph Farace, de 72, ambos residentes de Maryland, por el delito de conspiración para el lavado de dinero y vender ilegalmente Xanax a través de Silk Road, el DOJ informó que dispondría de los BTC incautados para la venta.

Mediante un aviso de decomiso publicado por ese organismo, en el que señaló que planeaba deshacerse, “de la manera que el Fiscal General de los Estados Unidos indique”, de casi 2.875 BTC incautados a Ryan Farace y Sean Bridges en 2021, además de otros aproximadamente 59 BTC que pertenecía únicamente a Farace.

Sin embargo, luego se informó que se proporcionaría un período de gracia de 60 días para que los no demandados presentaran una petición para reclamar parte de los BTC incautados a Silk Road, por lo que todos consideran que es posible que esos fondos, puedan estar relacionados con el movimiento de BTC realizado el día de ayer hacia Coinbase.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.