Entrevista Ismael Santiago Moreno Profesor doctor en Finanzas e investigador en Universidad de Sevilla

Por Óscar Domínguez

Ismael Santiago Moreno, Profesor doctor en Finanzas con la calificación de sobresaliente Cum Laude, por unanimidad. Investigador en Universidad de Sevilla, CEO Olivacoin. Speaker & International Advisor, Escritor libros Economía.

Una pregunta muy común en las entrevistas de Territorio Bitcoin, ¿Puedes hacer un pequeño repaso desde que conociste Bitcoin / Blockchain hasta hoy?

En 2014 lanzamos desde el grupo de investigación SEJ500 de la Universidad de Sevilla y de forma experimental la aplicación WESCHARTS para Android, que permitía el análisis técnico de las distintas casas de cambio de la época, con la criptomoneda bitcoin.

Todo comenzó en 2014, estaba muy interesado en la criptomoneda bitcoin y sus enormes posibilidades tecnológicas, como las ofrecidas por Blockchain.

Una vez llevada a cabo mi tesis doctoral sobre la valoración financiera de los activos intangibles en el ámbito de las empresas tecnológicas, busqué la forma de integrar las posibilidades financieras de los criptoactivos digitales y de los modelos propiamente financieros. A los que denominé en un artículo criptotitulización y que en la actualidad se denomina tokenización.

En 2017 aparece el boom de las ICOs y considero que con en este formato es posible relanzar el proyecto fallido, pero tan necesario en la Agricultura, como es el del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva y así nace OLIVACOIN.

En la actualidad OLIVACOIN ha pivotado, por la experiencia obtenida en el propio sector, a una aplicación descentralizada (dApp) en la blockchain de Ethereum denominada OLIVECHAIN, que opera mediante contratos inteligentes y cuya información detallada de los integrantes de la cadena alimentaria del aceite de oliva virgen extra (agricultores, productores, envasadores, distribuidores e intermediarios) está recogida en Smart contracts, además de ser también visible mediante QR en una web propia, disponible para todo el mundo y garantizando ciertos aspectos de la trazabilidad, como el no vender a pérdidas por ningún miembro de tal cadena.

Eres Profesor doctor de Finanzas en la Universidad de Sevilla, ¿Crees que los jóvenes están preparados para la nueva economía?

Según un informe que publicó originalmente la prestigiosa entidad financiera norteamericana Charles Schwab (una de las firmas de corretaje más grandes de este país) en noviembre de 2019, los millennials preferían mantener sus inversiones en Bitcoin (BTC) que invertir en algunas de las compañías más conocidas del mundo, como Alibaba y Netflix.

Creo que los jóvenes millenials son nativos digitales que entienden mejor las posibilidades de los criptoactivos que nuestra propia generación.

¿Qué te une a la agricultura?

Lo que me une a la agricultura fue mi difunto padre, Julián Santiago, que fue doctor ingeniero agrónomo y economista, que tuvo diversos puestos de alta responsabilidad técnica y política, como en el Senado de España, siendo presidente de la Comisión de Agricultura, para posteriormente ser director general de Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía y delegado provincial, en Córdoba, de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.

Su pasión y su investigación fue la economía agraria, esto me ha terminado marcando a mí también, como es el caso de la necesidad de un mercado de futuros de productos mediterráneos que realmente nos haga la California de Europa, como el del aceite de oliva virgen extra (y no lampante), pero no el único (fresa, jamón ibérico, aguacate y lo que supone toda huerta almeriense, granadina y murciana, casi nada).

¿Cómo llegas a crear un proyecto de trazabilidad en aceite de oliva (Olivacoin)?

La idea inicial partió del gran desarrollo de la financiación mediante ICOs en 2017 y de encontrar una alternativa innovadora a la desaparición del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva (MFAO). Esto se produjo principalmente por las estrictas exigencias de adaptación y requerimientos normativos y económicos demandados por la reglamentación comunitaria y por los cuantiosos desembolsos exigidos. La utilidad que ofrecía el MFAO al sector del aceite de oliva radicaba en la aportación de transparencia al mercado y en que cumplía con la función de observatorio de precios. Esta primera posibilidad quedó abortada por la falta de regulación que había en España sobre el tema y por decisión de la CNMV, que nos terminó empujando a pivotar la idea hacia proyectos de I+D+i en el ámbito agrario.

La idea inicial de Olivacoin partió del gran desarrollo de la financiación mediante ICOs en 2017 y de encontrar una alternativa innovadora a la desaparición del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva (MFAO)

Partió del Grupo de Investigación de Finanzas PAIDI (SEJ-500) de la Universidad de Sevilla, donde inicialmente se llevó a cabo un exhaustivo estudio económico-financiero de las treinta principales empresas aceiteras de España en 2017, una muestra que era representativa de ese sector y de ese período, a nivel nacional.

El estudio mostraba dos principales problemas financieros en este mercado: la métrica gastos financieros sobre ingresos de explotación, que ascendía al 3,9%, y el de la ratio de aprovisionamientos sobre ventas, que lo hacía en niveles del 90%.

Esta problemática financiera se ha acentuado en la actualidad, como ya indiqué personalmente al sector del aceite de oliva en su día.

En la actualidad, OlivaCoin ha pivotado a una DApp de trazabilidad para el sector del Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) en la blockchain pública de Ethereum, adaptada a las actuales necesidades perseguidas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en su denominada Ley de la Cadena Alimentaria.

La tecnología permitirá: informar sobre los costes de producción de los distintas agentes intervinientes de la cadena de valor alimentaria; la existencia de un contrato escrito entre los distintos eslabones registrados de la cadena alimentaria, mediante Smart contracts; se hará pública la venta a pérdidas gracias al empleo de la blockchain pública de Ethereum y se dará información veraz de la trazabilidad de las actividades internas de los intervinientes registrados de la cadena alimentaria del aceite de oliva virgen extra.

Has escrito recientemente un libro, La nueva economía blockchain y criptomonedas en 100 preguntas ¿Qué te lleva a escribir este libro? ¿Consideras que el libro puede ayudar a entender esta nueva economía?

Lo que me lleva a escribir este último libro es la acumulación de experiencia desde 2014 hasta la actualidad, que se ha concretado en la obra “La Nueva Economía. Blockchain y Criptomonedas en 100 preguntas”

En este libro, de forma divulgativa, he pretendido explicar la Nueva Economía basada en Blockchain y sus Criptomonedas. La cual está íntimamente asociada a la denominada Cuarta Revolución Industrial, ya que hablamos de tecnologías convergentes con el IoT, la Inteligencia Arrtificial, la Ciberseguridad y el Big Data, propias éstas de la revolución.

En este libro, de forma divulgativa, he pretendido explicar la Nueva Economía basada en Blockchain y sus Criptomonedas

En este libro se explica la evolución, las tecnologías que la forman, los efectos que está provocando en la actual Economía y cómo está desarrollando unas nuevas finanzas basadas en la criptografía, la teoría de juegos, la tecnología de contabilidad distribuida y el software de código abierto. Sin querer ser visionario de lo que podría pasar, en la última pregunta del libro hago hincapié en la actual crisis que estamos sufriendo.

Se pretende que el lector entienda en qué consiste la Nueva Economía Blockchain (NEB), que es una continuación evolucionada de lo que llegó a definirse como nueva economía a finales de los noventa del siglo XX. Este término fue creado para describir la evolución de una economía basada principalmente en la producción industrial a otra basada en el conocimiento exponencial, gracias a internet y a la globalización económica.

La Nueva Economía Blockchain es la siguiente fase de la evolución de internet de la información a la que denominamos «la era de la descentralización», en donde blockchain juega un papel decisivo.

La descentralización impulsa el capitalismo, abriendo oportunidades de nuevos modelos de negocio y creando nuevas capas de producción, colaboración, trabajo y creación de valor, en general.

Uno de los aspectos principales de la NEB es la denominada tokenización, que consiste en la funcionalidad que pueden llegar a adquirir los denominados tokens o ‘fichas’ digitales programables.

La tokenización y la capacidad de innovación disruptiva de blockchain, se basa en tres aspectos principales: la representación digital del valor; el control del token lo determinan las claves criptográficas y el registro de la propiedad del token radica en la cadena de bloques.

Mientras que internet supuso una transformación sin precedentes en el acceso e intercambio de información, la cadena de bloques lo será en el intercambio del valor programable, llevándonos al denominado internet del valor.

¿Qué impacto estimas que tendrá el coronavirus en la economía mundial y cuál es tu pronóstico al respecto?

El Covid-19 o coronavirus ha creado la primera gran crisis sanitaria global de la era digital en el siglo XXI, haciendo verdaderos estragos en la economía y en la sociedad, siendo una verdadera amenaza para la actual globalización.

Desde el punto de vista del impacto en la actividad económica se están acelerando las caídas en el gasto de los consumidores y de las empresas, como es el caso del sector de viajes o del ocio, además las compañías continúan teniendo serios problemas en sus cadenas de suministro.

El coronavirus es fruto de la propia globalización ya que no entiende ni de fronteras, ni de razas, ni de religiones, ni de estatus sociales, con una capacidad de contagio exponencial.

Para enfrentarse a esta crisis económica, social y sanitaria, el gobierno de Estados Unidos solicitó el 18 de marzo la aprobación del Congreso para una serie de partidas excepcionales multimillonarias para tratar de mantener a flote la primera economía mundial, entre las que se incluyen inyecciones directas de efectivo a los contribuyentes y diversas partidas para reforzar el tratamiento del virus y a la actividad de las empresas en riesgo de quiebra. Un colosal paquete de estímulo valorado en 1,2 billones de dólares para reanimar la economía ante los efectos del Covid-19.

El pánico está dominando los ánimos de los inversores. Las sumas de nuevos anuncios de medidas institucionales no consiguen calmar a los mercados de una pandemia que ya se cobra más muertos en Europa que en China, disparando las primas de riesgo en Europa y una sangría de ventas de deuda soberana que en el caso de Italia ha dado pie a la intervención del Banco Central Europeo para tratar de contener las masivas ventas.

Ni últimas acciones de la Reserva Federal de Estados Unidos para apoyar la liquidez en los mercados, por valor de unos 500.000 millones de dólares, ni la rebaja de los tipos de interés al 0% ni el anunció compras de activos por 700.000 millones, baterías estas de estímulos que no se veían desde la crisis financiera de 2008, son suficientes para acabar como el actual pánico inversor ante el coronavirus.

Si nos fijamos en los pronósticos económico, éstos no son muy halagüeños que digamos, como el caso de Goldman Sachs que espera una recesión en Europa, Japón, Canadá y, seguramente, Estados Unidos, con una incertidumbre en torno a los números superior a lo normal. Para esta entidad la recesión global ha llegado.

Tampoco hay buenas noticias desde JP Morgan, donde estiman que la economía norteamericana podría contraerse un 4% este trimestre y un 14% el próximo, y en el año es probable que se reduzca un 1,5%, siendo uno de los pronósticos más nefastos emitidos hasta ahora sobre el posible impacto de la pandemia de coronavirus.

Pimco es una de las mayores gestoras financieras del mundo y prevé también que el producto interior bruto (PIB) de China se contraiga un 6 % en el primer trimestre del año, como consecuencia del coronavirus. China representa aproximadamente el 25 % de la actividad manufacturera global.

Con todo esto es inevitable pensar en una recesión global, que provocaría un desplome de los resultados empresariales mundiales del 25% como indicó Citigroup.

Yo no soy optimista, esperando una recuperación en “v” como algunos economistas indican para final de año, considero que lo más probable es un descarrilamiento del mercado de deuda internacional (donde nos costará muy caro los 200.000 millones del presidente Sánchez) como empieza a indicar las primas de riesgo (como pasó en 2012 con la crisis de la deuda soberana) que se llevará por delante a los mercados financieros mundiales, por causas como la falta de medidas fiscales novedosas y eficaces de los distintos gobiernos y la incompetente y ciega actuación de los banqueros centrales, que terminarán poniendo en serio peligro al dinero fíat.

Espero que para entonces bitcoin esté a la altura de las consecuencias y no como está demostrando las últimas semanas, “IN HALVING WE TRUST”.

El CIBTC Blockchain Summit en Motril, se ha tenido que aplazar, pero ¿Puedes contarnos como iba a ser tu participación?

En España, los sectores económicos de la agricultura y la ganadería tienen una importancia fundamental, tanto social como económica. Principalmente, estas actividades se desarrollan en el ámbito rural español, donde se está produciendo actualmente un fenómeno de vital importancia: la España vaciada. Un 10% de la población española, que ocupa el 70% del territorio, se encarga de la sostenibilidad del 100% de las reservas de agua y oxígeno para disfrute de todos.

Es insostenible que el 10% de la población sea el encargado de conservar y sostener el 70% del territorio, cuando además se da la circunstancia de que en esos territorios es donde están los elementos esenciales de nuestra existencia. Es en esas zonas donde están el 100% de las reservas de agua y de oxígeno, y buena parte de nuestra despensa alimentaria, dado que es el espacio natural de la agricultura y la ganadería.

Es hora de que la denominada España despoblada perciba un justo precio por mantener unas condiciones medioambientales que permiten que ese 90% de la población, que vive concentrado en el 30% del territorio. Consideramos que la tecnología Blockchain puede jugar un papel fundamental y creciente.

Igual que la industria ha asumido que el que contamina paga, y hasta se ha desarrollado un mercado de derechos de contaminación, es el momento de dar el salto a que el que conserva, el que oxigena, cobra; esto podría llevarse a cabo mediante la tokenización.

Como comenté anteriormente, presentaremos la versión de prueba de la DApp de trazabilidad AOVE denominada OLIVECHAIN, en el congreso internacional de Blockchain CIBTC a celebrarse próximamente, cuando estemos libres de coronavirus.

Estamos convencidos de que la herramienta Blockchain citada será de mucha utilidad para el Observatorio de precios y de la agencia de información y control alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.