Japón permite a las empresas de capital de riesgo invertir en criptoactivos

0
332

Japón está dando un giro en su política, para permitir un mayor acceso de los inversores institucionales y minoristas japoneses a la inversión en stablecoins, organizaciones autónomas descentralizadas (DAO), tokens no fungibles (NFT) y criptomonedas en general.

Y es que, para nadie es un secreto que la economía de Japón hasta mediados de 2023, era la tercera más grande a nivel mundial, detrás de los Estados Unidos y China. Su modelo económico basado en la cooperación entre el gobierno y las industrias, así como rígidas costumbres del trabajo duro, junto al dominio de la tecnología han llevado a ese país hacia el éxito económico.

Los sectores estratégicos de la economía japonesa, están conformados por productos de alta tecnología para empresas, productos manufacturados y artículos electrónicos para el consumo masivo, así como también los vehículos y motocicletas, además de la industria del acero.

Su moneda, el yen japonés, es la tercera más transada en los mercados a nivel mundial, detrás del dólar estadounidense y el euro, mostrando tan sólo una pequeña parte de la influencia del poder económico de ese país. A pesar de esto, su economía entró inesperadamente en recesión a finales de 2023, junto a la de Reino Unido.

La economía de esa nación insular del océano Pacífico, se contrajo por segundo trimestre consecutivo, perdiendo así ante Alemania el tercer puesto de los países más ricos del mundo por producto interno bruto (PIB), luego que este indicador cayera un 0,4% en los últimos tres meses (Q4) de 2023 en comparación con el mismo período en 2022.

Estas cifras causaron sorpresa, en vista que los economistas anticipaban un crecimiento de más de un 1% en el último trimestre del año, pronóstico que no se cumplió. Obviamente este panorama, está influenciado por un yen débil, que pesa en la caída de la demanda, alimentada a su vez por una población envejecida que es uno de los principales problemas de fondo que afecta su modelo económico.

Desde luego, cuando Alemania superó a Japón como tercera potencia económica, se encendieron las alarmas niponas. El ministro de Economía japonés, Yoshitaka Shindo, de acuerdo con la agencia de noticias Kyodo News+, dijo en una conferencia de prensa: “El hecho de que Alemania haya superado a Japón demuestra que es imperativo que promovamos reformas estructurales y creemos una nueva etapa para el crecimiento”.

De allí que, Japón comenzó a regular el acceso al Web3 y las criptomonedas con la finalidad de diversificar y potenciar aún más su economía, por lo que ha comenzado a reformar sus estrictas regulaciones vigentes, que ayudaron a proteger a los inversores de la debacle de FTX Japan.

El Partido Liberal Democrático de Japón, que gobierna ese país, está desarrollando los mecanismos legales que permitirían ampliar el acceso a ese ecosistema para invertir en DAO’s, stablecoins, NFT y criptomonedas en general.

En la propuesta del equipo del proyecto Web3 del Partido Liberal Demócrata que gobierna Japón, se puede leer: “Mientras muchos otros países se quedan quietos y se encogen de hombros ante el viento frío, Japón está posicionado para desempeñar un papel único en la industria de la criptografía”, en señal que ese país está dispuesto a permitir el acceso al sector criptográfico.

Este proyecto de ley aprobado por el gabinete japonés a finales de enero, permite a las empresas de capital de riesgo financiar nuevas empresas Web3 a cambio de criptoactivos, para impulsar la inversión en este sector.

Para ello, el gabinete japonés “aprobó un proyecto de ley que agrega las criptomonedas a la lista de activos que los fondos de inversión y las empresas de capital de riesgo del país pueden adquirir”, el cual será llevado al parlamento para su aprobación.

Asimismo, el gabinete de Japón aprobó el viernes pasado un proyecto de ley que agrega las criptomonedas a la lista de activos que los fondos de inversión y las empresas de capital de riesgo del país pueden adquirir, dijo en un comunicado el Ministerio de Economía, Comercio e Industria.

Y es que, el gabinete de Japón aprobó el “Proyecto de Ley para modificar parcialmente la Ley de Mejora de la Competitividad Industrial, etc. para promover la creación de nuevas empresas y la inversión en la industria”, que será presentado a la 213ª Sesión Ordinaria de la Dieta.

Este proyecto de ley, busca ampliar la inversión interna estratégica y para ello, primero se deben “adoptar medidas tributarias a gran escala y a largo plazo para la inversión y la producción en campos estratégicos, medidas tributarias para fortalecer la competitividad de lugares como bases de investigación y desarrollo, y medidas metabólicas e innovadoras que conduzcan a la expansión de inversión nacional”, señala el comunicado del Ministerio de Economía, Comercio e Industria.

El primer paso es “brindar apoyo intensivo a las medianas empresas y nuevas empresas que son la fuerza impulsora de la economía de Japón”, ya que como dijimos al principio de esta nota, la economía japonesa se destaca por la “cooperación entre el gobierno y las industrias”, por lo que este es un paso en este sentido.

Además, en la revisión parcial de la ley sobre contratos de sociedades de responsabilidad limitada de negocios de inversión, el gobierno japonés dijo que “se tomarán medidas para agregar criptoactivos a la lista de activos que pueden ser adquiridos y mantenidos por sociedades limitadas de inversión (LPS)”.

Esto fomentará la inversión en ese sector, el cual está en auge tras la aprobación en Estados Unidos de los fondos cotizados en bolsa o ETF de bitcoin al contado, lo cual ha llevado al mercado a volver tocar máximos no vistos desde hace dos años atrás.

Indudablemente, el gobierno japonés no descansará hasta lograr nuevamente restablecer su condición de tercera potencia económica mundial y para ello, se está tomando muy en serio su papel como nación tecnológica que incentivará el sector criptográfico.

Basta con recordar que, desde hace varias décadas atrás, Japón ha sido un líder mundial en tecnología, pero también, en las regulaciones a las criptomonedas, que tras el incidente del ciberataque y quiebra de Mt. Gox en 2014, se convirtieron en una de las más estrictas en lo que respecta a la protección de los usuarios.

No obstante, a pesar que existen fuertes regulaciones incluso para las stablecoins y las criptoempresas, su marco normativo ha sido históricamente uno de los más amigables con las nuevas tecnologías financieras y también le han ido abriendo las puertas a las criptomonedas con la finalidad de lograr nuevas oportunidades e impulsar la innovación.

Incluso, en materia impositiva, el año pasado, la Agencia Nacional de Impuestos de Japón informó que las empresas emisoras de criptomonedas en el país, no tendrían la necesidad de pagar impuestos sobre las ganancias no realizadas de capital, aunque se hayan revalorizado, siempre y cuando estos activos digitales no sean intercambiados a monedas fiduciarias.

Ahora, con estos nuevos pasos el gobierno japonés está buscando relajar algunas reglas para incentivar a las empresas de capital de riesgo en ese país, para que se metan de lleno en el financiamiento de las criptoempresas, lo que sin duda impulsará el sector y traerá beneficios para Japón. Por lo pronto, se espera conocer más detalles de esta reforma a finales de esta semana.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.