El contagio se extiende con la quiebra de BlockFi

0
974

Casi para nadie era un secreto que la caída de FTX, contagiaría al resto de las empresas del sector que estuvieran expuestas al Exchange manejado por Sam Bankman-Fried. Por ello, la plataforma de préstamos BlockFi, ha sido la última víctima, en haberse acogido al Capítulo 11 de la legislación de bancarrota de Estados Unidos.

BlockFi, es una empresa de servicios financieros con sede principal en Nueva Jersey, que brindaba servicios de crédito a mercados con acceso limitado a productos financieros simples del mercado tradicional mezclados con criptoactivos.

BlockFi, respaldada por Peter Thiel, fue fundada en 2017 por Zac Prince y Flori Márquez y se diferenciaba de otros proveedores de servicios criptográficos al combinar tarifas competitivas con beneficios de calidad institucional. 

De hecho, su posición en el mercado valió para que BlockFi fuera valuada en 3.000 millones de dólares, siendo el único prestamista independiente con respaldo institucional de inversores que incluyen Valar Ventures, Galaxy Digital, Fidelity, Akuna Capital, SoFi y Coinbase Ventures. 

Básicamente, BlockFi, prestaba dinero tomando las criptodivisas de los clientes como garantía. Proclamaba que quería construir “un puente entre los activos digitales y los productos financieros y de gestión de la riqueza tradicionales para avanzar en el ecosistema general de activos digitales”.

BlockFi que tenía oficinas en Nueva Jersey, Nueva York, Singapur, Polonia y Argentina, informó este lunes en un comunicado, que había “comenzado el proceso de reestructuración para estabilizar el negocio y maximizar el valor para todos los clientes y partes interesadas”.

Por lo que para proteger a los más de 100 mil clientes, había instado el procedimiento junto con ocho de sus filiales ante un juzgado de Nueva Jersey, ante el que ha presentado la documentación correspondiente, para acogerse a “la protección del Capítulo 11 de manera de preservar el valor del cliente y buscar recuperaciones de las obligaciones de la contraparte”.

Vale recordar que luego de la declaración de quiebra de FTX, BlockFi decidió el pasado 11 de noviembre, bloquear los movimientos de efectivo y criptomonedas de sus clientes, debido a los estrechos lazos financieros y comerciales que mantenía con el que fue (hasta hace algunas semanas atrás), el tercer Exchange más grande del mundo.

Con el colapso de FTX, el equipo de gestión y el consejo de administración de BlockFi tomaron inmediatamente medidas para proteger a los clientes y a la compañía”, ha señalado Mark Renzi, de Berkeley Research Group (BRG), el asesor financiero de BlockFi, en el comunicado.

Desde su creación, BlockFi ha trabajado para dar forma positiva a la industria de la criptomoneda y hacer avanzar el sector. BlockFi espera un proceso transparente que logre el mejor resultado para todos los clientes y otras partes interesadas”, añadió Renzi sobre BlockFi.

En otras palabras, BlockFi asegura en su comunicado, que se centrará en recuperar todas las obligaciones que tienen contraídas con ella terceras partes, entre las que cita a FTX. Aunque, advirtió de que debido al proceso paralelo de bancarrota que sigue FTX y sus filiales, este procedimiento de recuperación se puede retrasar.

Sin embargo, cabe recordar que, BlockFi enfrentó acusaciones de la Comisión de Valores y Bolsa (la SEC, «por sus siglas en inglés») a inicios de este año, por violar las disposiciones de registro de la Ley de Sociedades de Inversión de 1940.

La SEC también acusó a BlockFi de comercializar préstamos, cuentas y productos financieros híbridos entre las criptomonedas y las inversiones tradicionales, sin registrar las ofertas y ventas de su producto de criptopréstamo minorista.

Para resolver los cargos de la SEC, el pasado 14 de febrero, BlockFi llegó a un acuerdo de pagar una multa de 50 millones de dólares, cesar sus ofertas y ventas no registradas del producto de préstamo, BlockFi Interest Accounts (BIA), e intentar llevar su negocio dentro de las disposiciones de la Ley de Sociedades de Inversión dentro de los 60 días siguientes a la publicación del acuerdo.

Adicionalmente, BlockFi también anunció que registraría bajo la Ley de Valores de 1933 la oferta y venta de un nuevo producto de préstamo y además, acordó pagar 50 millones de dólares adicionales en multas a 32 estados para resolver cargos similares, producto de su comportamiento reiterativo desde 2019.

Pero esto no es todo, pues BlockFi tras su traspié con los reguladores de Estados Unidos, junto a la caída del mercado que comenzó con el criptoinvierno y el derrumbe de Luna (LUNA) y de su stablecoin TerraUSD (UST), atravesó por dificultades financieras a mediados de este año que requirieron ayuda externa para tratar de solventarlos.

La ayuda provino nada más y nada menos que de FTX US, la filial estadounidense del operador de intercambio de criptomonedas FTX, la cual firmó un acuerdo que le da la opción de comprar la empresa de criptomonedas BlockFi por hasta 240 millones de dólares, además de proporcionarle una línea de crédito de 400 millones de dólares.

No obstante, con la declaración de quiebra de FTX y FTX US, y la congelación de sus activos, fue más que obvio que BlockFi ya no pueda acceder a los fondos de su línea de crédito. Además, BlockFi, ha sido perjudicado, pues parte de sus activos ahora están congelados por la deuda con FTX US.

De hecho, el diario The Wall Street Journal había informado a mediados de este mes, que de acuerdo a personas familiarizadas con el asunto, BlockFi estaba preparando una posible declaración de quiebra después de detener los retiros de los depósitos de los clientes y reconocer que tiene una “exposición significativa” al intercambio en quiebra FTX.

Ahora, al haberse hecho realidad este temor, la comunidad piensa que la caída de BlockFi se suma a la lista de otras importantes empresas prestamistas de la industria que han caído este año, como Celsius Network LLC y Voyager Digital Holdings, Inc.

El criptoinvierno y las caídas de actores fundamentales en la industria, han tenido un impacto negativo en el ecosistema en 2022, haciendo que el valor de bitcoin (BTC), la principal criptomoneda del mercado, haya perdido dos tercios de su valor, para situarlo desde hace unos días, en el nivel de los 16.000 dólares, donde por el momento parece que no puede escalar más.

Pero esta noticia de BlockFi, no hizo más que acrecentar el impacto negativo en la cotización de este lunes, llevando a bitcoin a cotizar a la baja tras el anuncio de la declaración de quiebra de BlockFi, aunque quizás es muy pronto para alcanzar a ver la dimensión del daño al ecosistema y la confianza de los inversores.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.