El caso del allanamiento a Nexo en Bulgaria podría agravarse

0
939

La semana pasada, una oficina en Bulgaria perteneciente al criptoprestamista Nexo, fue allanada por la fiscalía y los organismos policiales, como parte de una investigación sobre lavado de dinero y otros delitos asociados a esta sede.

Nexo que funciona desde 2018, es un criptoprestamista encargado de brindar servicios financieros profesionales dentro del ecosistema de las criptomonedas, gestionando activos por más de 5 millones de usuarios en 200 jurisdicciones.

Sin embargo, el pasado 12 de enero, la oficina de Bulgaria fue allanada por más de 300 agentes de la policía y fiscales “con el objetivo de neutralizar la actividad criminal ilegal” en Nexo, de acuerdo a la fiscal de la oficina de Sofía, capital de Bulgaria en una declaración.

El allanamiento se llevó a cabo como parte de una investigación multiagencia “sobre posibles lazos con el crimen organizado, lavado de dinero, delitos fiscales, delitos relativos a la licencia de la actividad bancaria y el fraude informático”, dijo a Siika Mileva portavoz del fiscal jefe de Bulgaria.

Actualmente, el criptoprestamista Nexo con sede en Londres, posee operaciones en varios países entre los cuales se encuentra Bulgaria, aunque cabe señalar que los países donde opera Nexo está regulado por las agencias financieras respectivas.

No obstante, en algunas jurisdicciones como en varios estados de Estados Unidos, hace unos meses atrás, los reguladores emitieron órdenes de “cese y desista” contra Nexo, por el ofrecimiento de valores no registrados

De hecho, la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, acusó a Nexo por “representar falsamente que cumple con la normativa aplicable y los requisitos de concesión de licencias”, algo que no aplicó en ese estado, lo que la llegó a “operar ilegalmente y defraudar a los Inversionistas”.

Como respuesta, el pasado mes de diciembre, el criptoprestamista Nexo, señaló que iba a comenzar la eliminación gradual de sus productos y servicios en los Estados Unidos, debido a que el país se negó a “proporcionar un camino a seguir para la habilitación de las empresas blockchain”.

Además, el equipo de Nexo agregó en el momento en que salió de Nueva York, que dicha acción se llevó a cabo como parte de un “enfoque cooperativo con los reguladores”, lo cual no parecía estar a tono con lo que indicó la propia fiscalía de Nueva York en su comunicado.

Ahora, en Bulgaria tras una investigación que inició en septiembre de 2022, se realizaron acusaciones de crimen organizado, lavado de dinero, delitos fiscales, delitos relativos a la licencia de la actividad bancaria y el fraude informático contra personas relacionadas con la plataforma de criptopréstamos Nexo.

Algunas personas familiarizadas con lo que sucede con Nexo, han señalado en varios medios, que dicha se inició poco tiempo después de que los servicios de inteligencia extranjeros detectaran operaciones financieras destinadas a clientes, bancos y entidades rusas, pese a las sanciones internacionales contra el sistema bancario de ese país y sus ciudadanos.

Esta investigación criminal que se lleva a cabo en Bulgaria, ha causado impacto en una época en que la criptoindustria de los préstamos, ha sido sacudida por varias quiebras sucesivas e importantes como la de Celsius y BlockFi.

La quiebra de estas empresas de criptopréstamos, tuvo lugar cuando el valor del mercado de criptoactivos se derrumbó ante la crisis del ecosistema Luna (LUNA) y su stablecoin TerraUSD (USDT), lo que impulsó a Nexo a convertirse en uno de los principales actores del mercado.

Los fiscales búlgaros señalaron que la plataforma Nexo, había sido utilizada desde 660.000 direcciones para realizar más de 4 millones de transacciones en criptomonedas por un valor de más de 94 mil millones de dólares en total, durante los últimos cinco años.

Tras estos hallazgos, las autoridades de Bulgaria, dijeron que los principales organizadores del esquema están siendo investigados. Y es que de acuerdo con el reporte de la fiscalía, se investigaron a ciudadanos búlgaros bajo sospecha de que la actividad hubiera sido llevada a cabo principalmente en territorio de ese país.

“La evidencia que ha sido recogida muestra que una persona que utiliza la plataforma y se transfiere criptomonedas, ha sido oficialmente declarada una persona que financia actos terroristas”, según dijo la fiscalía búlgara.

Por su parte, Nexo, señaló en un hilo de su cuenta oficial de Twitter: “A pesar de estar totalmente automatizado, Nexo cuenta con más de 30 oficiales de cumplimiento AML que se aseguran de que conservemos una imagen en tiempo real de nuestros clientes, que incluye publicaciones adversas en los medios, listas de sanciones de la OFAC y fuente y flujo de fondos, etc.

El criptoprestamista agregó: “Desafortunadamente, con la reciente represión regulatoria contra las criptomonedas, algunos reguladores han adoptado recientemente el enfoque de patear primero, hacer preguntas después. En los países corruptos, están al borde con el crimen organizado, pero eso también pasará”.

Y finalmente Nexo indicó: “Siempre estamos cooperando con las autoridades y los reguladores pertinentes, y tenemos la esperanza de tener algunas noticias emocionantes en las próximas semanas”.

Pero además, un portavoz de Nexo, señaló que “niega vehementemente” las acusaciones vertidas contra la empresa por parte de la Fiscalía búlgara. Y añadió, que “la investigación y la reciente redada de sus oficinas tenían motivaciones políticas” tras la detención de cuatro personas el pasado viernes en el marco de la investigación sobre la empresa.

Según un reporte de la Bulgarian News Agency (BTA, «por sus siglas en inglés»), cuatro personas fueron detenidas y acusadas de participar en “un grupo de delincuencia involucrado en lavado de dinero, fraude fiscal, el fraude informático y operar sin licencia de la actividad bancaria”.

En una rueda de prensa el pasado viernes, la fiscalía dijo que los ciudadanos búlgaros que han sido acusados son sospechosos de blanqueo de dinero, delitos fiscales, fraude informático y banca sin licencia.

De estas personas, dos fueron puestas en libertad bajo fianza de casi 550.000 dólares y otras dos continúan sin ser localizadas en el país, por lo que se enviaron reportes a Interpol para que sean buscadas internacionalmente.

Además el Fiscal General Adjunto Borislav Sarafov, dijo que unos 20 testigos serán incluidos en el programa de protección de testigos y que el grupo Nexo ha realizado 23 transacciones a través de direcciones en un Exchange de criptomonedas ruso por lo que ha incurrido en sanciones de la UE.

Por ahora, queda esperar los nuevos movimientos que realizará la fiscalía búlgara y que otras investigaciones podrían llevarse a cabo en más países contra Nexo. Igualmente queda por conocer que acciones tomará el criptoprestamista, quien ya mencionó a través de un portavoz que piensa tomar acciones legales en los tribunales de ese país.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.