En los ‘80 había un videojuego, no recuerdo si era el Super Mario, u otro similar, donde el personaje protagonista iba recorriendo una serie de plataformas entre las que tenía que saltar para ir cogiendo monedas (tokens) y algunas estaban visibles solo un tiempo determinado y si llegabas tarde desaparecían.

Lo que está ocurriendo con algunos exchanges cuando eliminan de sus carteras determinadas monedas o tokens me recuerda a aquel juego.

En muchas ocasiones el delisting de una criptomoneda, a pesar de que sea advertido con tiempo, no deja opciones a los propietarios para moverlas a otras carteras, porque no hay otros exchanges a los que se puedan mover.

En el que las elimina simplemente no hay posibilidad de cambiarlas por otras, y tampoco se encuentra una wallet fiable a la que traspasarlas. Como resultado, muchas pequeñas, y quizá no tan pequeñas, cantidades de dinero invertido en esas monedas se quedan bloqueadas en el exchange indefinidamente.

Hay muchos ejemplos sobre la confusión que esta situación nos crea, si estás en una situación parecida con algún Token, escríbenos, estamos creando un reportaje sobre todo esto

¿A dónde va a parar el valor de todas esas monedas que se quedan en el limbo? Se habla mucho de regulación del mercado cripto, pero ¿alguien se plantea investigar esto? No me extrañaría que el primer abogado que presentase una demanda bien fundamentada ante este tipo de casos encontrase un filón digno de salir en la prensa.

Artículo cortesía de:

Alberto Huerta, Master en Dirección de Marketing y Gestión Comercial. Business Manager en empresas de tecnología médica. Inversor en bolsa y criptomonedas.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.