Blockchain se trata de una grata realidad visionaria, no esperada, pero sin duda una línea a seguir muy ventajosa

Entrevista Óscar Lage Tecnalia

 

Por Óscar Domínguez

 

Óscar Lage Serrano. Jefe de Ciberseguridad, Investigador Senior y Gerente de Proyecto en Tecnalia, Ha participado en varios proyectos de investigación europeos y españoles desarrollando tecnologías innovadoras de Seguridad de la Información basadas en algoritmos criptográficos. Sus comienzos fueron en la investigación en la Universidad de Deusto en donde trabajó la seguridad biométrica y la autenticación. Ha sido participe en la fusión de las empresas que han dado lugar a Tecnalia (Fundación); la unión de varios centros para lograr el mayor centro de investigación en España.

 

 

¿Qué es Tecnalia?

Tecnalia es una fundación sin animo de lucro. Se encuentra entre la cuarta y quinta principal empresa europea, que trabaja en conjunción con los temas de seguridad IT y seguridad en la nube y criptografía. Todas estas cuestiones las he trabajado para aplicarlas en la red eléctrica inteligente, que son un dominio diseñado para que funcionaran también con ciberseguridad en las energías eléctricas.

 

He trabajado en múltiples sectores e industrias, entre las que se encuentra la industria 4.0 en su adopción, dado que existen muchos problemas de seguridad y me mantengo muy ligado desde hace varios años a este campo, y con los medios de pago que queremos tener también soluciones.

 

Hemos creado la primera pulsera portátil y adaptable para realizar pagos, y su diferenciación es que no está vinculada a PayPal. En 2014, gracias a este desarrollo, hemos tenido una gran visibilidad y esta parte de desarrollo del grupo ya está trabajando también en Blockchain, dentro de algunas propuestas europeas. También somos líderes y resolvemos los “topics” en investigación que propone la Comisión Europea, junto con otros grandes expertos.

Esta es mi carrera investigadora, pero además, en paralelo, como me gusta el tema del emprendimiento, tanto a nivel personal como en el de intraemprendimiento.Estoy muy vinculado al mundo de las startups, en donde he participado ya en más de media docena de ellas. Tanto en el ámbito privado, como desde Tecnalia. La mayoría de estas empresas están vinculadas a otras empresas de base tecnológica y casi todas ellas basadas en protocolos o tecnologías vinculadas a la ciberseguridad.

Tanto personalmente, como a través de los mecanismos del centro de investigación de Tecnalia, deseamos transferir las tecnologías a las empresas. Se puede vender una patente y la forma habitual es crear una tecnología, pilotarla desde Tecnalia, y luego, ponerla en una startup para que siga su recorrido. Ahora sigo en el Consejo de Administración de la última startup que hemos creado. Tecnalia es una Fundación sin ánimo de lucro.

 

¿Eres un pionero en adoptar Bitcoin?

No, no llevo operando desde el 2009, pero empecé estudiando Bitcoin para utilizar Blockchain en 2012, junto con grandes empresas y multinacionales europeas en donde solucionar los problemas y afrontar los retos que había en los micropagos y también en la ingeniería económica.

Cuando comencé se trataba de un proyecto de investigación en el que estábamos estudiando, vinculados al IOT, y solucionando cómo las máquinas podían hacer negocios entre ellas.

De la investigación pase a la aplicación en el mundo industrial y estos fueron, son, y serán, los desarrollos que realicemos para hacer posibles todas estas tecnologías en todas las industrias.

 

¿Cuál es tu valoración acerca del potencial de Blockchain?

 

Ciertamente hay que reflexionar mucho sobre este tema dado que tiene multitud de aplicaciones, sobre todo podrían ser en sensores que llegaran a cobrar automáticamente y pulseras fabricadas con estos mismos mecanismos. Se trata de una grata realidad visionaria, no esperada, pero sin duda una línea a seguir muy ventajosa.

¿Qué nos puedes contar de tu participación en el libro de Blockchain? ¿Podrías explicarnos cómo ha sido este proyecto para ti?

En estos dos capítulos se habla de dos materias distintas, la Industria 4.0, que está en relación con mis orígenes, y el voto electrónico, como medio de participación ciudadana. Alrededor de estos dos pilares lo que hago es mostrar iniciativas y ejemplos interesantes, y también menciono casos de uso, como puede ser la trazabilidad en la cadena de logística.

Dentro del mundo de la logística estas tecnologías tienen un gran futuro dado que aportan gran visibilidad del ciclo de vida de los productos.

 

Por ejemplo, dentro del sector siderúrgico, en los almacenes de metal, las bobinas y las planchas en lugar de ir con certificados de hojas fotocopiadas como fuente de datos, podrán adoptar nuevos certificados en origen que eviten las falsificaciones posibles.

 

Se da el caso de que, en algunas ocasiones, el 20% del material metálico está desarrollado y creado de fuente en Europa y se mezcla con un 80% de productos de países orientales de cuya mezcla se mantiene siempre el mismo certificado, no siendo la calidad real de purezas las reflejadas en las documentaciones.

 

Ciertamente estoy muy orgulloso de este libro y he abordado temas según las pautas que marcaba Alex, que quería reflejar temáticas diferentes.

 

En otras industrias, como puede ser la alimentaria, que ya está bastante avanzada pero que poco a poco integrará más estas nuevas metodologías y sistemas, hacen que junto con las industrias de logística y grandes industrias como son las de automoción, aeronáutica y transportes, permita que se resuelva el problema incluso de localizar componentes en un sistema de más de 20 años de antigüedad y que todavía mantiene la garantía. Con un sistema inteligente, el cliente puede llegar a identificar los proveedores con los mismos diseños durante el periodo de tiempo necesario. Empresas como Airbus y Mercedes están introduciendo en su cadena de valor este concepto de trazabilidad logística y en sus blogs evangelizan hacia esta integración tan importante.

 

A medio plazo, la economía y la criptomoneda nativa, pueden estar habilitadas para relaciones financieras entre las cosas, y no entre las personas; lo que permite que vayan a desarrollarse procesos por si solos, únicamente con la intervención humana de chequeos.

 

La automatización de procesos e inteligencia artificial normalmente es intraempresa, se produce dentro de las empresas, pero yo impulso el exportarla y explorarla hacia fuera de la empresa para darle la mayor versatilidad y uso posible. Me encanta la investigación en este tipo de relaciones en donde la inteligencia remota en dispositivos complementarios como por ejemplo en un IED, qué son dispositivos electrónicos inteligentes, con clox de 400 a 800 megahercios, 1, 2 Gigabytes, y monotones, a los que tampoco se les puede pedir una capacidad de computo enorme de datos.

 

Estamos probando cómo hacer que Blockchain sea más rápida, porque desde un minuto de Bitcoin, hasta un segundo de Hiper Layer, se puede ir más allá, sobre todo en los procesos de confirmación.

 

Deseamos hacer que la propia criptografía sea más amigable para el usuario basándonos en el white time signature. Cuando todo esto esté montado, se podrán encajar las piezas para que los “industrial marketplaces” puedan tomar iniciativas con TNO y Frank Hoffer, en donde automatizar las fábricas inteligentes y las máquinas conectar las unas con otras.

Ahora existen marketplaces centralizados en España, Francia y Alemania, y estos suelen utilizar comisiones. Estos lugares son de gran utilidad. Las personas publican lo que necesitan y las empresas se encargan de solucionar y acertar con sus necesidades, pero se podría automatizar muchísimo más.

El paradigma de la Industria 4.0 necesita desarrollarse para llegar a fabricar series unitarias en donde se puedan reducir los costes indirectos, mediante la producción de series cortas, sin procesos manuales, como por ejemplo en la oferta de pago y la logística de muchas actividades. Todas estas cuestiones podrán llegar a ser automatizadas, llegando a la descentralización, e incluso, a la no necesidad de comisión en el trabajo que se realice dentro de la comunidad de Blockchain para volver a traer la producción a Europa; algo idóneo y que generará gran riqueza nuevamente. En la actualidad se emplea para el mantenimiento predictivo, pero vamos a ser mucho más eficientes. Todos deseamos que la producción regresé a España y los gobiernos están invirtiendo en ello.

 

Queremos tener la identidad descentralizada en estos dispositivos y que las máquinas puedan realizar su gestión de forma autónoma.

 

Si las máquinas tienen que confiar las unas en las otras, tener su identidad propia, es algo que estamos viendo con el Beauty Space, que se encuentra dentro de un chip que sea de serie, como en el DNI, proporcionando que la máquina tenga su identidad propia e independiente, única y exclusiva, dentro de un contexto en el que existe un dueño, pero cada máquina tiene su propia identidad digital. Todos estos aspectos podrán llegar a ser una realidad.

Desde Tecnalia también estamos ayudando como Fundación a startups y empresas que trabajan con Blockchain. En septiembre lanzamos una nota de prensa en la que hicimos una presentación oficial sobre nuestro laboratorio. No existe nada igual en Europa y abriremos nuestra infraestructura para ponerla al servicio de la salud, energías, industrias, construcción, etc. Esta infraestructura podrá ser replicada mediante una Smart Reaf , es decir, mediante contadores inteligentes, con centros de transformación con diferentes partes remotas, IEDs, y poniendo a nuestros proveedores al alcance, para que todos tengamos una industria 4.0 con máquinas en donde ya se hablan diferentes protocolos, y además, tenemos un edificio de experimentación totalmente automatizado, con CPD específico para Blockchain, etc. Se pondrá a disposición todo el equipamiento y el equipo. Ya lo estamos haciendo con algunas empresas, pero queremos hacerlo con la totalidad de todas aquellas que se lo propongan.

– Ahora, por ejemplo, estamos apoyando a una startup que se denomina Democracity que busca la participación ciudadana popular mediante un sistema de voto de confianza. Se trata de una nueva iniciativa dentro de Blockchain que pretende garantizar la privacidad para realizar pequeñas consultas desde la Administración. Tenemos una versión beta y en septiembre lanzaremos unas pruebas pilotos entre los empleados (que somos más de 3.000 personas), y posteriormente esperamos la participación de algunos Ayuntamientos, 2 ó 3 de mediano tamaño. Realizaremos un pilotaje interno grande y este contenido es parte de uno de los capítulos en los que hago referencia en el libro que he escrito con Álex. Es muy interesante como la Administración Pública también desea garantizar, tanto como el sector privado, que todo sea accesible tecnológicamente. Eso sí, habrá que valorar el tema de los costes de los desarrollos e implantaciones.

 

 

– Para finalizar os comento que colaboro con varias aceleradoras y qué otra iniciativa es la del Instituto Nacional de Ciberseguridad (EICIBER) que ha abierto la convocatoria de sus premios en dónde se van a proporcionar 120.000 € en premios. Es muy interesante porque para todos los participantes que lleguen a pasar la 1º ronda individual tendrán una recompensa de 22.000 € dentro de sus proyectos de empresa.

– Como vemos, las aplicaciones de Blockchain son infinitas, pero aún queda mucho por perfeccionar y desarrollar, no sólo es un “boom social”, sino que es una moda con mucha base, lo que hace de ello algo realmente importante.

 

Sientete libre de compartir

Sobre nosotros Oscar Dominguez

Óscar Domínguez, versátil B2B y B2C Marketing profesional con más de 30 años de experiencia. Conoce Bitcoin en septiembre de 2014 a raíz de una noticia publicada en prensa. Sin apenas conocimientos de Bitcoin, en noviembre de ese mismo año decide aventurarse en este proyecto (Territorio Bitcoin) que inició andadura el 19 de enero de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *