Más de 3 billones de pesos en morosidad

0
143
Más de 3 billones de pesos en morosidad

En el último año se registraron cerca de 1 millón de nuevos deudores en el país y cada día más personas tienen problemas para abonar a tiempo servicios e impuestos.

El auge de las fintechs y la tecnología podría aportar nuevas soluciones para mejorar la forma en que los deudores pueden resolver los pagos.

De la mano del aumento de la inflación, de las subas tarifarias y los impuestos, junto a una tasa menor de los incrementos salariales, muchos argentinos se ven obligados a recortar gastos, anular débitos automáticos, suscripciones y hasta incluso demorar el pagos de cuotas.

Según datos relevados por el Banco Central (BCRA) y la plataforma de gestión de deudas MORA, la suma de deuda bancaria -y no bancaria- superaría, hasta marzo de 2024, los 3 billones de pesos. Además, se registró que en el último año se sumaron casi 1 millón de deudores nuevos.

Lo cierto es que en el país, el auge de las fintechs posibilitó que cerca de 10 millones de personas pudieran acceder a préstamos no bancarios, al contar con mecanismos más simples a la hora de brindar este tipo de servicios, sobre todo, a la población que aún no se encuentra bancarizada. Pero este beneficio también derivó en que hoy casi 4 millones de personas registren deudas en esas mismas fintechs.

“Aunque este dato resulte impactante, lo cierto es que los servicios fintech demostraron cómo hoy la tecnología está transformando la forma en que las personas gestionan sus finanzas».

«En este sentido creemos que también debe transformarse la manera en que las deudas deben ser gestionadas, creando canales digitales más eficientes, que inviten al deudor a renegociar sus compromisos y que lo ayude de forma positiva a poder saludarlos”, Sebastían Nocito, CEO y fundador de MORA, la primera plataforma digital de gestión de cobro de deudas.

Los estudios jurídicos de cobranzas colapsados de casos

Históricamente en Argentina, el acreedor tiene la opción de emprender acciones legales contra un deudor. Esto suele implicar pasar la deuda a una agencia de cobro de deudas o a un bufete de abogados.

Cuando un estudio se hace cargo, suele empezar realizando una llamada de intimación o enviando una carta documento de reclamación al deudor. Es un proceso largo -que lleva mínimo un mes- y muy costoso para el acreedor que puede llegar a escalar hasta un promedio del 35% de lo adeudado, y una tasa éxito de entre un 35-40% del recupero. A pesar de ello, hoy los estudios y abogados especializados, se encuentran con una altísima demanda.

Sin embargo, debido a estos altos costos de tiempo, materiales y humanos, los estudios solo toman paquetes de moras con un piso no menor de 100 millones de pesos para justificar los esfuerzos y gastos básicos.

Una solución para bajar la morosidad fácil y a bajo costo

En este sentido, para los pequeños acreedores, que quedan fuera del alcance de los estudios jurídicos tradicionales, o para cualquiera que necesite generar una solución de cobre más rápida y efectiva se creó MORA, plataforma que ofrece una alternativa ágil, acuerdos entre empresas y deudores pero sin olvidar que detrás de cada deuda hay una persona preocupada por dinero.

“A nadie le gusta estar en situación de morosidad, la idea es poder encontrar un punto intermedio entre las partes”.

Este lanzamiento se desarrolló luego de que Sebastián Nocito, observara cómo habían logrado reducir la morosidad de un 92% a un 60% a bajo costo desde Helipagos -su empresa de gestión de pagos y cobranzas-.

“Con toda la experiencia que teníamos nos dimos cuenta que podíamos mejorar aún más el sistema, con la utilización de la IA y nuestra tecnología que ya lleva más de USD 2.000.000 en inversión. Nuestro objetivo es darle solución tanto al acreedor como al deudor, a través de un acuerdo que les permita ganar a ambas partes y así alcanzar, mínimo, un 50% de recupero en pocas semanas».

«Además, la tecnología nos permite bajar costos y aplicar comisiones por gestión de entre el 1% y el 5%, sin mínimo de monto para poder usar la herramienta”.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"