Los inversionistas aún no se recuperan de la gran caída de los precios del petróleo West Texas Intermediate (WTI), marcador por definición utilizado en los mercados de Estados Unidos, el cual cerró el día lunes en negativo, generando gran preocupación como nunca ante vista en los en ellos.

En el desarrollo de esta caída abrupta de los mercados del petróleo, el precio de Bitcoin (BTC) apenas tuvo una pequeña corrección a $6,850 dólares, cuando los contratos a futuros del crudo en Estados Unidos cayeron a 0 dólares por primera vez en la historia en la tarde de este 20 de abril, desde el cierre del viernes cuando se cotizaba a $18,27 por barril, representado así una caída de día del 78%.

Cómo se recordará desde principios de marzo, ha habido una turbulencia entre algunos países pertenecientes al Cartel de la OPEP y Rusia, el cual derivó en una guerra del petróleo entre Arabia Saudita (propietaria de la empresa Petrolera más poderosa del mundo) y el país de gobernado por Putin. Durante el curso de la guerra, tanto Arabia Saudita como Rusia comenzaron a reducir la producción de petróleo, pero sin duda la economía de ambos países comenzó a resentirse, sobretodo la economía de Rusia, por los mayores costos de producción que poseen.

Luego cuando comenzaron a derrumbarse el resto de los mercados gracias a los efectos colaterales de la Pandemia global, ambos países tuvieron que sentarse a negociar una tregua, junto con otros Estados el mayor productor de petróleo del mundo, la cual llegó en un acuerdo la semana pasada de reducción de la producción en casi 10 millones de barriles diarios para impulsar nuevamente los mercados afectados por el virus.

No obstante, pareciera que no tomaron en cuenta la caída de la demanda y el exceso de oferta que existe en este momento, dado que en un mundo casi paralizado ya no hay vuelos comerciales, no hay barcos surcando los mares, no hay vehículos movilizándose en las calles de manera masiva en todo el mundo y ello sin duda comenzó a tener un efecto devastador en los mercados de futuros.

Ante ese escenario tan negativo, los productores petroleros de todo el mundo no detuvieron la producción sino que han seguido extrayendo crudo, saturando el mercado y creando una sobreoferta que obviamente, influirá negativamente en la recuperación de los precios del petróleo a corto, mediano y quizás largo plazo, corriendo el riesgo de tener que pagar a los compradores para que se lleven el crudo debido a la escasa demanda, y la imposibilidad de almacenarlo, algo que se observó cuando el mercado entró en negativo este lunes.

Por otra parte, muchos analistas coinciden en que la diferencia entre los contratos de futuros de mayo y junio puede interpretarse como una señal bajista en este mercado, ya que con este exceso de la producción sin demanda, puede derivar en que en algún momento los traders no tendrán donde guardar más crudo físico en el futuro, por lo que se verían obligados a pagar por no recibir más crudo para almacenar, por lo que estos recortes no bastan para compensar la caída masiva de la demanda.

En este sentido la U.S. Energy Information Administration (EIA) o Administración de Información Energética de Estados Unidos en español, informó de que los inventarios de petróleo subieron 19,25 millones de barriles la semana pasada, por lo que se teme que las instalaciones de almacenamiento en Estados Unidos se están quedando sin capacidad para recibir más crudo.

Ahora, esto por ahora no ha tenido gran repercusión en el precio de Bitcoin (BTC), pues como se puede apreciar al momento de escribir esta nota esta criptomoneda se cotiza sobre los $6,900.07 dólares, algo que lleva a muchos traders a considerar sus inversiones basadas en marcadores tradicionales para comenzar a mirar los índices del criptomercado en medio de la crisis del coronavirus.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro, pues Bitcoin (BTC), luego que se cotizaba en $7,132.40 al cierre de la jornada del día viernes 17 de abril y vislumbraba un buen fin de semana perdió el soporte ganado de $7,200 dólares hasta el cierre este domingo, el cual se desplomó su cotización a $6,850 dólares. Más allá de ese nivel, si se perdía ese soporte la caída lo puede llevar su cotización hasta los $6,625 dólares.

Por ahora ciertos traders recomiendan invertir en los mercados de criptos con precaución, aunque sí con optimismo apostando a los criptoactivos más fuertes, debido a las fuertes turbulencias que están sufriendo los mercados tradicionales de inversión. Otros traders más precavidos, recomiendan mantener del HODLR y no mover sus inversiones por los momentos.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.