Están por llegar más regulaciones de la mano de la OCDE y la UE

0
987

Desde hace años inversionistas, tenedores de criptomonedas, representantes de la industria criptográfica, así como las autoridades financieras en la mayoría de los países, y muy específicamente de Estados Unidos y Europa, han estado solicitando que se cree un marco regulatorio claro, que defina las actuaciones en el ecosistema de los criptoactivos.

Durante el 2022, hemos estados observando cómo esas regulaciones están llegando rápidamente en varias esferas. Este lunes, la OCDE publicó un nuevo marco global de transparencia fiscal para proporcionar informes e intercambio de información con respecto a los criptoactivos.

El llamado Marco de Informes de Criptoactivos (CARF)por sus siglas en inglés”, responde a una solicitud del G20 para que la OCDE desarrolle directamente, un marco regulatorio para el intercambio automático de información entre países miembros sobre criptoactivos.

Debido a ello, la OCDE tiene listo el nuevo marco CARF, que será presentado a los Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G20 para su discusión, en su próxima reunión del 12 al 13 de octubre en Washington DC, como parte del último Informe Fiscal del Secretario General de la OCDE.

Claramente, esta nueva iniciativa de transparencia, desarrollada junto con los países del G20, fue creada debido a una rápida adopción del uso de criptoactivos, por parte de las personas en todo el mundo para una amplia gama de inversiones y usos financieros globalizados.

Los criptoactivos en general, se pueden transferir y mantener sin la intervención de los intermediarios financieros tradicionales, como los bancos, y sin que ningún administrador central tenga una visibilidad completa de las transacciones realizadas o de las tenencias de criptoactivos, al contrario de los productos financieros tradicionales.

Igualmente, el mercado de criptomonedas como otro ámbito relativamente inmaduro, también ha dado lugar a nuevos intermediarios y proveedores de servicios, como es el caso de los Exchange de criptoactivos y proveedores de billeteras, muchos de los cuales actualmente no están regulados.

En consecuencia, los criptoactivos y sus transacciones no están cubiertos de manera integral por el Estándar Común de Informes (CRS) de la OCDE/G20. Esta característica, aumenta la probabilidad de su uso para la evasión fiscal y socava el progreso logrado en la transparencia fiscal a través de la adopción del CRS en los países miembros.

En este sentido, la CARF ayudará a combatir la evasión fiscal con criptoactivos dentro de los países pertenecientes al G20, los cuales han identificado a las criptomonedas, los tokens y las DeFi en líneas generales, como vehículos de evasión de impuestos.

Por lo tanto, el marco de la CARF garantizará la transparencia con respecto a las transacciones de criptoactivos, mediante el intercambio automático de dicha información con las jurisdicciones de residencia de los contribuyentes anualmente, de manera estandarizada similar a la CRS.

El nuevo marco CARF corregirá esto, registrando cualquier representación digital de valor que se base en un libro mayor distribuido (o cadena de bloques), con seguridad criptográfica o una tecnología similar para validar y asegurar transacciones.

Bajo la regulación del CARF, los países llevarán un control de las entidades o personas que presten servicios y que efectúen transacciones de intercambio de criptoactivos, ya que ahora los clientes estarían obligados a informar sus transacciones de forma obligatoria.

En virtud de ello, este nuevo marco legal propuesto por la OCDE, contiene un conjunto de reglas modelo que se pueden transponer a la legislación nacional y comentarios para ayudar a las administraciones con la implementación en los países del G20.

La OCDE avanzará en los próximos meses en el trabajo sobre los instrumentos legales y operativos para facilitar el intercambio internacional de información recopilada sobre la base de CARF, para garantizar su implementación efectiva y generalizada, incluido el momento para comenzar los intercambios bajo CARF.

Por otra parte, este lunes en la Unión Europea se discutió la Propuesta de Reglamento de los Mercados en los Cripto-activos o ‘Markets in Crypto Assets, mejor conocido como MiCA, la cual fue aprobada en primera votación del Parlamento Europeo.

Y es que Stefan Berger, miembro de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (ECON), a través de un tweet que hizo RT al tweet anterior, confirmó que la comisión había aceptado de manera unánime la legislación de MiCA.

MiCA es otro marco regulatorio para los criptoactivos que será obligatorio en los países de Europa, cuya entrada en vigencia se espera en algún momento de principios de 2024, ya que contempla un período de adaptación de 12 a 18 meses que servirá de preparación para la entrada en vigor de las nuevas leyes establecidas.

Con MiCA, por primera vez en la eurozona, todos los proveedores de servicios de criptomonedas y los usuarios de estos criptoactivos tendrán reglas claras aunque algo intrusivas, como la prohibición del anonimato en las transacciones con criptoactivos en la región.

Por ello, con el objetivo de controlar y detener dentro de la UE los flujos ilícitos, los miembros de la ECON, aprobaron un acuerdo provisional sobre el Reglamento de Transferencia de Fondos, al cual se le añadió nuevas reglas, que exigen que las transferencias de criptoactivos sean rastreadas e identificadas para prevenir el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otros delitos.

Esta legislación es parte del nuevo paquete antilavado de dinero de la UE, que se alineará con MiCA. Sin embargo, la redacción de MiCA ha despertado algunas críticas, por algunas fallas presentes en este reglamento que es posible que sean evidentes al poco tiempo de su implementación.

Como es el caso de la exclusión de la regulación de MiCA, de los tokens no fungibles (NFT), que aunque son únicos, los legisladores reconocieron que no se comercializan ni intercambian en equivalencia, como las criptomonedas.

Para los legisladores europeos, todo tipo de NFT que se ofrezcan al público a un precio fijo, como entradas de cine, coleccionables digitales de marcas de ropa o elementos del juego en videojuegos de computadora, deben estar exentos del alcance de MiCA.

Aunque, deja abierta la posibilidad que, dependiendo de su desarrollo y evolución, es posible que los NFT sean objeto de una reclasificación como instrumento financiero o como criptoactivo que de inmediato quedará sujeto a MiCA.

No obstante, esa no es la única controversia, pues la privacidad como tal, quedará rota por MiCA, ya que obligan a los exchanges a crear una base de datos de los usuarios que utilicen sus plataformas, dejando sin efecto la presunta garantía de privacidad de la que goza Bitcoin desde sus inicios.

De esta forma, ahora no sólo queda prohibido el anonimato, sino también se creará un registro de identificación de transacciones en la UE. Además, sus regulaciones buscan atacar la evasión fiscal, lo que va en consonancia con la propuesta de la CARF que la OCDE llevará al G20 esta semana.

En cualquier caso, estas regulaciones parecen estar más enfocadas en lo que es importante para los gobiernos y el marco financiero legal de estos, que las necesidades de los usuarios. Ambas dejan de lado, el impulso a la innovación, las reglas para proteger a inversores y tenedores de criptoactivos y otros aspectos relevantes para quieres usan criptoactivos a diario.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.