BitGo, Inc., una compañía estadounidense de servicios financieros de activos digitales, que proporciona a los inversores institucionales y plataformas de criptoactivos liquidez, custodia y seguridad desde 2013, ha sido multada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), perteneciente al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

La compañía que tiene su sede en Palo Alto, California, ha sido multada con $98.830 dólares, luego que acordara pagarla para tener una remisión de su posible responsabilidad civil por 183 “aparentes” violaciones de múltiples programas de sanciones estadounidenses.

Según la OFAC, estas “aparentes” violaciones se procesaron entre el 10 de marzo de 2015 y el 11 de diciembre de 2019 en nombre de personas ubicadas en la región de Crimea de Ucrania, Cuba, Irán, Sudán o Siria que utilizaban el servicio de gestión de “Hot Wallet” sin custodia de BitGo.

La OFAC, determinó que la compañía BitGo, no realizó los esfuerzos necesarios para bloquear el acceso a los ciudadanos de las jurisdicciones sancionadas, antes citadas. Estas 183 transacciones provenientes de esas jurisdicciones ascendieron a un valor total de $9.127,79 dólares.

La oficina dependiente del Departamento del Tesoro, determinó en consecuencia que los controles para el cumplimiento de estos procedimientos de sanciones internacionales de la plataforma de custodia eran deficientes.

La OFAC al final indicó que, en el momento de las transacciones, “BitGo no implementó controles diseñados para evitar que sus usuarios accedieran a sus servicios”, aun cuando tenía conocimiento que las IP de estos usuarios provenían de países sancionados.

La sanción que fue publicada con fecha 30 de diciembre en el portal del Departamento del Tesoro, indica que la compañía BitGo cooperó con la investigación, tomando las medidas correctivas y contrató a un director de cumplimiento.

Se pudo conocer que desde el punto técnico ahora la Web de BitGo no es accesible desde esos países, así como de otros que no están identificados en la medida pero que igualmente pudieran estar sancionados en un futuro como es el caso de Venezuela.

La OFAC deja constancia en el texto del documento informativo, que la sanción monetaria civil máxima legal aplicable para este tipo de responsabilidades civiles derivadas de la lista de países, entidades y personas sancionadas por Estados Unidos, es de $53.051.675 dólares.

No obstante, dado que la OFAC determinó que, aunque BitGo no reveló voluntariamente las infracciones aparentes que fue una agravante, pero que en todo caso, el monto de estas violaciones constituye un caso no grave.

Y que además, debido a que BitGo es una empresa relativamente pequeña, que no ha recibido un aviso de penalización ni un hallazgo de infracción de la OFAC en los cinco años anteriores a la fecha de la primera transacción que dio lugar a las aparentes violaciones.

En consecuencia, en virtud de las directrices de aplicación de las sanciones económicas de la OFAC, el monto base de la sanción monetaria civil aplicable para este tipo de casos es de $183.000 dólares.

Sin embargo, el monto final acordado con la compañía californiana BitGo de $93,830 refleja la consideración de la OFAC sobre las directrices de aplicación de las sanciones económicas, las cuales rebajaron el monto al final por la disposición de la empresa en cooperar.

Tras este incidente, el mismo documento del Departamento del Tesoro especifica que BitGo ahora BitGo contrató a un Director de Cumplimiento e implementa una nueva Política OFAC para manejar este tipo de situaciones, que se aplica a todos los servicios que presta la plataforma.

Además, BitGo acordó revisar periódicamente todas las cuentas, incluidas las de la “Hot Wallet”, comparándola con la Lista de la OFAC de ciudadanos designados especiales y personas bloqueadas, incluidas las direcciones de billeteras de criptomonedas identificadas para ser bloqueadas por la OFAC y el Departamento del Tesoro.

Ahora, bien este caso ha despertado la alarma en algunas personas, pues el Departamento del Tesoro de Estados Unidos está diciendo en voz alta a la industria de servicios criptográficos que deben tomar las medidas necesarias para comprender y mitigar los riesgos de transacciones con jurisdicciones sancionadas, al igual que todos los proveedores de servicios financieros.

Esto quiere decir que personas comunes y corrientes en países que todavía no están en esa lista, como Venezuela o Nicaragua por citar dos, pudieran tener en un futuro imposibilitado el acceso a servicios de este tipo que dependan de Estados Unidos o los países que conforman sus países aliados.

Matt Corallo, desarrollador y cofundador de Blockstream, opinó que la sanción impuesta a BitGo debe alertar a la industria de las criptomonedas. Corallo dijo en un tuit:

“Procesar a los proveedores de servicios que no tienen control de fondos pero que solo agregan seguridad a través de protecciones adicionales para los usuarios acabará con una industria vital para la adopción de criptomonedas en los EE. UU. Este tipo de acción no se puede subestimar, necesitamos una reforma de las sanciones lo antes posible. @CynthiaMLummis”

Corallo en dicho tuit etiquetó a la senadora republicana de Wyoming, Cynthia Lummis que se juramentó en la inauguración del 117 Congreso de Estados Unidos, la cual ha señalado que tiene inversiones en Bitcoin y espera llevar este tema a debate dentro del Senado.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.