Continuando con los consejos para hacer crecer nuestros ahorros e inversiones, en estos momentos de desequilibrios y crisis mundial, lo primero y principal para organizar nuestras finanzas es echar mano de una hoja de cálculo, en la computadora, tablet o teléfono móvil.

Luego enumerar los ingresos y egresos que tenemos contemplados mes a mes de manera que podamos visualizar los montos nominales con facilidad.

Conociendo nuestro ingreso, es imprescindible preservar una partida de al menos el 10% del total mensual como pago a nosotros mismos. Lo que nos dejará con el 90% restante para administrar los gastos y el ahorro.

Posteriormente, se deben deducir de estos ingresos restantes, los gastos del mes que implican pago de (facturas, mercado, hipoteca y servicios), que requerimos realizar mes tras mes. Esto nos evitará acumular deudas por impagos que luego dañarían cualquier plan de ahorro e inversión.

Es necesario entender que un plan de ahorro implica dedicar un tiempo para realizar algunos sacrificios como evitar caer en gastos superfluos. Esto es una tarea que llevará algunas semanas o meses, pero al final nos entregarán lo que necesitamos para armar nuestro fondo de ahorro.

Estos gastos no necesarios pueden ser desde la compra de ropa y calzado, equipos electrónicos, videojuegos, pagos de servicios de entretenimiento y cualquier otro gasto habitual que no necesitamos realizar por el tiempo que iniciaremos el plan de ahorro.

Es importante y recomendable eliminar absolutamente el uso de tarjetas de crédito. Las mismas sólo se deben usar para estrictos casos de emergencia y en caso tal que se tengan que usar, se deben pagar de inmediato.

Estos instrumentos financieros, son los que poseen las tasas más altas a pagar por el crédito que ofrecen. Aunque las cuotas a pagar en varios meses parecieran no tener un peso importante en nuestros gastos, en realidad si lo tienen.

Si bien es cierto que haciendo uso de estas, se mejora el score crediticio lo que nos permite acceder a mejores montos de crédito y otros beneficios, si deseamos controlar nuestras finanzas, debemos eliminar por completo las tarjetas de crédito por un tiempo y dejarlas en casa.

Sólo eliminando los gastos superfluos y los consumos de las tarjetas de crédito, podremos ordenar nuestras finanzas de forma efectiva.

Tras hacer esto, el monto restante de nuestros ingresos mensuales, lo destinaremos al ahorro e inversión. De este subtotal que nos quedó luego de deducir todos los gastos, tendremos que tomar una decisión la cual quedará a la elección de cada quien.

En primer lugar si deseamos realizar un fondo de ahorro rápido podremos destinar el 80% al mismo y utilizar el 20% restante para la inversión. Entendiendo que con un monto tan bajo para inversión, sólo podremos invertir quizás en el mercado de criptomonedas o negocios sencillos que sean la compra y venta de bienes que permitan sacar un spread rápido.

Ahora, si podemos darnos el lujo de ahorrar con menos premura, entonces rebajamos el monto dedicado al ahorro hasta el 50% de manera de aumentar el monto dedicado a la inversión. Esto nos permitirá diversificar las inversiones en varias fuentes a la vez.

Se debe tener en cuenta que hacer pequeñas inversiones en varios lugares puede hacer crecer nuestro dinero de forma más rápida. No hay nada que pueda garantizar que si decidimos invertir todo en una sola actividad, obtendremos mayores ganancias.

Ahora bien, esta medida de creación de un fondo de ahorro es temporal y deberíamos planificarla a un tiempo máximo que nos permita ahorrar para cubrir los gastos de al menos 4 meses a futuro. Una vez cubierto esto, el porcentaje que se dedicaba a este fondo se puede usar para invertir.

Este dinero, debería ser guardado en bancos o fintech que ofrezcan instrumentos financieros con intereses por depósitos cuyas tasas oscilen entre un 1% y un 1,5% de rentabilidad aproximadamente. La idea es mitigar el impacto de la inflación sobre este capital destinado al ahorro.

Es preciso señalar que en ocasiones será necesario mirar ofertas de servicios financieros en otros países para tener acceso a mejores condiciones en la contratación de cuentas remuneradas de las que podríamos tener en nuestros países.

De igual forma se deben vigilar, los costos por mantenimiento de estos servicios financieros, pues estos no debemos deducirlos del ahorro. Este monto debe incluirse como gasto en nuestros egresos mensuales para no afectar el capital que se ha destinado para el ahorro.

En todo caso, esto es una propuesta. Existen muchas otras formas de realizarlas. Existe la regla 50-20-30, ideada por Elizabeth Warren, una profesora de la Universidad de Harvard. Ella fija un reparto claro para el ahorro, pero del ingreso total.

Es decir, ella propone que del total del ingreso mensual, se destine el 50% a los gastos fijos mensuales (facturas, alquiler o hipoteca…), que se destine un 20% únicamente al ahorro y por último utilizar el 30% que resta se utilizará para gastos personales estrictamente necesarios.

Este tipo de escenario planteado por Warren, es ideal cuando se tiene un ingreso fijo y gastos también fijos. De lo contrario, probablemente obligará a realizar recortes para no gastar más del 50% de los ingresos o simplemente la regla se romperá.

Por ejemplo, en algunos países del norte del planeta como España, por la temporada de frío, los costos del servicio eléctrico han aumentado por el uso de la calefacción, mientras en otro es el costo del gas y suponen a veces una carga en un presupuesto como este.

Esto pudiera obligar a que se eche mano del dinero destinado al ahorro o a los gastos personales para equilibrar las cuentas mientras la época de frío continúe impulsando el costo de este tipo de servicios con más demanda.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.