El súper PAC de criptomonedas Fairshake suma 25 millones de Coinbase

0
160

No cabe duda que el veto del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, realizado el pasado viernes a la resolución del Congreso contra el Staff Accounting Bulletin No. 121 (SAB 121), o “Boletín de Contabilidad del Personal No. 121” de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, «por sus siglas en inglés»), está levantando no sólo polémica sino también agregando nuevos adversarios en su carrera por la reelección a la Casablanca.

Y es que este lunes, el segundo criptointercambio más grande del mundo y el más grande de Estados Unidos, hizo público en un comunicado, firmado por su cofundador y CEO Brian Armstrong, que realizó una donación de 25.000.000 de dólares adicionales en USDC, al súper comité de acción política (PAC, «por sus siglas en inglés») Fairshake, para aumentar sus fondos disponibles e intensificar sus esfuerzos de cabildeo antes de las elecciones estadounidenses.

Según su sitio Web, el súper PAC Fairshake está destinado a apoyar a todos aquellos candidatos a puestos políticos en Estados Unidos, que se encuentren comprometidos a asegurar que ese país albergará a los innovadores que construirán la próxima generación de Internet, lo que por supuesto incluye al ecosistema de las criptomonedas.

El objetivo primordial de este súper PAC, es proporcionar a criptoempresas, la capacidad de desarrollar sus redes blockchain bajo un “marco regulatorio y legal más claro”, lo cual todavía sigue siendo una tarea pendiente de los políticos de ese país.

Sin embargo, la criptoindustria está apoyando el súper PAC Fairshake, para que los políticos desarrollen una legislación en Estados Unidos, que regule correctamente su actividad, ya que ello es de vital importancia para conseguir que se sienten las bases de una economía blockchain abierta y más amplia, que pueda crecer hasta alcanzar su máximo potencial en ese país.

Básicamente, Fairshake es un comité federal independiente de gastos, que ha sido registrado ante la Comisión Federal Electoral (FEC, «por sus siglas en inglés»), y que tiene por objetivo apoyar a los candidatos pro-cripto únicamente mediante sus actividades independientes, ya que no puede donar fondos directamente a los candidatos políticos.

No obstante, en su comunicado Coinbase dijo que “es una empresa apolítica” en lo que está más allá del alcance de su misión. Agregando que cuando se trata de su “misión de aumentar la libertad económica mediante el aumento de la adopción de criptomonedas”, están “profundamente involucrados en esfuerzos políticos” y el aporte a este súper PAC es una muestra de ello.

Coinbase señala que ha invertido y continuará invirtiendo en esfuerzos políticos “durante la próxima década a medida que las reglas criptográficas tomen forma en todo el mundo” para de esa manera defender “los derechos” de sus “clientes” y promocionar “la libertad económica”.

Para hacerlo, Coinbase donó la importante cantidad de dinero al súper PAC Fairshake antes de las elecciones de noviembre, tal y como lo había hecho el año pasado el propio Armstrong, el cual habría donado a título personal 1 millón de dólares a la causa.

La donación de Coinbase, ahora iguala a las donaciones realizadas hace pocos días atrás por la firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz y la criptoempresa Ripple Labs al súper PAC Fairshake, que ahora posee un total de 160 millones de dólares para ser utilizados en este ciclo electoral, de acuerdo a lo dicho por el CEO de Coinbase.

En el comunicado, Armstrong señala que “los votantes criptográficos no serán tomados en serio hasta que enviemos un mensaje claro a los candidatos políticos de que ser anti-cripto es una mala política”.

Y agrega: “Por lo tanto, la conclusión simple es que debemos apoyar a los candidatos pro-cripto en ambos lados del pasillo y votar sin contemplaciones a los candidatos anti-cripto para sacarlos de sus cargos”.

La idea de Armstrong y Coinbase es promover un cambio político, que permita “obtener claridad regulatoria”. Según el comunicado, esto se puede hacer en “los tribunales creando nueva jurisprudencia” y también en “el Congreso si deciden aprobar nueva legislación, como ya lo han hecho en muchos países”, refiriéndose a los políticos.

De acuerdo a los cálculos de Armstrong, “la mejor manera de lograr claridad regulatoria en los países democráticos es elegir candidatos pro-cripto en ambos lados del pasillo y destituir a los candidatos anti-cripto de sus cargos”.

Y añade que “este debe ser un esfuerzo bipartidista, porque para aprobar la legislación se necesitará el apoyo de ambos partidos y porque un porcentaje igual de demócratas (22%), republicanos (18%) e independientes (22%) poseen criptomonedas”.

Aunque hasta ahora se ha revelado que una mayor parte del apoyo del Súper PAC Fairshake, se ha destinado para sacar de sus puestos a políticos demócratas del Congreso, el propio Armstrong ha dicho que el esfuerzo del Súper PAC, no va dirigido a apoyar a una corriente política u otra, sino sólo a los candidatos que ofrezcan impulsar una regulación pro-cripto.

En ese sentido, dejó en claro, que dicho esfuerzo “debe ser bipartidista para lograr que se apruebe la legislación, no daremos un trato especial a ningún partido en particular”. Además, ha dicho que tras pasar innumerables horas reunidos “con políticos y candidatos anti-cripto, tratando de convencerlos de nuestra posición”, han llegado a la conclusión que ya no necesitan brindarles su “apoyo”.

El CEO de Coinbase, afirmó, ahora “debemos trabajar para sacar de sus cargos a los candidatos anti-cripto y centrarnos en apoyar a los candidatos pro-cripto”, para dejar claras las intenciones del Súper PAC.

Armstrong, señaló en el comunicado: “las criptomonedas promueven cuestiones como la libertad económica, la democratización del sistema financiero y las necesidades de las personas no bancarizadas y subbancarizadas. Estas son prioridades importantes para la izquierda y la derecha, y es por eso que las criptomonedas no son ni deben verse a través de una lente partidista”.

Pero, por más que el Súper PAC Fairshake esté destinado a apoyar a candidatos pro-cripto, es casi seguro que apoyarán en su camino a la reelección al expresidente Donald J. Trump, ya que es el único candidato que ha comenzado a apoyar abiertamente a la criptoindustria y el único que ha prometido impulsar ese sector en Estados Unidos.

El actual presidente, con sus acciones dista muy lejos de los objetivos del Súper PAC Fairshake, por lo que es probable que no reciba el apoyo de gran parte de los votantes pro-cripto y usuarios de criptomonedas en Estados Unidos.

El propio Armstrong en el comunicado señala: “La carrera presidencial también importa, porque el Presidente hace nombramientos clave en su Administración (como el Presidente de la SEC, el Secretario del Tesoro, etc.) y puede vetar la legislación”, dejando un claro mensaje de hacia dónde va el apoyo del Súper PAC y de la iniciativa de Coinbase StandWithCrypto.org.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.