El 57% de los retailers encuestados planea expandirse a otros países en los próximos 12 meses. La tecnología en materia de pagos entre las principales estrategias de las empresas europeas para crecer

El último estudio publicado por la plataforma de pagos y tesorería Stripe y realizado por Forrester revela que la mayoría de los retailers europeos planean expandir, en lugar de reducir, su negocio tras la aparición de la COVID-19.

Aunque la pandemia ha acelerado en términos generales el cambio hacia una economía más online, la expansión de los negocios todavía presenta algunos retos.

Las empresas europeas siguen teniendo un fuerte anhelo de crecimiento, no solo de supervivencia

El estudio, en el que participaron 495 personas de todo el mundo, de las cuales 221 procedían de Europa, reveló que los retailers europeos se están adaptando a la crisis actual con una sorprendente capacidad de resistencia. Un tercio de las empresas encuestadas han sentido un impacto positivo general en sus ventas, y más de la mitad (57%) están planeando expandirse a otros países. La mejora de la experiencia del cliente también ocupa un lugar destacado entre las prioridades, ya que el 56% lo considera un objetivo prioritario o crucial para los próximos doce meses.

Pero los retailers no solo quieren crecer, sino que también entienden que necesitan ser más ágiles para anticiparse y adaptarse mejor a los cambios del mercado. Después de un año muy agitado, la mayoría de las empresas (56%) considera que es crucial o prioritario acelerar su capacidad de respuesta a esos cambios. El 51% de los encuestados afirma estar considerando la posibilidad de adoptar un nuevo modelo de negocio, como por ejemplo un servicio de suscripción, en los próximos dieciocho meses.

Además, como los retailers operan en un contexto de crisis mundial que hace que cada euro sea importante, se enfrentan a un número cada vez mayor de intentos de fraude. Con el despliegue de la autenticación reforzada del cliente (SCA) en el horizonte, el 38% de los retailers europeos reportan un aumento en los intentos de fraude en los últimos 12 meses. No es de sorprender que la mayoría de ellos (57%) diga que mejorar la detección del fraude y la reducción del mismo es una prioridad importante o crucial para su compañía.

A medida que los negocios se expanden, la falta de experiencia y de tecnología adecuada pueden resultar costosas

Para la mayoría de los retailers la expansión internacional resulta complicada. Y es que, a medida que se adentran en nuevos mercados, se enfrentan a nuevas preferencias en cuanto a métodos de pago, matices de carácter local y obstáculos reglamentarios.

Poder adaptar las opciones de pago es todo un reto, sin embargo para poder prestar de verdad un buen servicio en un mercado concreto, se requiere un amplio apoyo lingüístico. Sin embargo, el 42% de los encuestados reconocieron que su empresa no tiene esa capacidad. Además, para funcionar con fluidez dentro de los diferentes mercados y regiones, las empresas también tienen que adaptarse a las diferentes normativas y reglamentos. El 44% de los encuestados aseguró que su empresa carece de la experiencia local para entender las políticas y regulaciones específicas de cada país en materia de pagos.

Estos obstáculos pueden menoscabar las aspiraciones de una empresa en el extranjero, ya que pueden dar lugar a una disminución de los ingresos y a un incremento del coste de entrada en el mercado (31%). Además, hacen que los ejecutivos se muestren más reacios a apoyar la expansión internacional (29%) y pueden dar lugar a multas administrativas (29%). A veces, incluso impiden que las empresas se expandan a un nuevo mercado (33%). Lo que sin duda amenaza el crecimiento y la recuperación en Europa.

Los retailers apuestan por la tecnología en materia de pagos para ganar velocidad y agilidad en su estrategia de crecimiento

El interés de los retailers europeos por el crecimiento también se refleja en sus preferencias en materia de pagos. Su primera preocupación es aumentar los ingresos y las ganancias de los canales móviles (26%). La mejora de las capacidades de pagos en el extranjero (21%) y la oferta de opciones de pago (20%) también ocupan un lugar destacado.

Las empresas esperan que los pagos les proporcionen una ventaja competitiva para conseguir más clientes y mejorar su estrategia frente a la COVID-19. Los retailers en Europa pretenden hacer de la implementación de nuevos métodos de pago (36%) y de la obtención de más información sobre los clientes y los pagos (27%) sus principales prioridades en los próximos dieciocho meses. Y están buscando en sus proveedores servicios de pago de última generación, como servicios de fidelización (55%), programas de ofertas vinculadas a tarjetas (47%) y servicios de préstamos para consumidores de marca blanca (45%).

«A medida que los efectos económicos de la pandemia se hacen sentir en toda Europa, los retailers europeos han demostrado una impresionante capacidad de recuperación y miran hacia el futuro a pesar de los importantes obstáculos y desafíos. Stripe tiene una amplia experiencia ayudando a las empresas online a abrirse camino a través de la regulación, y seguiremos respaldando los esfuerzos de estas empresas para que se expandan internacionalmente desde el primer día», Borja Santos, director de Stripe para España y Portugal.

Acerca del estudio Resilience in Retail

Stripe encargó a Forrester Consulting que evaluara las tecnologías de pago, las estrategias y las prestaciones futuras en las que las empresas invertirán para ser más adaptables. Forrester llevó a cabo una encuesta online con 495 encuestados en todo el mundo, de los cuales 221 procedían de Europa. Entre los participantes en la encuesta figuraban personas con capacidad de decisión, y las preguntas que se les formularon exploraron las tecnologías y estrategias de pago que sus empresas están empleando para adaptarse mejor.

Puedes consultar las conclusiones del estudio en el siguiente enlace

Acerca de Stripe

Stripe es una empresa de tecnología que crea la infraestructura económica para Internet. Empresas de todos los tamaños, desde empresas de tecnología en crecimiento como Deliveroo y Doctolib hasta empresas públicas como Uber y Amazon, utilizan el software de Stripe para aceptar pagos online y realizar operaciones financieras técnicamente sofisticadas en más de 120 países. Con sede en San Francisco y trece oficinas globales en Norteamérica, Europa, Australia y Asia, Stripe ayuda a las nuevas empresas a generar y aumentar sus ingresos, y a las empresas establecidas a acelerar su entrada en nuevos mercados y lanzar nuevos modelos de negocio. A largo plazo, Stripe pretende aumentar el PIB de Internet.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.