Comité del Europarlamento llega a acuerdo para implementar Basilea III

0
949

Este martes, los negociadores del Europarlamento llegaron a un acuerdo político provisional para proteger el sistema financiero, fortaleciendo a los bancos de la eurozona para hacerlos que sean resistentes a las crisis económicas mediante la implementación de los estándares internacionales de Basilea teniendo en cuenta las características propias de la economía de la Unión Europea (UE).

En ese sentido, los negociadores del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión lograron llegar a un acuerdo provisional sobre los cambios en el Reglamento de requisitos de capital (CRR) y la Directiva de requisitos de capital (CRD), incluyendo nuevas regulaciones para criptomonedas en la UE.

Los negociadores tuvieron como objetivo primordial, implementar el estándar bancario global de Basilea III, en concordancia con la legislación de la UE. Basilea III, básicamente es un conjunto integral de medidas acordadas por la UE y sus socios del G20 en el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea para realizar una reforma en la regulación prudencial bancaria.

Este acuerdo, busca fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos del sector bancario, para hacer que los bancos sean más resistentes a posibles shocks económicos. Por ello, las normas de Basilea III comprenden una serie de medidas para mejorar los estándares regulatorios prudenciales, la supervisión y la gestión de riesgos de los bancos como respuesta a la crisis financiera mundial de 2007/2008.

En otras palabras, el acuerdo de Basilea III, priorizó los riesgos y vulnerabilidades emergentes, como la digitalización, riesgos financieros relacionados con el clima y la exposición a los criptoactivos, para crear un modelo estándar que los mitigue en beneficio de la banca global.

El acuerdo de Basilea III, tiene como objetivo: 1) Mejorar la capacidad del sector bancario para absorber los impactos derivados de las tensiones financieras y económicas, cualquiera que sea su origen; 2) Mejorar la gestión de riesgos y la gobernanza; y 3) Fortalecer la transparencia y las divulgaciones de los bancos.

De allí que, los textos acordados durante las negociaciones en el Europarlamento, “tienen en cuenta las condiciones concretas del sector bancario de la UE introduciendo algunas especificidades europeas, en la medida de lo posible con carácter transitorio”, dice el comunicado de prensa del Parlamento Europeo.

Este acuerdo, fue anunciado a través de un tuit de la cuenta oficial del Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo @EP_Economics. “El martes 27/06 @EP_Economics los negociadores llegaron a un acuerdo sobre los cambios en el Reglamento y la Directiva de requisitos de capital #CRR y #CRD @jonasfernandez con #EU2023SE los detalles seguirán”.

Esta implementación de las normas de Basilea III, llega en un momento clave, en que los legisladores del Parlamento Europeo, exigían considerar imponer normas más específicas a la banca, para aumentar su resiliencia en las crisis, además de mitigar los riesgos de las criptomonedas privadas.

De hecho, con la implementación del nuevo estándar regulatorio de Basilea III en la normativa de la UE, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, «por sus siglas en inglés»), será el ente que jugará un papel clave en la vigilancia de estos acuerdos.

Por su parte, el Eurodiputado Jonás Fernández, miembro de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, señaló en un hilo de su cuenta Twitter @jonasfernandez: “Hemos llegado a un muy buen acuerdo. La nueva legislación bancaria de la UE tendrá un impacto positivo para los ciudadanos al reducir el riesgo de futuras crisis bancarias y contribuir a la consecución de los objetivos climáticos de la Unión 2/8

Y agregó: “Gracias al @Europarl_ES, CRR fija requisitos de capital para los criptoactivos -hasta que la Comisión presente una propuesta legislativa específica-. La introducción de estos requisitos para cripto sitúan una vez más a la UE como potencia reguladora pionera a nivel global 5/8”.

Asimismo, la ministra de Finanzas sueca, Elisabeth Svantesson, presidenta de esta Comisión, en declaraciones recogidas por el área de prensa del Consejo de la UE, señaló que “Tras intensas negociaciones, hemos llegado a un acuerdo sobre normas actualizadas que creemos que impulsarán la solidez y la resiliencia de los bancos que operan en la Unión”.

“Este es un gran paso adelante que ayudará a garantizar que los bancos europeos puedan continuar operando también a la luz de choques, crisis o desastres externos. La rápida implementación de estándares globales también es una señal importante para nuestros socios internacionales y el compromiso continuo de la UE con la cooperación internacional y el multilateralismo”, dijo la Ministra de Finanzas de Suecia.

No obstante, este acuerdo inicial del Comité, requiere la aprobación de los estados miembros en el Consejo de la UE y los legisladores de la Eurocámara, una etapa que podría tardar varios meses en completarse, la cual algunos estiman que se dé para el segundo trimestre de 2024 a más tardar.

Lo que se sabe hasta ahora, es que en lo que respecta a las normativas para mitigar los riesgos de las criptomonedas, los miembros del Comité inicialmente habían sugerido una postura dura para evitar que la banca tuviera exposición a los criptoactivos.

Aunque, tras las negociaciones llevadas a cabo por el Comité, se acordó que las stablecoins tendrán un estándar diferente a las “criptomonedas no respaldadas” como lo especifica el propio acuerdo de Basilea III en su “Segunda consulta sobre el tratamiento prudencial de las exposiciones a criptoactivos”, el cual divide los criptoactivos en dos grupos para fines de riesgo.

Esto se hizo con la finalidad de permitir que la banca pueda contar con algo de exposición a las criptomonedas, pero de forma controlada. Los criptoactivos del Grupo 1, son aquellos activos tradicionales tokenizados, como las acciones sintéticas, o aquellos con mecanismos de estabilización efectivos, como las stablecoins reguladas y dado su nivel de riesgo menor, no son impactados con una prima de riesgo alto.

Mientras que los criptoactivos del Grupo 2 son aquellos que no son estables y con valor fluctuante y que no están tokenizadas. A este grupo pertenecen todas las principales criptomonedas como bitcoin (BTC), ether (ETH), litecoin (LTC), XRP (XRP), bitcoin cash (BCH), y la mayoría de las altcoins, los cuales tendrían una prima de riesgo del 1.250%.

Esta prima es muy alta si se compara con las acciones cotizadas en bolsa, que suelen tener una prima de riesgo del 20% al 150% sobre sus valores nominales, dependiendo de la calificación crediticia de la empresa. Esta prima de riesgo, busca desincentivar que la banca tenga exposición a este tipo de criptoactivos volátiles.

Por lo pronto, el libro final de reglas del acuerdo de Basilea III, que recoge todas las normativas del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, sobre las exposiciones de los bancos a los criptoactivos, comenzará su implementación a partir del 1 de enero de 2025, fecha a partir de la cual será el nuevo estándar de la regulación prudencial de los bancos de todo el mundo.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.