Cerca de 4 millones y medio de contribuyentes tendrán que abonar el próximo 6 de noviembre el segundo pago del IRPF

0
885

La sanción por no abonar este segundo pago puede suponer un recargo en el importe de hasta el 20%, en función del retraso

Aunque la campaña de la declaración de la renta de 2022/2023 terminó a finales del mes de junio, el próximo lunes 6 de noviembre Hacienda reclamará el segundo pago a aquellos contribuyentes que decidieron fraccionar el importe, lo que supone un 40% de la deuda total.

Según los cálculos elaborados por los expertos fiscales de TaxDown, son un total de 4.469.080 españoles los que tendrán que hacer frente a este siguiente abono. El 70% de los contribuyentes con una declaración a ingresar prefiere fraccionar su pago en dos plazos en lugar de pagar toda la deuda el 30 de junio, algo que solo elige hacer el 30% de los contribuyentes.

Solo un 30% de los contribuyentes eligen pagar la deuda total el 30 de junio, el día del fin de la campaña de la Declaración de la Renta

Hacienda puede sancionar con recargos de hasta un 20% a quien no haga frente a este pago

Aquellos contribuyentes que hayan elegido domiciliar el pago y no cuenten con suficientes fondos en la cuenta bancaria o no puedan hacer frente a este segundo pago del 40% el próximo lunes tendrán que pagar una multa por parte de la Agencia Tributaria. Esta sanción afecta al importe a pagar en forma de recargo y se mueve entre un 5% hasta un 20% en función de los meses que se tarde en abonar.

Los españoles que se apresuren e ingresen el segundo plazo exigido por Hacienda pasado el día 30 pero antes de recibir algún requerimiento, solo tendrán que hacer frente a un recargo del 5% sobre el importe. Este porcentaje se duplica, hasta el 10%, si se recibe el aviso por carta de la Agencia Tributaria y se paga en el periodo establecido. Si aun así no se ingresa, la sanción aumenta un 20% sobre la deuda. Además, en este último supuesto se genera otra cantidad a pagar adicional llamada interés de demora, que es del 3,75% sobre el total.

Solo en algunos casos específicos, los contribuyentes pueden solicitar un aplazamiento en el pago de hasta 12 meses pero para ello tendrán que enviarle un escrito a la Agencia Tributaria explicando las razones de esta decisión y será la Agencia Tributaria quien acepte o no este aplazamiento pagando en cualquier caso los intereses de demora correspondientes.

Los contribuyentes que no hayan domiciliado el pago tienen tres opciones para ingresarlo

Aunque la mayoría de los contribuyentes elige domiciliar el pago en dos plazos para que la Agencia Tributaria lo cobre directamente de su cuenta bancaria, algunas personas prefieren pagarlo de manera proactiva.

En este caso, hay tres opciones para hacer el ingreso: hacerlo de forma online a través de la web de la Agencia Tributaria presentando el modelo 102, acudir de forma presencial a una oficina de su entidad bancaria o, como última opción, personarse en una Delegación de la Agencia Estatal de la Administración tributaria.

“Aunque la campaña del impuesto sobre la Renta a las personas físicas de 2022/2023 acabó hace varios meses, cerca de 4 millones y medio de contribuyentes tendrán que hacer frente este próximo lunes al segundo pago de la renta. Es importante que los ciudadanos abonen este importe a tiempo para evitar enfrentarse a sanciones de hasta el 20% sobre la deuda”

«Con todo, los españoles aún están a tiempo de conseguir un mayor ahorro en su declaración de la renta del año que viene. Los dos últimos meses del año son clave para intentar reducir al máximo el importe que tendremos que pagar a Hacienda en nuestra declaración o incluso conseguir que nos salga a devolver.”, Enrique García, CEO y cofundador de TaxDown

Sobre TaxDown

TaxDown es la alternativa inteligente para la renta. Somos una compañía española que ha revolucionado la asesoría fiscal, poniendo en el mercado un servicio digital pionero que permite realizar la declaración de la renta, de forma sencilla, garantizando al contribuyente el mejor resultado.

Cada año presenta cientos de miles de declaraciones bien hechas a través de su propia plataforma y ahorrans así más de 70 millones de euros a los contribuyentes de manera oficial, ya que son colaboradores de la Agencia Tributaria.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"