El mundo ha cambiado. Ya no vivimos de la misma forma que hace un año atrás, porque la pandemia del COVID-19 ha llegado para transformar las vidas de todos los ciudadanos del mundo de una forma radical.

Por una parte, los grandes medios del mainstream y los políticos sólo hablan de una cosa, volver a la “nueva normalidad”, con la finalidad de hacer que las personas recobren poco a poco sus vidas luego de meses de encierro, distanciamiento social y cuarentena, por la otra, los funcionarios de salud y expertos en el área de la investigación científica se muestran cautelosos de animar a que los ciudadanos salgan a producir para mitigar los efectos sobre la economía, hasta que no se tenga una vacuna.

Sin embargo, lo cierto es que las cifras de casos vuelven a subir a medida que todos vuelven a retomar el estilo de vida que antes tenían, bien sea saliendo al parque, yendo de compras o al cine, disfrutar de unas tapas con amigos en algún restaurante, haciendo viajes o actividades recreativas, etc.

No obstante, la semana pasada en la capital de China, Pekin, comenzó un rebrote de la enfermedad producida por el coronavirus, justo en un mercado que tiene un tamaño muy superior al mercado de Wuhan donde comenzó todo el año pasado, por lo que las autoridades temen que sea posible, una mayor cantidad de contagios en esa ciudad. Esta misma situación se ha visto en países como Estados Unidos, Brasil, Canadá entre otros en el mundo, en los cuales ha aumentado la cifra de detección de nuevos casos de COVID-19, a medida reabren sus economías

No cabe duda, que esta situación tiene alarmados y a la expectativa, a los expertos en salud, que consideran que al relajar las normas sanitarias de control y prevención, así como al permitir la interacción humana, el virus está volviendo a replicarse.

Sin embargo, la historia no termina allí, pues ahora se ha encontrado un brote de nuevo viral de Nipah (un virus que puede ser más mortal que el coronavirus), en la localidad de Kerala, en la India, que según lo informado por la World Health Organization (WHO), “Organización Mundial de la Salud”.

El director general de Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló la semana pasada en una conferencia de prensa virtual en Ginebra, “aunque la situación en Europa está mejorando, a nivel mundial está empeorando”.

En medio de esta situación, los grandes actores de la economía mundial, reunidos en foros de discusión y debate como el World Economic Forum (WEF), “Foro Económico Mundial” están conscientes que existe una necesidad urgente de cambio estructural porque será imposible recobrar el ritmo de las economías luego de meses de inactividad, paro de producción, desempleo, cambios en la logística de empresas, comercios e incluso en los hábitos de los consumidores que ahora están migrando la costumbre de ir de compras a las adquisiciones en línea.

Ahora desde el Foro Económico Mundial sólo se habla de la cooperación mundial en la gestión simultánea de las consecuencias directas de la crisis COVID-19, con la finalidad de mejorar el estado del mundo y por ello este foro está iniciando la propuesta The Great Reset, “El Gran Reinicio”.

Más allá de lo que muchos piensen acerca de esta organización y sus nexos con la élite que maneja los hilos del planeta, se debe tener en claro, que no están solos en esta iniciativa de un “El Gran Reinicio” de la economía mundial, pues también están involucrados otros organismos globales y entre los que destaca por su relevancia, el nunca bien ponderado International Monetary Fund (IMF), “Fondo Monetario Internacional”.

De hecho, su Directora Gerente Kristalina Georgieva, tiene una posición clara y ha señalado que al menos ciento setenta países terminarán este año con una economía más reducida que la que tenían a principios de año, algo que sumado a que se ha generado más deuda, mayores déficits y más desempleo, potencia el riesgo sistémico hacia una recesión mundial que perdure varios años y que además traiga consigo más desigualdad y más pobreza.

Georgieva ha manifestado que:

«A menos que actuemos, ¿qué les tomaría a los historiadores mirar hacia atrás en esta crisis como el momento de un Gran Reinicio? Desde la perspectiva del FMI, hemos visto una inyección masiva de estímulo fiscal para ayudar a los países a lidiar con esta crisis y a cambiar el rumbo para que el crecimiento regrese. Es de suma importancia que este crecimiento conduzca a un mundo más verde, más inteligente y más justo en el futuro”.

“Es posible hacer esto. Siempre que nos concentremos en los elementos clave de una recuperación, y actuemos ahora. No necesitamos esperar. En el FMI, vemos algunas oportunidades tremendas”.

Palabras que incluso están en consonancia con los retos que se ha propuesto la propia Unión Europea como parte de su plan para rescatar la economía de los países de la zona Euro, que incluyen más acercamiento social, más programas verdes, mayor igualdad.

The Great Reset

En este contexto, para el Foro Económico Mundial, la crisis ocasionada por el COVID-19, junto a las interrupciones políticas, económicas y sociales que la misma ha causado, está cambiando fundamentalmente el contexto tradicional para la toma de decisiones en todos los ámbitos.

Gracias a esta crisis, las inconsistencias, deficiencias y contradicciones de múltiples sistemas –desde la salud y las finanzas hasta la energía y la educación– en los que se soportan las actividades humanas, están más expuestas que nunca en un contexto global de preocupación principalmente por las vidas, los medios de subsistencia y el propio planeta.

Ante esta encrucijada histórica, para el FEM los líderes mundiales están gestionando la crisis y tomando decisiones a corto plazo, presionados contra incertidumbre de lo que está por venir a medio y a largo plazo.

Para el FEM lejos de representar un peligro, esto representa una oportunidad, pues a medida que las economías globales ingresan en una ventana única de oportunidad para dar forma a la recuperación, la iniciativa que ellos proponen de llevar a cabo un “Gran Reinicio” ofrecerá ideas para ayudar a informar a todos aquellos líderes que determinan el estado futuro de las relaciones globales y la dirección de las economías nacionales, pero también las prioridades de las sociedades, así como también la naturaleza de los modelos de negocios y la gestión de un bien común global para todos.

Ahora, hay que ver algo importante. Parte de la propuesta del “Gran Reinicio” está basada en el signo de los tiempos. Los seres humanos en general luego de años de condena social, de críticas al sistema que fueron desoídas, comenzó a exigir un cambio más profundo, que modifique el sistema subyacente que opera actualmente. Las protestas de Black Lives Matters en Estados Unidos y en muchas partes del mundo, es un fiel reflejo de estas condenas sociales hacia la desigualdad en todos los ámbitos.

Por ello, esta iniciativa del FEM requiere de la creación de un nuevo contrato social centrado más en la dignidad humana, la justicia social y donde el progreso social no se quede relegado en pro del desarrollo económico.

La crisis de la pandemia global, ha venido a dejar al descubierto rupturas de larga data en las economías y sociedades de todos los países, lo cual derivó en una crisis social que requiere urgentemente empleos decentes para todos.

Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial señaló al respecto:

“Solo tenemos un planeta y sabemos que el cambio climático podría ser el próximo desastre global con consecuencias aún más dramáticas para la humanidad. Tenemos que descarbonizar la economía en la breve ventana que aún queda y poner nuestro pensamiento y comportamiento una vez más en armonía con la naturaleza».

¿Qué hay detrás?

Si bien, es cierto que el FEM nunca ha sido el favorito de muchas corrientes del pensamiento, que consideran a los miembros de este foro, como los principales actores que controlan la economía del mundo, tampoco es menos cierto que en los últimos años han hecho un esfuerzo por dar una imagen más verde e interesada con el medio ambiente, una imagen más social y pendiente de lo que sucede en las economías de países en desarrollo.

Según el Foro Económico Mundial su idea es crear las bases de un sistema económico y social mundial para un futuro más justo, sostenible y resistente a las crisis, pero este programa tiene muchas personas pensando acerca de lo que hay detrás de esta propuesta.

Algunos señalan que viene un cambio en el dinero físico como lo conocemos, ya que se podría volver a un patrón oro para soportar las economías de los países o a un patrón mixto, lo cual explicaría por qué naciones como Rusia, Irán, China, Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Canadá, Reino Unido, Australia entre otros muchos, han estado los últimos 3 años haciendo grandes adquisiciones del metal precioso en los mercados comerciales, en lo que para algunos es una clara señal de acumulación de oro importante para sí mismos, quizás debido a la crisis que estaba anunciada.

Otro cambio que pudiera ser sugerido en el marco de esta propuesta es la creación de criptomonedas nacionales, que favorezcan el intercambio comercial de una manera más efectiva y rápida, pero que también afectaría al sistema financiero global, pues como siempre es posible que muchos bancos tengan que ser adquiridos por otros en pro de sanear el área bancaria tradicional para poder trabajar sobre el cambio futuro que está por venir.

También se ha señalado que, producto de la cuarta revolución industrial van a venir muchos cambios que van a generar más desempleo, por lo que es posible que estén aprovechando la coyuntura para poner en marcha algún sistema de ingresos universales, que sea otorgado desde el estado a sus ciudadanos con el fin de mitigar desde ahora, la siguiente crisis que viene.

Por ahora, esta propuesta de The Great Reset está abierta a debate y especulación de los analistas, muchos han elaborado listas de las posibles soluciones a problemáticas actúalas, así como el impacto de éstas en la sociedad actual, sin embargo, todavía hay que esperar hasta conocer más a fondo la iniciativa y sobretodo conocer cuáles son los líderes mundiales que se comprometerán a seguirla al pie de la letra.

Artículo cortesía de:

Blockctrendy, Últimas Noticias e Historias Destacadas, Últimas noticias mundiales, Historias virales, Tecnología, Blockchain y más!

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.