Nuevo impuesto a las ganancias DeFi y los tokens wrapped en Australia

0
1049

La semana pasada, la Oficina de Impuestos de Australia (ATO, «por sus siglas en inglés»), publicó una guía sobre el impuesto sobre las ganancias de capital (CGT, «por sus siglas en inglés») que se originan de operaciones efectuadas en las finanzas descentralizadas (DeFi) y los tokens wrapped de criptomonedas.

Básicamente, el instructivo de la ATO, se realizó con la finalidad de explicar los tipos de eventos que de acuerdo al fisco australiano generan las ganancias de capital, que serán sujetas a impuestos en Australia.

La ATO explicó que las DeFi, son “una forma de financiación basada en blockchain que se realiza sin depender de un intermediario financiero (peer-to-peer). Las aplicaciones, protocolos y plataformas DeFi se crean comúnmente en la cadena de bloques Ethereum”.

Y señaló en su guía que “las ganancias de capital pueden surgir en un entorno DeFi”, cuando ocurran cierta clase de eventos CGT que son explicados con ejemplos para cada caso. Según el fisco de Australia, los eventos CGT más específicos dependen de la estructura y naturaleza del acuerdo DeFi que tengan los usuarios con ese ecosistema.

La ATO, detalla que algunos de los factores que deberán considerar los contribuyentes australianos al momento de clasificar estos eventos CGT, bien sea “cuando están tratando con otra entidad como parte del acuerdo” o “cuando surge una relación de confianza”.

En caso que se establezca una relación de confianza el fisco australiano, indica que “es necesario considerar si la misma persona jurídica posee el mismo tipo de activo en los mismos términos para otros beneficiarios”, por lo que, en caso que sea así, el contribuyente “no será el único beneficiario de dicho fideicomiso”.

En el caso de los préstamos DeFi, la agencia tributaria de Australia, explica que si bien es cierto, que los protocolos DeFi “suelen utilizar términos de las finanzas tradicionales para describir sus productos, como ‘préstamo’, ‘empréstito’ e ‘interés”, esto “no siempre refleja su significado común, incluso a efectos fiscales”.

Según la guía de la ATO, “muchos acuerdos de «préstamo» y «empréstito« de DeFi darán lugar a un evento CGT”, y esto es debido a que “generalmente ocurre que la propiedad efectiva del activo criptográfico relevante finaliza debido al acuerdo”, por lo que puede dar a lugar a que se “intercambie un criptoactivo por otro” o se “intercambie un criptoactivo por el derecho a recibir una cantidad equivalente del mismo criptoactivo en el futuro”.

Además, aclara que “las normas del impuesto sobre la renta que se aplican al préstamo de acciones y valores similares, descrito como «préstamo de valores», no se aplican al «préstamo» de criptoactivos”.

No obstante, advierte a los contribuyentes, que “necesitan conocer el valor de sus criptoactivos para determinar si obtiene una ganancia o pérdida de capital cuando le ocurre un evento CGT al activo”, lo que significa, que toda ganancia o plusvalía recibida de sus criptoactivos, generarán un evento CGT o una obligación tributaria con el fisco australiano.

De igual forma, las operaciones en pools y proveedores de liquidez, generarán un evento CGT, cuando el contribuyente deposita sus criptoactivos en el fondo de liquidez, recibiendo a cambio una recompensa que proviene de una parte de las tarifas de transacción generadas por los fondos de liquidez que respaldan.

En consecuencia, “cuando retira criptoactivos del fondo de liquidez, le ocurre un evento CGT al criptoactivo o a un derecho recibido sobre el depósito original. Los ingresos de capital del evento CGT equivalen al valor de mercado de los criptoactivos que retira”.

En cada caso de los explicados en dicha guía de la ATO de Australia, se ponen ejemplos para cada caso, de manera que los contribuyentes particulares puedan identificar fácilmente su posición en los DeFi y descubrir si debe pagar por los eventos CGT que le ocurren.

Y por último, este instructivo de la agencia tributaria de Australia, explica los eventos CGT para los tokens wrapped de criptomonedas, los cuales son “una representación tokenizada de otro activo criptográfico”, con exactamente el mismo valor, que se puede operar en otra cadena de bloques gracias a un contrato inteligente.

Estos tokens wrapped de criptomonedas, facilitan la transferencia de valor entre diferentes cadenas de bloques, que no poseen interoperabilidad nativa, alimentando un ecosistema financiero descentralizado entre cadenas.

La ATO, explica que cada vez que se empaquetan tokens, “se envían activos criptográficos a la dirección del contrato inteligente y éste acuña (crea) una versión empaquetada del activo criptográfico”, para que el criptoactivo original permanezca “’bloqueado’ en la dirección del contrato inteligente hasta que se canjee el token envuelto”.

Pero, “cuando se envuelve o desenvuelve un activo criptográfico, intercambia un activo criptográfico por otro ocurre un evento CGT”. En ese caso, la ATO señala que “los ingresos de capital para el evento CGT equivalen al valor de mercado del token envuelto en el momento del intercambio”.

La ATO llevaba trabajando en sus normas tributarias sobre DeFi y tokens wrapped de criptomonedas desde el año pasado. Ya hacia mayo de 2022, la agencia tributaria australiana, había advertido que tributaría las ganancias de capital de criptomonedas.

Sin embargo, este martes, Chloe White, directora general de Genesis Block y asesora de Blockchain Australia, a través de su cuenta en la red social X, (anteriormente Twitter), dijo “Los jóvenes australianos se quedan atrás una vez más”, haciendo cita a una publicación de Genesis Block.

La publicación que fue citada por White, decía: “La ATO ha confirmado que tiene la intención de seguir imponiendo impuestos a las ganancias de capital cada vez que las personas envuelvan y desenvuelvan sus propios tokens en la cadena”.

White agregó: “La Oficina de Impuestos de Australia viola el principio de neutralidad tecnológica y está creando políticas en lugar del liderazgo del Tesoro. Es hora de que el Gobierno intervenga y corrija estos errores cometidos por la ATO, que ha seguido insistiendo a pesar de la evidencia”.

un recordatorio de que en Europa, Asia, MENA y América, encontrará varios países donde las criptomonedas ni siquiera pagan ningún impuesto”, agregó White, que además fue enfática al señalar en X: Lamentablemente no se trata sólo de un malentendido. Es su política real y bien pensada. Sería mejor si naciera de la mera ignorancia”.

Más adelante, White publicó en su cuenta personal de X, “Para los boomers, imaginen pagar impuestos sobre las ganancias no realizadas de sus participaciones accionarias sólo porque las transfirieron a un registro de acciones diferente. Aún posee las acciones, pero ahora necesita encontrar liquidez para un evento fiscal”.

Evidentemente, a casi una semana de la publicación de esta controversial guía, existen muchas críticas a la ATO, que está enfocada a como dé lugar, a imponer impuestos a las ganancias con criptomonedas a través del DeFi y los tokens wrapped sin analizar previamente el contexto de cómo suceden algunas operaciones en el mundo DeFi.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"