Desde que se destapara el escándalo y colapso de la fintech Wirecard AG en Alemania, las empresas filiales de la marca han pasado por algunos problemas. Ahora le toca el turno a la filial británica de la corporación Wirecard Card Solutions Limited (WCS), la cual ha tomado la difícil decisión de cerrar su negocio en Reino Unido de forma oficial.

Esta decisión ha sido tomada, justo en el momento que su rival local el Railsbank llegara a un acuerdo de compra con esta subsidiaria adquirir tanto la tecnología de tarjetas como los activos asociados, incluido el negocio de clientes existentes y algunos empleados a esta filial británica.

Esta noticia, fue anunciada desde la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) y confirmada por los gerentes de WCS, que tuvieron una reunión este viernes para presentar la propuesta de la migración ordinaria. Hasta ahora se conoce que esta migración de los clientes de WCS a Railsbank se completará en noviembre de este año.

Esta subsidiaria con sede en el Reino Unido, posee una licencia de dinero electrónico aprobada por la FCA, con la cual se le permite procesar pagos y también emitir tarjetas prepagas en los territorios británicos.

No obstante, tras el escándalo financiero de la casa matriz, la FCA, había suspendido la licencia de forma temporal durante el mes de junio, luego que se conociera el desvío y pérdida de 1.900 millones de euros de los libros de su matriz alemana.

Para ese momento, la compañía emitía tarjetas VISA para los usuarios de Crypto.com, TenX y Cryptopay, los cuales también se vieron afectados por la suspensión. Para ese momento de la suspensión la FCA afirmaba que tomaba esta decisión para proteger los intereses monetarios de los consumidores que usaban los servicios de la compañía sancionada, pero también la medida abarcaba el bloqueo a los fondos que manejaba la compañía tanto propios como de terceros. La cual fue revocada más tarde cuando se llegó a un acuerdo.

No obstante, ahora con este acuerdo de compra WCS, no tiene más opción de que cerrar sus operaciones, por lo que el regulador británico en un anuncio, señaló: “El 28 de agosto de 2020, Wirecard anunció que tenía la intención de cerrar su negocio regulado por la FCA”. Esta decisión tomada ya está publicada en la página Web del WCS , filial británica de Wirecard AG.

Además la propia FCA dejó en claro que: “El negocio continuará operando mientras se hacen arreglos alternativos con sus proveedores de tarjetas. Los clientes deben comunicarse con el proveedor de su tarjeta si tienen alguna pregunta».

Mientras todo esto ocurre, la casa matriz en Alemania, que se había declarado en insolvencia y que había recibido una medida de un Tribunal de Distrito de Múnich para el aseguramiento de activos tanto de la misma Wirecard AG, como de otras seis empresas alemanas vinculadas a esta trama con la fintech, se encuentra bajo un régimen de administración especial.

Este tribunal nombró a hace unos días atrás a Michael Jaffé, del bufete de abogados JAFFÉ Rechtsanwälte, el cual ahora es el administrador concursal de la empresa de tarjetas y deberá realizar recortes importantes en la empresa para tratar de conservar el efectivo que posee, lo cual supone entre otras medidas, el despido de alrededor de 730 empleados.

Por otro lado, el propio ente regulador británico, advirtió a los clientes de WCS de la posibilidad de que los estafadores intentaran aprovecharse de la situación y engañarlos por lo que invitan a seguir únicamente las informaciones de la FCA y de la página oficial de WCS.

Artículo cortesía de:

Blockctrendy, Últimas Noticias e Historias Destacadas, Últimas noticias mundiales, Historias virales, Tecnología, Blockchain y más!

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.