Twitter ahora X se asocia con eToro e inicia su evolución como SuperApp

0
1131

Este jueves la noticia más relevante ha sido, que Twitter se ha asociado con la multinacional israelí de social trading e inversión en activos múltiples, servicios financieros y copy trading eToro, para permitir que los usuarios puedan acceder a los gráficos del mercado de esa empresa en una variedad de activos financieros, con sólo buscar el “cashtag” correspondiente.

La red social Twitter, está haciendo cambios importantes para transformarse en una SuperApp, por lo que esta asociación con eToro, facilitará que los usuarios puedan con sólo colocar el signo “$” delante del símbolo del valor asociado, como por ejemplo: “$TSLA”, para obtener la cotización de las acciones de esa compañía en la bolsa.

Esta función del “cashtag” en Twitter, estuvo disponible para algunos usuarios beta desde diciembre del año pasado, pero sólo hasta ahora se reveló que la multinacional israelí con oficinas registradas en Chipre, Reino Unido, Estados Unidos y Australia, será la proveedora de los datos de cotización en tiempo real que mostrará la red social.

Estos datos de cotización que se generarán tras buscar el “cashtag” deseado, permitirán visualizar un gráfico que informará el rendimiento del valor del activo en las últimas 24 horas, con un enlace que dice “Ver en eToro”, para que los usuarios accedan a más información sobre el mercado e incluso decidan comprar el activo en eToro directamente u otros activos ofrecidos por la plataforma.

Aunque, se ha comentado que esta integración también incluiría la visualización de los precios de criptomonedas, como bitcoin (BTC), ethereum (ETH) y dogecoin (DOGE), hasta el momento la plataforma social, aún no lo ha implementado.

Y es que el CEO de Twitter, Elon Musk desde que compró la red social el año pasado, prometió que convertiría a Twitter en una SuperApp al estilo WeChat de China, “Si estás en China, básicamente vives en WeChat, lo hace todo”, dijo Musk. Es algo así como Twitter, más PayPal, más un montón de otras cosas. Todo en una […] excelente interfaz. Es realmente una aplicación excelente”.

WeChat es una aplicación multipropósito desarrollada en China por Tencent, la cual ofrece servicios de mensajería, Chat y llamadas gratis, redes sociales, un sistema de pago online, pago con QR y pagos por miniprogramas, servicios de suscripciones para empresas y empleados, sistemas de distribución de sobres virtuales, entre otros servicios.

El primer paso para sentar las bases de una potencial SuperApp, comenzó a inicios de este mes, cuando el magnate surafricano cambió el nombre corporativo de Twitter a X Corp., luego de fusionar la red social con una empresa creada recientemente, para crear “X”, su futura “aplicación para todo”, lo cual confirmó en un tuit esta semana cuando escribió sólo “X”.

El sitio informativo financiero Bloomberg, dijo en un reporte que “Twitter Inc. dejó de ser una empresa independiente después de fusionarse con una empresa fantasma recién formada llamada X Corp., lo que generó especulaciones sobre lo que Elon Musk pretende para la plataforma de redes sociales”.

“Twitter “ya no existe” después de fusionarse con X Corp., según un documento presentado el 4 de abril en un tribunal de California por una demanda presentada el año pasado contra la empresa y su exdirector ejecutivo, Jack Dorsey, por la activista conservadora Laura Loomer”, dice el reporte de Bloomberg.

Ahora Musk, quiere integrar criptomonedas, valores, finanzas, en una red social y otros servicios de pago en una sola plataforma, al mejor estilo de WeChat que posee más de 1.200 millones de usuarios, pero sin límites, sin espionaje y censura por parte del gobierno (como sucede con la SuperApp china).

No obstante, Musk tiene experiencia financiera, pues cabe recordar que en 1999, fundó junto a Harris Fricker, Christopher Payne y Ed Ho en la ciudad de Palo Alto, California, la empresa X.com, una startup financiera, en la que inicialmente Musk invirtió unos 12 millones de dólares y que fue la precursora de lo que más tarde se convirtió en PayPal.

X.com, fue uno de los primeros bancos de internet que prestaba servicios financieros en línea el cual marcó un antes y un después de los bancos en su época. Para crear X.com, Musk debió adaptarse a numerosas regulaciones bancarias y al final logró que sus depósitos fuesen asegurados por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC «por sus siglas en inglés»).

Más tarde, X.com se fusionó con Confinity Inc., una compañía de software de Silicon Valley fundada en diciembre de 1998 por Max Levchin, Peter Thiel y Luke Nosek como empresa criptográfica que procesaba pagos electrónicos, que tras lanzar a finales de 1999 su producto estrella, PayPal, una app que permitía enviar dinero entre usuarios de PDA como la Palm Pilot, a través del puerto de infrarrojos.

Aunque de esa fusión entre las dos compañías, X.com siguió conservando el nombre de la empresa resultante, en junio de 2001, pasó a denominarse simplemente PayPal Inc. y un año más tarde, fue vendida a eBay por 1500 millones de dólares en acciones.

Con las ganancias por la venta de PayPal, Musk, tuvo el capital necesario para fundar su empresa de fabricación aeroespacial y de servicios de transporte espacial, Space Exploration Technologies Corp., conocida como SpaceX.

El año pasado, Musk respondió en un tuit a Chris Anderson, jefe de TED, la organización sin fines de lucro que brinda charlas basadas en ideas y organiza conferencias anuales en varios lugares en el mundo, que “Twitter era un acelerador para cumplir con la visión original de X.com”.

Además, el propio Musk, según Reuters dijo en la Conferencia de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Morgan Stanley 2023, celebrada el mes pasado, que quiere que Twitter se convierta en “la institución financiera más grande del mundo”.

Y es que prácticamente, desde que Musk compró X Corp. (antes Twitter, Inc.) por 44 mil millones de dólares el año pasado, ha tenido en mente convertir a la plataforma en algo totalmente diferente y dadas las credenciales de su éxito con X.com, es probable que lo consiga, aunque primero deberá luchar contra la hostilidad regulatoria hacia las criptomonedas en EEUU.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"