Ripple gana parcialmente su primera batalla legal contra la SEC

0
1071

Este jueves, el mercado se vio sacudido por la noticia que Ripple Labs Inc., Brad Garlinghouse y Chris Larsen, obtuvieron una victoria parcial en su batalla legal con la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, «por sus siglas en inglés»), tras conocerse el fallo de la jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Analisa Torres.

Torres, en su sentencia del 13 de julio de 2023, explica que la empresa Ripple Labs no violó la ley federal de valores de Estados Unidos al vender la criptomoneda XRP (XRP) en criptointercambios, ya que XRP “no es necesariamente un valor”. En consecuencia, la venta de tokens de XRP por parte de la empresa Ripple Labs en criptointercambios y a través de algoritmos “no constituyó contratos de inversión”.

El Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, a cargo de Torres, en su fallo dictaminó claramente que “XRP, como token digital, no es en sí mismo un ‘contrato, transacción o esquema’ que incorpore los requisitos de Howey de un contrato de inversión”.

Pero no todo fue a favor de Ripple Labs, ya que la jueza Torres también declaró que la venta institucional sí infringió la ley federal de valores. La venta de XRP a inversores sofisticados, si violó dicha ley, lo que a futuro, pudiera generar obstáculos legales para la empresa.

Y es que la jueza logró diferenciar en su sentencia entre las ventas de “oferta a ciegas” de Ripple Labs, en las que esta desconocía la identidad del comprador, y las ventas directas a inversores institucionales plenamente identificados, por lo que básicamente, las ventas a ciegas no violaron las leyes de valores, pero las ventas directas sí.

“Por las razones anteriores, se CONCEDE la moción de juicio sumario de la SEC en cuanto a las Ventas institucionales, y se NIEGA por lo demás. Se CONCEDE la moción de juicio sumario de los Demandados en cuanto a las Ventas Programáticas, las Otras Distribuciones y las ventas de Larsen y Garlinghouse, y SE NIEGA en cuanto a las Ventas Institucionales” indica la sentencia.

Finalmente en la conclusión de la sentencia, la jueza Torres señaló que “El Tribunal emitirá una orden separada que establezca una fecha de juicio y los plazos previos al juicio relacionados en su debido tiempo”.

La jueza pasó por alto en su sentencia si Garlinghouse y Larsen son personalmente culpables, pero dejó esta parte de la demanda para que se resuelva en un juicio con jurado que pueda opinar o se llegue a un acuerdo.

El Tribunal concluye, por lo tanto, que un jurado razonable podría determinar que, a partir de 2017, Larsen no «ayudó conscientemente [las violaciones de la Sección 5 de Ripple] de alguna manera activa«”. “En consecuencia, se NIEGA la moción de la SEC para un juicio sumario sobre el reclamo de complicidad contra Larsen y Garlinghouse”.

Aunque, este ha sido un fallo mixto que generó una victoria parcial, esta decisión de la jueza Torres, se ha convertido en un hito histórico, ya que es la primera vez que una corte federal de Estados Unidos, emite una decisión que favorece a una empresa de criptomonedas, en medio de una demanda del regulador de los mercados que parecía ser sólida.

Vale recordar que de acuerdo a la acusación presentada por la SEC en diciembre de 2020, la empresa Ripple Labs y sus directores ejecutivos Garlinghouse y Larsen recaudaron unos 1.3 mil millones de dólares de forma ilegal a través de una oferta de valores no registrada de su criptomoneda XRP.

Para los analistas, esta sentencia de la jueza Torres podría cambiar las reglas del juego para la industria de las criptomonedas, pues existen otras demandas en las cortes que podrían seguir la jurisprudencia creada por esta sentencia.

XRP que fue lanzado como Ripple en 2012, es actualmente un sistema de liquidación bruta en tiempo real, cambio de moneda y red de remesas que está abierto para operar con instituciones financieras de todo el mundo.

Esta criptomoneda, se basa en un protocolo de código abierto distribuido que admite tokens que son la representación de una moneda fiduciaria, criptomoneda, productos básicos u otras unidades de valor, como millas de viajero frecuente e incluso minutos móviles.

El objetivo de Ripple Labs con este sistema de liquidación bruta en tiempo real es facilitar las “transacciones financieras globales seguras, instantáneas y casi gratuitas de cualquier tamaño sin contracargos”, por lo que la demanda de la SEC tenía pocas oportunidades de ganar.

Es por ello, que en la sede de Ripple Labs en San Francisco, California, Garlinghouse su CEO y el Stuart Alderoty, director legal de Ripple, celebraron la decisión tomada por la jueza este jueves. Ambos destacaron que este ha sido un paso en la dirección correcta para la innovación de criptomonedas en Estados Unidos.

Garlinghouse en su cuenta personal de Twitter, señaló: “Dijimos en diciembre de 2020 que estábamos del lado correcto de la ley y estaremos del lado correcto de la historia. Agradecidos con todos los que nos ayudaron a llegar a la decisión de hoy, una que es para toda la criptoinnovación en los EEUU más por venir” y agregó: “(¡y comencemos a planificar esa fiesta adecuada!)”.

Por su parte, Alderoty, en un hilo de su cuenta Twitter, dijo “Una gran victoria hoy, como cuestión de ley, XRP no es un valor. También una cuestión de derecho: las ventas en bolsas no son valores. Las ventas de los ejecutivos no son valores. Otras distribuciones de XRP: a desarrolladores, a organizaciones benéficas, a empleados no son valores”.

“Lo único que el Tribunal encontró que constituye un contrato de inversión son las ventas directas anteriores de XRP a clientes institucionales. Habrá más procedimientos judiciales solo en estas ventas institucionales según la orden del Tribunal”.

Tras conocerse esta decisión el precio de XRP se disparó en los mercados, experimentando un aumento del 75% en la primera hora, alcanzando un precio máximo de acuerdo a CoinMarketCap de 0,8214 dólares en las últimas 24 horas, para un aumento de 104%.

Al momento de escribir esta nota, el precio de XRP es de 0,7475 dólares con un volumen de operaciones de 24 horas de 11.244.270.551 dólares (un aumento del 1487,35%) y una capitalización de mercado de 39.274.738.331 dólares.

Sin duda, la decisión de este jueves se ha convertido en un paso significativo en Estados Unidos, en ruta hacia la definición sobre si las criptomonedas pueden ser clasificadas como valores y si estas violan o no la ley de valores estadounidense, aunque la batalla legal entre Ripple Labs y la SEC continuará.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.