“Queremos que el bitcoin no sea tan frío, sino que sea algo del día a día”

Entrevista a Víctor García, fundador y director ejecutivo de Cripto-Pay

 

Atención antes de utilizar los servicios de está empresa consulta el siguiente reportaje:

Lamentable experiencia con Cripto Pay

 

Por Javier Picos y Óscar Domínguez

Cripto-Pay, la primera gestora de pagos de bitcoin en España, quiere contribuir a una mayor aceptación de las criptomonedas. En su página electrónica plantea un ejercicio de confianza a su plataforma y un claro alegato: “No pagues por servicios innecesarios, olvídate de las estratosféricas comisiones bancarias”. Desde 2008, Víctor García, fundador y director ejecutivo de Cripto-Pay, trabaja en seguridad informática. Precisamente con un ataque a un cliente suyo se topó indirectamente con el bitcoin y su idilio llega hasta hoy en día. A su discurso sobre la seguridad le ha añadido la búsqueda por la sencillez en un sector de arenas movedizas.

Víctor García

Víctor García, fundador y director ejecutivo de Cripto-Pay

– Transcurridos más de cinco años desde el nacimiento de bitcoin, ¿en qué estado se encuentra ésta y otras criptomonedas en España?

Estamos lamentablemente muy por detrás de cómo está en el resto del mundo. Esto es algo objetivo. Estamos viendo unos meses en los que se promueve menos el uso del bitcoin; hay menos asociaciones. El árbol se agita menos y la gente por lo tanto no lo utiliza tanto. La gente se va concienciando cada vez más de su uso, pero muy lentamente. Esperamos que a través de diversas iniciativas, de aquí a final de año probablemente empecemos un periodo de una progresión más exponencial.

– ¿Qué tipo de iniciativas?

Como Calle Bitcoin y otras asociaciones de las propias criptomonedas, como la pesetacoin. La Bitcoin Foundation, de Estados Unidos, quiere también meter algo de mano en España. Hay  diferentes iniciativas que en su mayor parte están formados por voluntarios, no sólo por empresas o modelos de negocios basados en generar un uso de bitcoin.

Víctor García iniciativas Bitcoin

Víctor García iniciativas Bitcoin

¿En qué momento está Calle Bitcoin?

Está despegando, pero tiene las cosas claras. El objetivo fundamental de la asociación es promover el uso del bitcoin y las demás criptomonedas en el territorio nacional y fuera de España. En muchos países latinoamericanos tienen el mismo problema al no encontrar una asociación importante que les dé más posibilidades de abrirse camino. Se trata de que Calle Bitcoin sea un referente para enseñar a los demás usuarios a funcionar con bitcoin.

 – ¿Los consumidores españoles van familiarizándose con términos como monedero virtual?

Es verdad que a veces utilizamos términos muy tecnológicos pero se tiende a no emplear términos complicados. Hoy en día cuando se explica a alguien qué es el bitcoin no se explica cómo se mina, el protocolo, el cifrado, el algoritmo… sino que hay un wallet, que es como la cartera que llevamos en los bolsillos, con bitcoin, que es la moneda que llevamos también en los bolsillos, pero que funciona todo de manera digital. Al simplificar todos estos conceptos conseguimos que a la gente le sea más fácil acceder al bitcoin y poder usarlos en el día a día.

– Por lo tanto, ¿se necesitarían unos “traductores” para bajar a la tierra los conceptos más complejos del bitcoin?

Sí, sería lo suyo. No estaría mal cambiar el chip; vamos a dejar la tecnología para difundir todo lo relativo al bitcoin. Además, seguro que casi ninguno de nosotros sabemos cómo funciona el algoritmo de cifrado de los bancos actuales. Realmente el cifrado, como usuario, me da igual, yo quiero que mi dinero esté cuando vaya a pagar. Con el bitcoin pasa lo mismo: las personas vamos a lo elemental. El bitcoin está dejando de ser de friquis tecnológicamente avanzados… realmente somos personas que queremos utilizar un medio descentralizado que nos dé mayores posibilidades y con menores costes.

“Al simplificar conceptos conseguimos que a la gente le sea más fácil acceder al bitcoin”

– ¿En el lado de las empresas o los servicios ve un cambio considerable en España al ser aceptadas cada vez más las criptomonedas como forma de pago? ¿Hay una división entre los que asumen claramente esta novedad y los que rotundamente se cierran a esta posibilidad?

Yo dividiría a los negocios en tres categorías, pero de una manera distinta a la que propone: las starups tecnológicas y las empresas más antiguas. Las primeras, como Cripto-Pay o territorio bitcoin, entienden qué es bitcoin y quieren funcionar contigo. Las segundas, hace años constituidas con su propia metodología, se dividen en dos grupos: las que quieren adaptarse a los cambios y las que no quieren saber nada del tema. Es curioso, esto no tiene nada que ver con la edad. A veces vas a una tienda típica de barrio y el dependiente de 60 años se interesa por el bitcoin; y luego, vas a jóvenes de 25 años y les explicas lo qué es el bitcoin y ellos lo rechazan pensando en sus clientes más mayores. Esto nos chocaba al principio.

– ¿Por qué en general se incide más en las virtudes del bitcoin desde el plano del consumidor y no tanto desde el plano empresarial?

Es cierto que se ha fomentado mucho los beneficios desde el lado de los usuarios porque para que las empresas estemos utilizándolo día a día los primeros que tienen que manejarlo son los consumidores. Una empresa, por muy buena que sea, no va a utilizar una tecnología si resulta que no tiene ningún usuario. No obstante, los empresarios que aceptan bitcoin también son consumidores de bitcoin.

“Pretendemos apoyar, no estar en medio, para que los usuarios confíen más en la red bitcoin”

– Ahí es donde entra en escena Cripto-Pay, ¿qué labor desempeña como gestor de pagos? ¿Es una empresa pionera?

En España, Cripto-Pay somos los primeros gestores de pago en bitcoin y en Europa seríamos los primeros o los segundos. Es verdad que somos los primeros que hemos empezado a admitir diferentes criptomonedas. Otras empresas aceptan algunas, empezaron antes, pero a un nicho limitado. Cripto-Pay está orientado a un modelo escalable porque hoy en día aceptamos cinco criptomonedas, pero de aquí a dos meses se introducirán tres nuevas. Es un modelo que está pensado para ir creciendo, introducir más criptomonedas y dar más facilidades a la gente. Las criptomonedas tienen muchos nombres diferentes. ¿Cuál es la que va a funcionar? Si todavía no sabemos muy seguros del todo cuándo se va a consolidar el bitcoin, cómo vamos a aventurar el nombre con el que se van a quedar las monedas. El protocolo es el mismo, lo que a lo mejor cambia es el nombre de la moneda.

IMG_20150206_121023

Víctor García barajando nuevas posibilidades de Bitcoin y nuevas criptomonedas

-En un mundo tan libre y heterogéneo como el del bitcoin, ¿necesitamos herramientas que pongan cierto orden?, pero éstas ¿no van contra su propia esencia?

El mero hecho de que haya una tercera parte, como Cripto-Pay, en el protocolo bitcoin puede parecer contradictorio. Si hablamos de un protocolo de peer-to-peer, de usuario a usuario, que una tercera empresa se meta… puede resultar contradictorio, pero también es verdad que en una transacción peer-to-peer siempre vas a depender de alguien: de la otra parte y de la otra parte, de ti. Yo me puede fiar de ti porque te estoy viendo aquí delante, pero ¿cómo me fío cuando voy a transferir un millón de euros a una persona que está en Alemania y no sé cómo se llama? Nuestra labor principal -aunque sin olvidar la de permitir los diferentes usos entre las criptomonedas, cambiar los pagos…- es dar esa seguridad. Si hay algún problema, puedes poner una queja formal y nuestro equipo lo investigará. Muchos comercios y clientes demandan la seguridad que te ofrece una tercera parte que ellos puedan elegir. Ahora mismo no tienen esa libertad: es el Banco Central o el Banco Central, no hay más. Hoy en día, quieren poder elegir; la libertad es lo que hace al usuario querer interactuar con empresas como la nuestra.

– En ese aval de seguridad, ¿puede ocurrir que a medida que una empresa de gestor de pagos en criptomonedas, como Cripto-Pay, a medida que crezca, aumente también el riesgo de garantía ante los clientes?

Desde el lado de las garantías nosotros hemos tenido en cuenta que un comercio que esté dentro de Cripto-Pay tenga que cumplir unos mínimos estándares tanto de calidad como de servicio y seguridad. Igual que nosotros estamos muy enfocados hacia la seguridad de cara al almacenamiento de las criptomonedas y la encriptación de las transferencias, también nos centramos en la seguridad de los clientes. Muchos clientes que hacen sus primeros pagos o personas que tienen sus primeros bitcoin y no saben cómo funcionan quieren que alguien les eche una mano. Pretendemos apoyar, no estar en medio, para que los usuarios confíen más en la red bitcoin.

“La libertad es lo que hace al usuario querer interactuar con empresas como la nuestra”

– ¿Comprobar, por lo tanto, que hay alguien detrás que “existe” se vuelve en algo fundamental a la hora de confiar en una empresa que trabaja con criptomonedas?

Este es nuestro factor diferenciador. Nosotros somos personas que estamos detrás y que queremos tener contacto directo con otras personas. Lo que la gente quiere no es que seas un ordenador y seas superbarato y vaya todo ultrarrápido. Prefiere que todo sea un poco más tradicional, pero que puedas dar un telefonazo si surgen dudas. Queremos tener ese trato con el cliente y hacer que el bitcoin no sea tan frío, sino que sea algo del día a día, que todo el mundo pueda utilizar y que cualquier usuario se sienta a gusto trabajando con el bitcoin.

– ¿Cuál es el primer mensaje para alguien que quiera ingresar en la plataforma de Cripto-Pay?

Que se registre y que pruebe. Que no tenga miedo. Hemos detectado que hay gente que se abre una cuenta y luego no se atreve a probar porque creen que puede romper algo. Eso mismo pasa con los bancos, cuando algún cliente ve por primera vez sus movimientos desde la pantalla del ordenador y no se atreve a tocar nada por si acaso. Queremos que la gente pruebe, que nos pregunte, que nos envíen correos, que se metan en nuestros foros y en los contenidos de nuestro blog. Esto es bitcoin, pero nada desaparece.

.- ¿Pero es verdad que en el mundo bitcoin hay un componente de anonimato que provoca una retracción?

Nosotros lo llamamos “pseudoanonimato”, porque es privado lo que tú quieras y público cuando lo decidas. Yo no puedo saber cuál es tu dirección de bitcoin ni los dineros que tienes en bitcoin, pero si tú un día me dices tu dirección, yo puedo ver que has trabajado con bitcoin y lo que has hecho. Nosotros proponemos mantener ese “pseudoanonimato” pero dar la posibilidad de hacerlo más público. Tenemos una opción para los escépticos del bitcoin, que permite borrar las propias direcciones de bitcoin entre nuestros clientes. Un wallet habitual no lo puedes borrar pero nosotros sí al gestionarlo con un servidor nuestro. En definitiva, queremos ser tu propio gestor de criptopagos, que sepas quiénes somos y dónde estamos.

victor-jardin

“El bitcoin está dejando se ser de friquis avanzados tecnológicamente… realmente somos personas que queremos utilizar un medio descentralizado que nos dé mayores posibilidades y con menores costes”

Cinco preguntas de usuarios de territorio bitcoin:

1.- ¿Qué coste supone para un negocio estar en Cripto-Pay?

Estar es gratuito. Cobramos por cada transacción que realice, si le pagan en una criptomoneda y el comercio quiere recibirlo en un dinero fiat, un 2% del monto total. Estamos es una etapa temprana y tenemos descuentos cuando observamos movimiento.

2.- ¿Ofrecen algún tipo de ayuda a organizaciones sin ánimo de lucro?

A todas las startups, asociaciones y fundaciones, en las que el uso del bitcoin no genere un uso lucrativo, no les cobramos nada.

3.- ¿Cuántos clientes tiene Cripto-Pay?

A 6 de febrero de 2015, estamos en 153 clientes. Todos están activos.

4.- ¿Cuándo nace su empresa y cómo ha evolucionado?

Empecé a programar Cripto-Pay en septiembre de 2013. De enero de 2014 a mayo de 2014 lo desarrollé. Lancé una mini-beta y regalé unos cuantos bitcoin a unos amigos, que probaron. En agosto se volvió a lanzar una beta más general y detectamos que los usuarios no encontraban las cosas como querían. Teniendo en cuenta las opiniones de los usuarios, en septiembre  de 2014 ya salimos con el diseño actual. Hoy en día estamos desarrollando nuevas funcionalidades y actualizaciones. Ahora estamos en una época de mejoras.

5.- ¿Cuántos trabajadores tiene Cripto-Pay?

Ahora mismo estamos trabajando alrededor de doce personas. Fijos somos cuatro, pero contamos con programadores externos y mentores que se encargan de la parte financiera.

Ilustración Cripto Pay

Ilustración Sergio Petrelli

Contenido extra:

Creamos nuestro gestor de pagos en Cripto-Pay – Tutorial (1)

 

Gestión de usuarios en Cripto-Pay – Tutorial (2)

 

Creación de direcciones y envío de transacción Bitcoin Wallet Cripto Pay – Tutorial (3)

 

Gestión y solicitud de pago Cripto-Pay – Tutorial (4)

Sientete libre de compartir

Sobre nosotros Oscar Dominguez

Óscar Domínguez, versátil B2B y B2C Marketing profesional con más de 30 años de experiencia. Conoce Bitcoin en septiembre de 2014 a raíz de una noticia publicada en prensa. Sin apenas conocimientos de Bitcoin, en noviembre de ese mismo año decide aventurarse en este proyecto (Territorio Bitcoin) que inició andadura el 19 de enero de 2015.

No se admiten más comentarios