Invertir anualmente en equipos informáticos resulta caro y poco rentable para aquellas empresas o usuarios que se ven en la obligación de reponer sus equipos con más asiduidad de la esperada. Es inevitable que, con el paso del tiempo, nuestro ordenador, ya sea bien en el trabajo o en casa, termine por estropearse o dejar de funcionar.

Sin embargo, mejorar el rendimiento y alargar la vida útil de los ordenadores y portátiles es posible siguiendo una serie de consejos. De este modo, podremos ahorrarnos dinero en reparaciones que podrían evitarse con solo seguir unas pautas.

Tener instalados programas residentes en el ordenador hace que estos consuman demasiada memoria RAM ralentizando sus funciones. Los programas residentes son aquellos que se inician al mismo tiempo que el ordenador se enciende, por lo que retrasan la función de inicio. De este modo, es mejor configurar tales programas (como antivirus, Windows Teams) para que se abran cuando nosotros necesitemos utilizarlos.

Otro de los trucos para evitar ralentizar el ordenador y mejorar su rendimiento es simplemente borrar los programas que no se utilicen habitualmente, o que lleven en desuso varios meses. Liberar espacio es clave para que el sistema del ordenador funcione más rápido.

En el caso de los ordenadores portátiles es primordial apagarlos cuando no se están utilizando para así prolongar su vida útil. Aunque un ordenador tiene capacidad para estar encendido durante un elevado número de horas, es necesario dejar que procesador y la batería reposen.

Mantener el equipo limpio y libre de polvo es importante para evitar que la suciedad se adentre en el ordenador. Para ello, se debe mantener el teclado libre de polvo y restos de suciedad, a la vez que mantener un espacio de trabajo limpio para que el polvo no se introduzca dentro del PC o torre de control.

Limpiar el ordenador por dentro al menos una vez al año nos ayudará con este fin y nos ahorrará problemas informáticos y logísticos, algo de suma importancia sobre todo si nos encontramos en un espacio de trabajo en el que el uso del ordenador es necesario.

Por otra parte, el cableado del ordenador (batería si es un portátil, cables VGA, HDMI, etc.) deben conservarse en un ambiente limpio y libre de polvo, organizados y no enredados entre sí.

Mantener los cables ordenados ayuda a evitar que estos se sobrecalienten al enmarañarse, lo cual prolonga su funcionamiento y ayuda a evitar problemas informáticos. Para mantener los cables ordenados puedes hacerte con un organizador de cables. Vendedores como RS Components ofrecen una amplia gama de organizadores de cables adaptados según el tipo de cableado que se desee ordenar.

Como se ha citado anteriormente, es inevitable que un ordenador deje de funcionar con el paso del tiempo. Sin embargo, queda en nuestra mano cuidar nuestro equipo informático para evitar averías tempranas.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.