¿Qué esperar de las criptomonedas en 2024?

0
527

El 2023 fue un año de recuperación para el mercado tras la debacle en noviembre de 2022, del que era hasta ese entonces el segundo criptointercambio más grande del mundo, FTX y su empresa proveedora de liquidez Alameda Research, que terminó el año pasado con un gran juicio contra su fundador Sam Bankman-Fried, y sus socios.

Bankman-Fried, alias «SBF», de 31 años, ex CEO y cofundador del criptointercambio FTX, que fue acusado por cargos de fraude electrónico, fraude de valores y lavado de dinero, entre otros, fue hallado culpable de todos los cargos por un jurado.

Además, de ello, el año pasado se vivió la inestabilidad bancaria en Estados Unidos y la quiebra de los bancos criptoamigables Silicon Valley Bank (SVB) y el Signature Bank, junto al Silvergate Bank, que finalmente el Comité de Basilea atribuyó a la quiebra de FTX y las repercusiones de la exposición a las criptomonedas en estos bancos.

El 2023 también estuvo marcado por las demandas de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), contra varios actores importantes de la criptoindustria en ese país como Coinbase, Bittrex, Kraken y Ripple Labs Inc., Brad Garlinghouse y Chris Larsen, junto a las acciones del Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos contra Binance, Binance.US, otras empresas de ese Holding y su CEO, Changpeng Zhao -más conocido como «CZ».

En el caso de Binance, su CEO y las empresas del grupo, terminaron con la renuncia de CZ y un acuerdo judicial de más de 4.300 millones de dólares con el DOJ y la SEC y al menos otras 4 agencias federales de Estados Unidos, así como cumplir con los requisitos de Compromisos y Monitoreo de transacciones impuestos por el Departamento del Tesoro.

Además de todo ello, se aprobó por mayoría en el pleno del Parlamento Europeo, el marco normativo de la Ley de los Mercados de Cripto Activos (MiCA, «por sus siglas en inglés»), para preparar su llegada este año en Europa, así como también la llegada de más regulaciones tributarias globales que comenzarán a hacerse palpables a lo largo de 2024.

A pesar de ello, el mercado cripto dejó cifras bastante positivas al cierre del año, con una capitalización total del mercado que aumentó sobre un 138%, lo que se traduce en un ingreso de más de 870.000 millones de dólares en capital en comparación con el cierre del 2022.

A esto se suma, que la principal criptomoneda del mercado, Bitcoin (BTC), registró un alza anualizada de casi 157,25%, una tendencia que también se pudo observar en la mayoría de las criptomonedas del Top 10, de acuerdo a los datos de CoinMarketCap.

Y es que las altcoins, registraron aumentos por encima del 150% en 2023, aunque con la excepción de algunas como el ether (ETH) de Ethereum o el token de binance coin (BNB), que tuvieron alzas de 43,58% y un 14,35% respectivamente. Pero sin duda, el gran ganador ha sido solana (SOL), que ha subido un 613,99% anual según datos de CoinMarketCap.

En medio de estos detalles, el año 2024 se vislumbra optimista aunque se podría decir que todo depende de varios factores, entre los cuales hay que contar con la confianza en el mercado por la esperada aprobación delos ETF de Bitcoin al contado (ETF Bitcoin Spot) en Estados Unidos por parte de la SEC, así como también por la próxima llegada del Halving a la red Bitcoin, que está prevista aproximadamente para el 18 de abril de este año, es decir en 101 días, desde el momento en que se redactó esta nota.

Adicionalmente, será necesario observar atentamente la evolución de las nuevas regulaciones y la normativa tributaria que han sido aprobadas en varias partes del mundo y que han comenzado entrar en vigencia en este año.

En el caso de Europa, es vital que el debut de MiCA estabilice el mercado de los criptoactivos con la implementación de su marco regulatorio, de manera que permita que aquellos bancos que deseen tener exposición a criptomonedas de forma regulada, puedan brindar una mayor reputación a este tipo de activos digitales para aumentar la confianza de los inversores.

Gracias a MiCA, el sector bancario tradicional podrá ofrecer servicios de custodia y trading de criptoactivos para sus clientes, lo que en consecuencia, podría aumentar su uso en usuarios que hasta ahora, habrían tenido criptomonedas de forma muy marginal o que hasta ahora no han invertido en este tipo de activos criptográficos por temor a perder sus capitales.

Desde luego, aunque a determinados banqueros como Jamie Dimon, el CEO del JPMorgan Chase de Estados Unidos, no les guste ni Bitcoin ni las altcoins y pida que sean prohibidas, las instituciones financieras tradicionales serán las que al final se encargarán de masificar su uso.

Muchos analistas, desde ya prevén que en el plazo de unos 3 a 4 años como muy lejos, será algo cotidiano y normal que una persona abra una cuenta en BTC, ETH u otro criptoactivo en el banco de su preferencia, por lo que es probable que muchos criptointercambios tengan ahora una feroz competencia por los inversores y quizás algunos tengan que cerrar.

En todo caso, este año sentará las bases para lo que será el futuro de las criptomonedas que tendremos antes de la década del 2030, ya que básicamente las regulaciones abrirán la puerta a una mayor adopción tanto de inversores pequeños como institucionales.

Y es que los inversores institucionales, están esperando el pistoletazo de salida, con la aprobación de las 13 solicitudes para los fondos cotizados de Bitcoin al contado que están pendientes. El primero, el de ARK 21Shares Bitcoin ETF (ARKB) de las firmas 21Shares y Ark Invest.

También están el de Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), que decidió convertir su producto Bitcoin Trust en un ETF de Bitcoin al contado desde 2021, batallando en las cortes hasta lograr vencer a la SEC, aunque haya sido postergada la decisión final para este año. El de iShares Bitcoin Trust (IBTC) del más grande gestor de activos del mundo, BlackRock.

Además, el de VanEck Bitcoin Trust (HODL) propuesto por la firma de inversión, VanEck. Bitwise Bitcoin (BITB) de la compañía Bitwise. Wisdomtree Bitcoin Trust (BTCW) del administrador de activos Wisdomtree.

Junto a ellos, los ETF de Invesco Galaxy Bitcoin ETF (BTCO) presentado por Invesco en asociación con Galaxy Digital. Wise Origin Bitcoin Trust liderado por Fidelity. Global X Bitcoin Trust propuesto por el proveedor de ETF, Global X. Hashdex Bitcoin ETF (DEFI) de la firmas de inversiones Hashdex. Franklin Bitcoin ETF impulsado por Franklin Templeton.

También, están pendientes, el de Pando Asset Spot Bitcoin Trust presentado por el administrador de activos suizo, Pando Asset AG. Y finalmente, uno de los más importantes el de Valkyrie Bitcoin Fund (BRRR) solicitado por Valkyrie.

De hecho, esta semana será la semana de las definiciones, ya que la SEC, tiene como fecha límite este miércoles 10 de enero, para decidir si aprueba o rechaza la solicitud del ETF de Bitcoin al contado presentada en conjunto por Ark Invest y 21 Shares, mientras que los plazos para otras aplicaciones vencen alrededor de marzo.

Se dice que, se espera que sea una semana de definiciones, porque si la SEC aprueba o rechaza este primer ETF, decidirá el destino de varias otras solicitudes que están pendientes, ya que esas solicitudes fueron prácticamente creadas de la misma forma y características que la solicitud de ARK 21Shares Bitcoin ETF (ARKB) de 21Shares y Ark Invest.

No obstante, Reuters informó a finales del mes pasado que la SEC se habría reunido varias veces con BlackRock, Grayscale, Fidelity e Invesco relacionado a los fondos cotizados de Bitcoin al contado y que supuestamente, al menos dos de estos gestores recibieron la instrucción del regulador para que presentasen los cambios finales en su formulario antes del 29 de diciembre, lo cual puede ser una señal de que la aprobación está cerca.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.